Biografía de Rufino Tamayo (1899-1991) julio 2018

Biografía de Rufino Tamayo (1899-1991)

¿Quién fue Rufino Tamayo?

Rufino Tamayo siempre estuvo en la búsqueda de nuevas técnicas. No se adhirió nunca a las corrientes dominantes artísticas ni de carácter político.  Así mismo este pintor mexicano combina estilos de la pintura europea moderna con temas populares mexicanos.

¿Cómo se desarrolló Rufino Tamayo?

Tamayo asistió a la escuela de Bellas Artes en la ciudad de México entre 1917 y 1921, sin embargo, no estuvo contento  con el programa de arte tradicional y posteriormente siguió estudiando de manera  independiente. Fue el jefe del Departamento de dibujo etnográfico en el Museo Nacional de Arqueología (1921-26) en la ciudad de México, donde desarrolló gran  interés en el arte precolombino.

Tamayo pasó muchos años de su carrera en Nueva York, estableciéndose en la ciudad a partir la 1926 a 1928. Él conservó sus lazos con México y volvía a menudo, sin embargo, toda la inspiración del arte moderno la encontró en Nueva York. Especialmente las pinturas de artistas europeos, como Pablo Picasso, Georges Braque y Henri Matisse, por lo que fue profundamente influenciado por sus trabajos. Tamayo reaccionó contra las proporciones épicas y la retórica política de la pintura de los muralistas mexicanos, que habían dominado la producción artística del país desde la revolución mexicana. En cambio, escogió estilos formales y estéticos en las pinturas de caballete, fusionando estilos europeos como el cubismo y el surrealismo con el tema a menudo de la cultura mexicana.

En la década de 1930 Tamayo se había convertido en una figura muy conocida en la escena del arte mexicano. Vivió en Nueva York otra vez a partir la 1936 a 1950. Durante este período los distintos estilos de sus pinturas se ven plasmados en las figuras imperturbables en las mujeres de Tehuantepec (1939) y la violencia expresiva de los chuchos ladrando en animales (1941). A menudo usa colores vibrantes y textura en las superficies para representar sus temas en modos simbólicos, estilizados o semi-abstractos.

Tamayo exhibió sus pinturas en la Bienal de Venecia de 1950 y el éxito de la obra lo llevó al reconocimiento internacional. Él se dedicó luego a  diseñar murales para el Palacio Nacional de Bellas Artes en la ciudad de México (nacimiento de la nacionalidad y México hoy en día, ambos 1952-53) y para la UNESCO en París (Prometeo trayendo el fuego al hombre, 1958). Tamayo era un prolífico grabador, y también experimentó con la escultura de bronce y hierro.

Después de vivir en París a partir la 1957 a 1964, Tamayo se instaló en México. En 1974 donó su importante colección de arte precolombino a la ciudad de Oaxaca, fundando el Museo Rufino Tamayo del prehispánico arte. En 1981 Tamayo y su esposa donaron al pueblo de México su colección de arte internacional, que formó la base del Museo Rufino Tamayo de arte contemporáneo en la ciudad de México.

¿Por qué es importante el trabajo artístico de Rufino Tamayo?

Tamayo afirma, con convicción que,  el espíritu y el alma son todavía válidos bajo la estructura social mecanizada, exagerada. En 1972 una calle en Oaxaca fue nombrada con el nombre de Tamayo, y en 1974 donó un museo a la ciudad para la exposición permanente de su colección extensa de arte pre-colombino. Tamayo ha sido honrado con varios premios. Su obra se exhibe con frecuencia en galerías y museos en todo el mundo y se incluye en muchas importantes colecciones públicas y privadas.

Después de la revolución mexicana, Tamayo se dedicó a la creación de una identidad en su trabajo, y con sus pinturas. Por lo tanto, Tamayo expresa lo que él creía que era el México tradicional, negándose a seguir la tendencia política más que muchos de sus contemporáneos, tales como José Clemente Orozco, Diego Rivera, Oswaldo Guayasamín y David Alfaro Siqueiros. Debido a esta elección, fue visto por algunos como un “traidor” a la causa política, y él se sentía que no podía expresar libremente su arte, por lo que en 1926, decidió dejar México y mudarse a Nueva York. Antes de salir, Tamayo organizó una exposición individual de su obra en la ciudad de México, donde fue reconocido por su individualidad. Posteriormente, Tamayo regresó a México, esta vez contando con un gran reconocimiento y una  cobertura mediática.

Tamayo y Luis Remba fueron los primeros artistas que crearon un nuevo tipo de arte impreso llamado “mixografía”, la cual consistió en una técnica impresa en el papel, pero con profundidad y textura. Uno de su más famosas mixografías fue la titulada: Dos Personajes Atacados por Perros. Igualmente, Tamayo  realizó algunos murales, que se muestran dentro del Palacio Nacional de la ópera, de Bellas Artes en la ciudad de México. Uno de ellos se titula: Nacimiento de la nacionalidad (1952).

¿Cuáles fueron las técnicas pictóricas utilizadas por Rufino Tamayo?

Tal como se menciona anteriormente, Tamayo trabajó lo formal y estético en las pinturas de caballete, fusionando estilos europeos como el cubismo y el surrealismo con el tema de la cultura mexicana.  Igualmente, Tamayo siempre fue Indiferente a los muros del poder, recuperando el sentido primario de la creación plástica, ya que sus cuadros tienen una geografía acotada, por lo que, va a  los orígenes de la pintura a fin de descubrir como tantas veces, la autonomía de la figura, la independencia de la composición, la libertad del color, por encima de los significados políticos inmediatos, alejándose lo más posible de los símbolos de la revolución mexicana convertida en dogma estético y propaganda ideológica, buscando hacer un arte diferentes y  de fácil interpretación.

En este sentido, Tamayo se diferencia de los muralistas de la primera generación (José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros), por su trabajo con una noción práctica del arte independiente. En esta soberanía Tamayo encuentra su razón y fundamento, limitando su obra a dos dimensiones, no obstante, enfatiza las  texturas, yendo más allá del modelado y la volumetría del pasado, consiguiendo en el enriquecimiento resultante, un equilibrio de los elementos plásticos, por fuera de las intenciones de la Escuela Mexicana de Pintura. Por lo tanto, Tamayo tiene conciencia de los límites de las superficies, y respeta en su despliegue, el ritmo de la composición, definiendo lo esencial en el equilibrio independiente del motivo. Es decir, a Tamayo le interesa que su arte sea independiente y soberano, limita su obra a una estructura bidimensional, enfatiza la textura, yendo más allá del modelado y el volumen en obras de otros autores del pasado, buscando siempre un equilibrio de los elementos plásticos, respetando el ritmo de la composición.

¿Cuáles son las principales obras pictóricas de Rufino Tamayo?

A continuación se describen brevemente algunas de sus obras más representativas.

-Aviones, 1925
Esta pintura está realizada en óleo sobre tela, con una dimensión de  60.3×79.4 cm.

-Pintura académica  1935

Igualmente la presente pintura fue realizada en óleo sobre tela, en las dimensiones de 65.4×55 cm.

-Muro sin fin, 1958
Al igual que las pinturas presentadas anteriormente esta obra también fue realizada en óleo sobre tela, teniendo un tamaño de 35×55 cm.

-Fábrica, 1925
Pintura realizada en óleo sobre tela, con un tamaño de 105×100 cm.

-El Atormentado, 1949
Esta pintura resalta por un manejo magistral del color también en óleo sobre tela, realizada en una superficie de 100×80 cm.

-Músicas Dormidas, 1950

En esta obra destaca el uso y contraste del color, en óleo sobre tela, 135 x 195 cm.

-Los músicos, 1934

En esta obra se evidencia la traza, las constantes, los puntos de referencia y la relación con la realidad que aseguran sus posibilidades de comunicación con el espectador. Está realizada al igual que todas las anteriores en óleo sobre tela, 80×100 cm

-Amantes contemplando la luna, 1950

En esta obra se muestra la influencia en el pintor del cubismo en su etapa azul, está realizada en óleo sobre tela, en fondo negro y azul con un tamaño de 81.3x 99 cm.