Biografía de Johannes Vermeer julio 2018

Biografía de Johannes Vermeer

¿Quién fue Johannes Vermeer?

Johannes Vermeer, bautizado en Delft el 31 de octubre de 1632, murió el 15 de diciembre de 1675, de solo 43 años.  Llamado por sus contemporáneos Joannis ver Meer o Joannis van der Meer e incluso Jan ver Meer, fue uno de los pintores Holandeses más reconocidos del arte Barroco. Vivió durante la llamada Edad de Oro, en la cual las Provincias Unidas de los Países Bajos los cuales experimentaron un importante renacer político, económico y cultural. Así mismo, Johannes Vermeer realizó pocas obras, solamente se conocen 33 a 35 cuadros lo que se cree fue debido a que pintaba para mecenas, por encargo, más que para el mercado del arte.

Las primeras obras de este pintor fueron de tipo histórico, sin embargo lo que le da reconocimiento fue su pintura costumbrista, en la que están hechos la mayoría de sus cuadros. Así mismo, los más conocidos son Vista de Delft y La joven de la perla. Fue un pintor poco conocido y no tuvo una vida fácil, quizá debido al escaso número de pinturas que producía, por lo que, a su muerte dejó deudas a su esposa y once hijos.

A mediados del siglo XIX la pintura de Johannes Vermeer quedó casi olvidada, sin embargo el periodista Theophile Thore quien escribía artículos muy elogiosos de este pintor, contribuyó grandemente a su reconocimiento posterior. Actualmente es considerado uno de los más grandes pintores de los Países Bajos. También es particularmente reconocido por su maestría en el uso y tratamiento de la luz.

¿Cómo fue la cultura de Johannes Vermeer ?

De Johannes Vermeer no se sabe su fecha exacta de nacimiento, solo se conoce que fue bautizado como cristiano en la iglesia protestante Nieuwe Kerk de la ciudad de Delft el 31 de octubre de 1632, bajo el nombre de Joannis. De sus hermanos era el segundo hijo, y único varón, de Reynier Jansz y Digna Baltens. Su padre procedía de Amberes, y se trasladó en 1611 a Ámsterdam, trabajando como tejedor de seda, oficio entonces propio de la clase media.

El trabajo y comercio que realizaba su padre como actividad que él luego en 1652, heredó y dado que también su padre pertenecía oficialmente al gremio de San Lucas de Delft como marchante de arte, le permitió a Johannes Vermeer conocer a pintores como Pieter van Steenwyck, Balthasar van der Ast y Pieter Groenewegen.

Vermeer van Delft su padre, aún cuando era de familia protestante, se casó con una joven católica llamada Catherina Bolnes en abril del 1653. Tuvieron 15 hijos, la familia de la esposa era más rica que la Vermeer. Así, al parecer luego se convirtió al catolicismo  porque sus hijos llevaron nombres del santoral católico. Además,  una de sus pinturas llamada La alegoría de la fe, refleja la fe en la eucaristía, que no se sabe si se refiere a la fe de Johannes Vermeer. Luego se fueron a vivir a la casa de la madre de Catherina, Maria Thins, una viuda de buena condición económica que vivía en el barrio católico de la ciudad, por lo que Johannes Vermeer habría vivido allí con toda su familia durante el resto de su vida. Maria tuvo un rol fundamental en la obra del pintor porque no solo la primera nieta fue llamada con su nombre, ella también utilizó su posición económica para conseguir la fama de su yerno en el mundo del arte.

¿Cómo fue el Desarrollo  de la Obra de Johannes Vermeer?

Existe muy poca información  sobre los estudios que realizó  como pintor. Por lo que se sabe, pasó a formar parte del gremio de San Lucas el 29 de diciembre de 1653 como pintor libre. Para hacerse miembro él tuvo que tener una formación de mínimo seis años. También se ha demostrado que tuvo contactos con Gerard ter Borch. Asimismo, se ha especulado con que fuera alumno de Carel Fabritius, que a su vez había sido educado en el taller de Rembrandt. Esta hipótesis fue posteriormente aceptada desde que en el siglo XIX,  y el periodista Théophile Thoré la defendió y sigue estando muy difundida. Aunque, en la actualidad se duda de su veracidad. En su lugar, se suele mencionar a Pieter de Hooch, quien vivió en Delft entre 1652 y 1661, como una de las principales influencias de Johannes Vermeer, ya que se puede reconocer el estilo de Hooch, refinado y perfilado, en la pintura costumbrista de  Johannes Vermeer.

¿Porqué es Importante el  trabajo de Johannes Vermeer?

Johannes Vermeer aunque está adscrito al barroco, muestra una diferencia importante en sus obras que lo alejan del Barroco común. Estas diferencias son por ejemplo la intemporalidad y la cristalinidad, acercándose más hacia Jan Van Heyk, ello debido a que sus cuadros tienen menos adornos, su técnica es aséptica, con un aire cristalino, limpio, depurado, e intemporal como deteniéndose en el tiempo en un momento claro y eterno. Su obra resulta casi única  en el sentido de que es muy personal y por esto es difícil enmarcarla en un estilo. Igualmente, se define como de  cristalina austeridad y fidelidad obsesiva, alejada del barroco común. Así, Johannes Vermeer tal como en las perlas que adornan a las muchachas que ha representado, sin percatarse, representa la fragilidad de la vida en retratos que parecerían más bien hiperrealistas, aunque de un hiperrealismo muy meditado y quieto profundamente íntimo, encontrándose que  en algunos cuadros desde el barroco, se aproxima al tenebrismo manierismo caravagiano, muy apreciable en la Muchacha con turbante.

¿Cómo fue el Desarrollo y Técnica de Johannes Vermeer?

Sus pinturas se caracterizan por ser de un realismo fotográfico en el siglo XVII. Es considerado un pintor ilusionista, muy avanzado. Además, se cree que estuvo familiarizado con la ciencia óptica de su época y que probablemente utilizó para trabajar un instrumento óptico conocido como cámara oscura. Así, esta cámara oscura provee una imagen bastante precisa de la realidad visible, al disminuir la luz se conserva en las cosas la exacta proporción de su forma y colorido. Por lo que, se vislumbran tan perfectos sus cuadros, que es como si los fenómenos visuales estuvieran captados y presentados sin la intervención de un artífice humano. No obstante, hay rastros de pintura monocroma a modo de boceto en los mismos cuadros, como si en un primer estadio del cuadro, Johannes Vermeer se hubiese orientado acerca de la composición, las luces y las sombras, con colores sencillos, para luego aplicar las capas definitivas de color.

¿Cuáles son las principales Obras de Johannes Vermeer?

La obra de Johannes Vermeer sigue inspirando después de 350 años de su muerte. En sus obras destacan los trabajos con mujeres jóvenes y aunque era un marchante de arte al igual que su padre, se le consideró siempre más que un pintor. Solo trabajaba por encargo y no más de dos a tres obras al año. Creó 45 pinturas durante su vida. Las más importantes se destacan a continuación:

Cristo en casa de Marta y María

La historia era un tema frecuente en la pintura en el siglo XVI, ya que, en ella se reflejaba bien el problema de las buenas obras señalado por los protestantes, que las consideraban una acción superficial y para las apariencias. Este cuadro fue pintado entre 1654 y 1655, y Johannes Vermeer se inspira en el  Evangelio de San Lucas para su realización. Por lo que, es narrado en la literatura como la invitación que Jesús recibe a comer a casa de Marta y mientras ella prepara la comida, María escucha a Jesús. Marta quiere que María ayude y Jesús responde: «Marta, Marta, tú andas preocupada y te pierdes en mil cosas: una sola es necesaria. María ha elegido la mejor parte, que no le será quitada. Así, la composición es sencilla en comparación con otras obras posteriores y en forma de pirámide. Marta, con una cesta de pan en la mano, está situada detrás de Jesús, que está sentado en una silla y cuya cabeza está rodeada de una débil aureola. En primer plano está sentada María en una banqueta, con la cabeza apoyada en la mano. El gesto de María debía indicar reflexión. Como señal de devoción frente a Jesús, no lleva zapatos. El brazo extendido de Jesús señalando a María debía expresar que esta se había decidido por la mejor actividad. En esta obra Vermeer empleó contrastes de color fuertes entre el blanco del mantel y el rojo del corpiño de María, así como con el azul de la toga de Jesús.

Diana y sus compañeras

Esta obra fue pintada hacia 1655-1656. Alusiva a Diana, quien también recibió el nombre de  Artemisa, es la diosa griega de la caza especialmente casta. En arte, Diana se representaba con vestido corto o desnuda bañándose, sin embargo Johannes Vermeer la representa vestida, por la concepción puritana de la época en la que se rechaza la desnudez. Así, la ninfa medio desnuda detrás de Diana, muestra la espalda al observador. Igualmente, el cuadro es de poca acción, con dos ninfas sentadas junto a Diana sobre una piedra, una se encuentra al fondo y observa como la otra le lava los pies a Diana. Esta acción se vincula con lo religioso cristiano del lavado de los pies de Jesús. La escena ocurre durante la caída del sol, debido a las sombras en las caras de las mujeres. La oscuridad y la diadema en forma de luna creciente son una expresión de que Diana es confundida con Selene, diosa de la Luna. En la crítica del arte al cuadro Diana y sus compañeras se le han atribuido fallas, sobre todo en la representación de las posturas, por lo que se tiene la sospecha de que Vermeer no sea su autor.

La callejuela y Vista de Delft

Johannes Vermeer pintó los paisajes urbanos por encargos públicos o privados, y en raras ocasiones pintaba para el mercado libre. Ello encarecía el precio de la pintura paisajística. Ya en la ejecución del cuadro, de la Vista de Delft  que se pintó hacia 1660 ó 1661, Johannes Vermeer lo realizó probablemente apoyándose con una cámara oscura desde un piso alto. Al pintarlo desde la altura, la vista queda reflejada en las figuras de la esquina inferior izquierda. Por lo que, el cuadro muestra una vista de la ciudad con el río Schie en primer plano. Es así como en este cuadro se evidencia que Johannes Vermeer ordena los elementos arquitectónicos de manera diferente a otros pintores, él los coloca paralelos al borde del lienzo, al contrario que los otros, quienes intentan transmitir la vida interior de la ciudad con calles que se adentran.

Otra diferencia en el orden del cuadro, son los planos, ya que colocó en primer plano dentro de la composición, un área triangular de la orilla del río, lo que representa una tendencia empleada con frecuencia, por ejemplo en el cuadro Vista del Zierikzee de Esaias van de Velde. Así mismo, las pinturas de Johannes Vermeer se diferencian por el empleó para colorear el paisaje, usando colores ocres y marrones. Pues, sobre los edificios en la sombra en primer plano y los cascos de los barcos, colocó puntos de color para representar la estructura de juntas y las incrustaciones. De igual manera trabaja la luz no solo en un sentido paisajístico sino también incorporando un mensaje político con su composición. Así introduce entre las nubes la luz que ilumina sobre todo los edificios que se encuentran al fondo y la torre de la Nieuwe Kerk. Indicando con esta iluminación de la torre de la iglesia, una declaración política ya que, en la Nieuwe Kerk se encontraba la tumba de Guillermo de Orange, asesinado en un atentado en 1584 en Delft, considerado como un héroe de la resistencia contra España.

La alcahueta

Esta pintura fue realizada 1656, es el primer cuadro de Johannes Vermeer que puede enmarcarse dentro de la pintura costumbrista. Este cuadro trata el tema social de la prostitución, inspirándose en el cuadro que lleva el mismo nombre de pintor Dirck Van Baburen en posesión de su suegra, María Thins. La alcahueta se puede incluir en la categoría de los cuadros de burdeles, que son una subcategoría de la pintura costumbrista. El lienzo muestra a cuatro personas, dos mujeres y dos hombres en escenas que pudieran enmarcarse tanto de burdel como de una escena hogareña. En el primer caso, la mujer de la derecha sería una prostituta y el hombre que se encuentra detrás de ella sería un proxeneta. La mujer vestida de negro sería la alcahueta, que habría organizado el negocio.  Así en esta obra se ven igualmente presentadas dos características de sus cuadros, los planos desde lo artístico y el tema social vinculado como mensaje. Por lo tanto, desde la técnica, la composición produce sensación de lejanía respecto a la escena en el observador. Desde lo social, como los cuadros costumbristas, transmite valores, que casi siempre contienen advertencias.

La joven de la perla

Esta obra es conocida también con los títulos de  Muchacha con turbante, La Mona Lisa holandesa y La Mona Lisa del norte y es considerada una de las obras maestras del pintor Johannes Vermeer realizada entre 1665 y 1667. Tal como el nombre implica, utiliza un pendiente de perla como punto focal. Así en recientes escritos sobre Johannes Vermeer se resalta que  la imagen era un tronie, nombre que se daba en Holanda en el siglo XVII a las efigies peculiares y/o expresivas, de uso decorativo, que no tenían que ser un retrato identificable y que los pintores producían para demostrar su pericia. Por lo tanto, en la obra resalta el contraste del color y la expresión de la muchacha. Este realce se debe a la diferencia entre un fondo muy oscuro y lo que se puede ver del cuerpo vestido de la muchacha.  Es decir, se refleja el tenebrismo casi caravaggiano, aunque sin las actitudes dramáticas del estilo,  por lo que se mantiene la típica y cristalina tranquilidad que caracteriza a la mayor parte de las obras de Johannes Vermeer. La pintura se encuentra actualmente en el museo Mauritshuis de La Haya.

Biografía de Johannes Vermeer
Titulo
Biografía de Johannes Vermeer
Descripción
Johannes Vermeer fue uno de los pintores Holandeses más reconocidos del arte Barroco que vivió durante la llamada Edad de Oro
Autor
Editor
tiposdearte.com