El Teatro Romano, construcción típica del Imperio octubre 2018El Teatro Romano, construcción típica del Imperio octubre 2018

El Teatro Romano, construcción típica del Imperio

¿Qué es el Teatro Romano?

El Teatro occidental pudo ser desarrollado y ampliado bajo la influencia del teatro romano. Así, el historiador romano Tito Livio escribió que el primer teatro experimental de los romanos tuvo lugar en el siglo IV A.C., con la puesta en escena de actores etruscos. Beacham argumenta que habían sido familiarizados con prácticas pre teatrales durante algún tiempo antes de que se diera el contacto con el teatro en sí. Por lo tanto, el teatro de la antigua Roma era una forma de arte pujante y diversa, extendiéndose desde el funcionamientos del festival de teatro de calle, bailando a veces desnudos y en acrobacias, para la puesta en escena de las comedias de situación ampliamente atractivas de Plauto, al estilo de alta, que consiste en elaborar verbalmente tragedias de Séneca. Aunque Roma tenía una tradición nativa de rendimiento, la cultura de helenización romana en el siglo III AEC tuvo un efecto profundo y energizante en el teatro romano y animó el desarrollo de la literatura latina de la más alta calidad para la etapa. Así, las tragedias romanas únicas sobrevivientes son de hecho los juegos de cualquier tipo del imperio romano, que son diez dramas, nueve de ellos atribuidos a Lucius Annaeus Séneca (4 a.c.- 65 d.c.), filósofo estoico tutor de Nerón.

Comprensión del Teatro Romano

El teatro era un espectáculo que formaba parte integral de la vida en el mundo romano. Algunas formas de este espectáculo tenía que ver con procesiones triunfales,  funerales aristocráticos y públicos,  banquetes, por ejemplo, que tomó como su telón de fondo la propia ciudad. Otros espectáculos similares se llevaron a cabo en edificios especialmente diseñados para el espectador: teatros para obras de teatro y otros espectáculos escénicos, anfiteatros para combates de gladiadores y bestias salvajes, estadios para competencias atléticas y los circos para carreras de cuadrigas. Como un todo, esta cultura dominante del espectáculo sirvió como vehículo para el anuncio por la élite sociopolítica y como medio de reforzar los valores compartidos y las instituciones de la comunidad.

Según el antiguo historiador Tito Livio, la primera actividad teatral en Roma tomó la forma de danzas con acompañamiento musical, introducido a la ciudad por los etruscos en el 364 A.C. El registro literario también indica que Atellanae, una forma de farsa itálica nativa fueron realizada en Roma en una fecha relativamente temprana. En el 240 A.C., juegos completos, con secuencias de comandos fueron introducidos a Roma por el dramaturgo Livius Andronicus, oriundo de la ciudad griega de Tarento en el sur de Italia. Los primeros juegos latinos que sobrevivieron intactos son las comedias de Plauto (activo ca. 205-184 A.C.), que eran principalmente las adaptaciones de la comedia nueva griega.

La tragedia Latina también floreció durante el siglo II A.C. Mientras que algunos ejemplos del género tratan historias del mito griego, otros fueron referidos a famosos episodios de la historia romana. Después del segundo siglo A.C., la composición de la tragedia y la comedia declinó en Roma. Durante el período imperial, las más populares formas de entretenimiento teatral fueron las producciones cómicas libertinas con parcelas sensacionales y de insinuación sexual y pantomimas que eran actuaciones de bailarines solo con acompañamiento coral, recreando generalmente la trágica de los mitos.

¿Cómo se desarrolló el Teatro Romano?

Las principales ocasiones de espectáculos dramáticos en el mundo romano eran fiestas religiosas anuales, o ludi, organizado por elegidos a magistrados y financiados con cargo a la tesorería del estado. Dedicatorias a templos, triunfos militares y funerales aristocráticos también proporcionan oportunidades para espectáculos escénicos. Hasta el 55 A.C., no había ningún teatro permanente en la ciudad de Roma, y los escenarios se organizaron en estructuras temporales, de madera.

Dado que el teatro en Roma no solo tenía que ver con la puesta en escena de situaciones de la vida de esta civilización, sino también con la características de las edificaciones en las que se llevaban a cabo estos espectáculos, es importante resaltar que con respecto a las edificaciones, las fuentes antiguas coinciden en señalar que el retraso que muchas veces ocurría en la construcción de un teatro permanente era debido a la activa oposición senatorial, aunque las posibles razones para esta resistencia se cree que era la preocupación por la moralidad romana, el miedo de sedición popular, la competencia entre las élites, que siguen siendo un objeto de debate. Relatos literarios de teatros temporales indican que podrían ser bastante elaboradas. De allí que, el mejor documentado que existe de un teatro es el construido por el magistrado M. Aemilius Scaurus en 58 A.C., que Plinio informa haber tenido un etapa del edificio que consta de tres pisos de columnas y adornado con estatuas de bronce.

Por otra parte, el teatro Romano prestó muchas de sus ideas del  teatro griego pero tenía menos acompasado filosófico y parecía más bien drama: acrobacias, gladiadores, malabaristas, atletismo, carreras de carros, naumachia (batallas navales), boxeo, venationes (peleas de animales) entretenimientos que tienden a ser grandiosos, sentimentales, de diversión con actores / artistas que fueron llamados “histriones”.

En este sentido, las tres principales influencias en el teatro romano fueron:

  • El drama griego.
  • La influencia etrusca  que destacó elementos de circo  
  • La Fabula Atellana – la farsa Atellana (la Atella era cerca de Nápoles).
  • Pudo haber influenciado la comedia del arte en:
    • Las farsas cortas improvisadas, con personajes comunes, de similares trajes y máscaras, se basan en la vida doméstica o la mitología.
    • El burlesque, parodia – durante el  primer siglo  A.C.
    • El Bucco: fanfarrón
    • El Pappas bullicioso: viejo tonto
    • El Dossenus: jorobado borracho, estafador
    • el drama que floreció bajo la República pero declinó en entretenimiento variado bajo el Imperio

¿Cual es el principal legado del teatro Romano?

El legado que pudiera considerarse el más importante del teatro Romano fueron sus formas, ellas son:

La Tragedia Romana

Se desarrolló durante el siglo I d. C. debido a que el Emperador Nerón era apasionado del teatro. El mismo Nerón hacía teatro recitando y cantando comedias y tragedias con trajes teatrales y máscaras, no solo en el palacio sino que se usaban los teatros. Así, el escritor de nombre Séneca escribía nuevas tragedias especialmente para Nerón. Sin embargo, a partir del siglo I la tragedia clásica se había cambiado por otro género de espectáculo, el pantomimo, que junto con el mimo dominaron la escena imperial. No obstante, en fuentes figurativas como son las esculturas, bajorrelieves, mosaicos, se retratan a personajes de la tragedia. Así, estos hallazgos permiten confirmar que se usaron argumentos trágicos, escenificados por los pantomimos y no sólo por los actores de tragedia per se.

La Comedia Romana

La comedia llevaba el nombre de los actores, por ejemplo la de Plauto y Terencio, también en el siglo I d.C. Este teatro se hacía con máscaras y trajes cómicos. Sin embargo, el mimo no usaba máscaras para representar la farsa divertida, porque la mímica en si no era suficiente. Después,  esta forma de teatro fue sustituida por el mimo y el pantomimo.

La Citarodia

Está forma de teatro se hacía por concursos y los intérpretes cantaban piezas de distintos géneros de forma teatral acompañándose de la cítara. En ellas también intervenía Nerón y se cantaban igualmente temas de tragedias. Igualmente, esta costumbre se extendió al componer música tomando fragmentos extraídos de las tragedias clásicas y cantarlos usando la cítara. También muchos de los cantores trabajaban como pantomimos.

La Atelana

Era una farsa atelana de los ascos de Atella, escenificados en la Roma del siglo II a. C. Tenían tono satírico, con una mezcla de versos y prosas intercaladas de forma rústica, con mascara fija. Llevaban los nombres de: Dossennus, Maccus, Bucco, Manducus, Pappus. Se usaron con el tiempo igual que los dramas satíricos de las tragedias. De igual manera, el papel femenino lo interpretaban hombres actores masculinos libres y que escondían su identidad mediante la máscara. Del mismo modo, los actores vencian la tentación de criticar a los poderosos, con trágicas consecuencias, es el caso del actor que criticó a Calígula y fue quemado vivo en el anfiteatro por orden del emperador. Durante el imperio romano tuvo mucho éxito pues fue plasmado en varias estatuas y máscaras de terracota que representan este tipo particular de la atelana, proveniente del imperio romano.

Los Tetimimos

Eran espectáculos coreográficos acuáticos que llevan ese nombre por la diosa del mar Tetis. Así el foso de la orquestra de los teatros se llenaban de agua y se escenificaban espectáculos de mimos silenciosas en exhibición desnuda femenina.

Las Naumaquias

Eran espectáculos tan sangrientos como las luchas de gladiadores pero con numerosos hombre con navíos, que morían en los combates. Eran muy similares a los combates de tropas, pero en dos pequeños ejércitos sin entrenamiento previo. De igual manera, se escenificaban a orillas de los ríos en un comienzo y luego se cambió a gigantescas piscinas en anfiteatros o coliseos. Así mismo,  deja a duda cómo hacen para cambiar los escenarios de un momento a otro de terrestre a acuático lo que parecía ser una de las atracciones. Pues el escenario estaba mayormente preparado para las cacerías y los combates de gladiadores.

El anfiteatro y El Coliseo

En estos escenarios se hacían distintos tipos de espectáculos pero los más resaltantes era la lucha de los gladiadores. Estos gladiadores eran prisioneros condenados por delitos graves, prisioneros de guerra y esclavos castigados por sus dueños. Pero también podían ser hombres libres sin otro recurso para vivir. Escenificando estas luchas se les daba la oportunidad de obtener la libertad, la fama y en ocasiones, una importante posición económica. Así, en el momento de la lucha, si uno de los dos luchadores caía herido levantaba la mano para pedir gracia. Entonces, el emperador o el magistrado que tenía el control de los juegos, decidía según la opinión del público que iba a gritar, animar y apostar por su gladiador. Por lo tanto, si había luchado bien, la multitud levantaba el pulgar pero,  si bajaban el pulgar, el vencedor mataba al vencido y recibía la palma de la victoria.

¿Cuales fueron los principales representantes?

En el Drama, se cree que  Livius Andronicus  (240 – 204 a. C),  escribió, tradujo y  adaptó comedias y tragedias, de las primeras obras importantes en latín. Poco se sabe, pero él parece haber sido mejor en tragedia. Así mismo, Gnaeus Naevius (270-201 a. C) destacó en la comedia,  y ambos ayudaron a “Romanizar” el drama introduciendo afirmaciones romanas en los originales griegos y utilizando historias romanas, haciendo que la comedia y la tragedia siguieran caminos diferentes.

Por su parte, Plauto cultivó exclusivamente la fabula palliata. Por lo tanto, tomó los modelos de la Comedia Nueva griega y la mayoría de sus obras son sobre temas ya conocidos, tales como:  el motivo del doble que genera confusión, la rivalidad entre un joven y un anciano para conquistar a una muchacha, las diferencias generacionales entre padres e hijos, los hijos perdidos y su posterior reconocimiento.  De igual manera este escritor de teatro tuvo un mérito indudable en el uso del lenguaje, elogiado debido a su riqueza y vivacidad por otros autores como Varrón y Cicerón. Por lo tanto en sus obras se encuentra todo vocablo de la Roma de ese tiempo, como fueron los diminutivos, exageraciones, redundancias, palabras griegas. Usando diferentes niveles en el lenguaje, desde el insulto grosero a la  parodia artificiosa, desde el acento lírico a la obscenidad. Por ello, sus escritos tienen gran fuerza cómica, por considerarse un hombre de pueblo que escribía para el gran público, de allí que su obra tenga un carácter popular que le imprime originalidad.

Por su parte, Terencio (190 – 159 a.C.) de origen africano, vivió entre la Segunda y la Tercera Guerra Púnica. Llegó a Roma como esclavo pero recuperó la libertad,  y era amigo de Escipión otro joven de la misma generación helenizante con la cual constituyó la cultura griega en Roma.

Se dice que escribió seis comedias llamadas: Andria, Hecyra, Heautontimorumenos (“El que se atormenta a sí mismo”), Eunuchus, Phormio y Adelphoe. De igual manera, se conservan los prólogos de las comedias en los que Terencio se defiende de los ataques de los críticos y busca atraer la atención del público que no tenía una actitud positiva de sus obras. Ya que, eran obras que no convencieron ni al gran público ni a los literatos, pues estos últimos le reprochaban la contaminatio (combinación de dos piezas griegas) de sus obras, el plagio y  otras colaboraciones en su composición.

El Teatro Romano, espectáculos escénicos
Titulo
El Teatro Romano, espectáculos escénicos
Descripción
El teatro Romano prestó muchas de sus ideas del  teatro griego pero tenía menos acompasado filosófico y parecía más bien drama
Autor
Editor
tiposdearte.com