Saltar al contenido

Dibujo Libre – Definición, Técnicas y Herramientas

¿Qué es el Dibujo Libre?

En este dibujo se utiliza cualquier tipo de utensilio para hacer dibujos sin el uso y la ayuda de guías como reglas, bordes rectos o incluso proyectores y otros elementos de trazado o reproducción. Por lo que, solo se utiliza papel, lápiz y la imaginación.

Te damos lo que necesitas saber de dibujo aquí

Características del Dibujo Libre 

El dibujo libre necesita mucha práctica, paciencia y buenas habilidades de observación. Se realiza sólo mediante la coordinación de manos y ojos, en términos sencillos, este tipo de dibujo es realizado por una persona sin el uso de ninguna herramienta como reglas, o transportador.

No se utiliza tampoco el calco o cualquier otra técnica parecida por lo que, muchas personas que disfrutan del dibujo como pasatiempo utilizan este método de dibujo, simplemente llevando un cuaderno para este propósito y lápices, dibujando cualquier tema que  llame la atención y motive. 

Para dibujar de manera libre, hay que tener un buen sentido de las proporciones, un movimiento suave de la mano que permita trazar líneas nítidas, y algunas habilidades de sombreado para dar más profundidad al dibujo. 

Dibujo Libre

Estas habilidades requieren tiempo, paciencia y práctica, además de los consejos de un profesor o un artista que ayuden al interesado  a aprender a dibujar libre, de la manera correcta. Tanto si es un principiante absoluto, como si se tiene alguna experiencia en el dibujo, se deben seguir algunos tips para mejorar las técnicas. Seguidamente se le dan algunas ideas.

Herramientas básicas del Dibujo Libre

Adobe tiene un software, con el que se puede practicar el dibujo libre. Pero la mayoría de los artistas y profesores siempre recomiendan practicar las habilidades primero en papel y luego en cualquier software. 

Por lo tanto, antes de pasar a la tecnología digital, es recomendable seguir las herramientas básicas de dibujo, que son los lápices y los papeles. Por lo tanto, hay que comprar un cuaderno de bocetos que tenga papeles de tamaño A4, unos cuantos lápices de 2 ó 3 grados de 6B y 8B, para comenzar  a dibujar. 

Se debe evitar usar el borrador tanto como sea posible, no obstante, para un completo principiante, el borrador está permitido durante las primeras 2-3 semanas. Después de este período, se tiene que dejar de usarlo para agarrar confianza.

Se debe mantener  la mente en blanco y aflojar dibujando en un papel, círculos con un movimiento suave, sin apoyar la palma de la mano. Así que, se sostiene el lápiz con los dedos, y  se dibujan círculos por todo el papel. 

De manera similar, dibujar líneas horizontales, verticales y diagonales en la misma hoja de papel. Esto ayuda a mantener la mente en blanco, y a aflojar los movimientos del dibujo, para tener más confianza, y que las líneas salgan mejor si se practica esta técnica. Luego, hacer el proceso en 2 ó 3 papeles cada día, y a medida que la habilidad para dibujar mejora se puede continuar con esto sólo en un papel cada día.

Principios generales del Dibujo Libre

Observar todo lo que se ve alrededor, significa que, el segundo factor importante que ayuda a dibujar mejor de manera libre,  es el poder de la observación. Por lo que, se debe observar todo de cerca, mirando cada detalle y contorno de lo que se pretende dibujar. 

Se debe llevar consigo el libro de bocetos y practica junto con los lápices y sacapunta, garabateando los temas, y más tarde, las habilidades van mejorando. Así, garabatear pájaros, gente, paisajes, edificios, entre otros. 

Concentrarse en las proporciones, porque si se ha estado garabateando por mucho tiempo, y los dibujos se ven raros, comenzar a ver y mejorar la distancia entre dos ojos que es equivalente a la de un ojo. La altura de un humano, que es hasta 7 cabezas y media. Si se está dibujando estructuras y vida útil, entonces sentarse a una distancia cómoda del sujeto, sostener los lápices medir  la altura del objeto con el lápiz y dibujarlo en el papel.

Para añadir algo de profundidad a los dibujos, se debe aprender a sombrear, que es simplemente añadir luces y sombras a los bocetos, observando dónde está la fuente de luz, y dónde están las sombras de un objeto que cae sobre ella. Luego, que se bosquejan las sombras, los toques de luz y otros tonos sobre el objeto, esto añade más profundidad.