Saltar al contenido

Dibujo Figurativo – Concepto, Características y Ventajas

Qué es el Dibujo Figurativo

Es un tipo de dibujo que hace énfasis en detalles resaltantes de la vida cotidiana que produce reconocimiento cognitivo relacionado con la realidad del individuo, como por ejemplo, un retrato o un paisaje, este se define por la representación de figuras reconocibles que puedan causar un impacto interesante en el espectador.

Conoce aquí la información del dibujo

Características del Dibujo Figurativo

Su característica más determinante es la estimulación de la imagen reconocible al punto de representar una idea, bien sea utilizando la verosimilitud, como el realismo artístico o bien distorsionando un poco la realidad, estimulando un idealismo artístico, intensificando de alguna manera algunos de sus aspectos llamando incluso a la caricatura expresionista.

En el arte figurativo se hace reconocimiento a la apariencia exterior del modelo encarnado. El creador tiene el modelo de frente, permitiéndole observar su acabado progresivo conforme va realizando su trabajo, también puede valerse de la memoria o la visualización final del proyecto.

El dibujante puede trabajar su modelo de frente progresivamente utilizando una herramienta natural y luego acabarla en su espacio de trabajo privado, también puede realizar la obra completa en el lugar donde se encuentra el proyecto, todo depende del tamaño y la logística que requiere el trabajo en progreso. 

Además del enfoque y la visualización, existen proyectos que requieren de un entorno específico para poder materializarlo, ello depende de los criterios personales del artista. En el caso de la fotografía, la relación del objeto capturado dará el resultado de la técnica empleada, es el caso también,  de las esculturas donde se trata de buscar un contexto figurativo.

Dibujo Figurativo

Requerimientos del Dibujo Figurativo

El dibujo figurativo requiere de un contexto percibido para el proyecto de arte, incluso en las bellas artes o las artes escénicas, ya que trata de transmitir una idea, o una expresión tomando como base un elemento real percibido por el dibujante de forma diaria.

El dibujante requiere de un movimiento, ubicación, imagen, incluso un símbolo presente que tenga una forma exagerada para establecer su representación mediante una carga sentimental o concepto que estimule el contexto figurativo que busca el artista en sus obras.

Este concepto figurativo está presente más comúnmente en la pintura y la escultura, ya que el artista siempre busca establecer una idea tomada de algún elemento personal, convirtiéndose este en la firma del artista que proyecta la obra. 

A su vez puede estar presente el dibujo figurativo en la arquitectura, tomando en cuenta las formas de la fachada con los elementos y los colores, que depende del tipo de arquitectura y si el arquitecto trata de implementar elementos figurativos en la obra.

Además, el dibujo figurativo suele encontrarse en casi todo tipo de obras, desde el arte prehistórico más o menos realista, hasta la representación de paisajes abiertos que contengan una cantidad de detalles, donde incluso el artista puede contar una historia dentro de los elementos plasmados en ella.