Saltar al contenido

Dibujo Natural – Características, Ventajas y Conceptos

¿Qué es el Dibujo Natural?

Aprender a dibujar implica el contacto físico con tantas cosas como sea posible. Partiendo del principio de que el dibujo es una experiencia sensorial, el dibujo natural, es realizar una ilustración de un modelo vivo utilizando personas, animales, plantas como modelos, con los que se puede  interactuar.

Conoce aquí los temas del dibujo

Características del Dibujo Natural

Era importante para este dibujo que el dibujante pueda tocar a los sujetos, porque, aunque se cree que la vista es el sentido más utilizado en las artes visuales, el dibujo natural es una experiencia que está particularmente influenciada por el tacto.

No siempre es fácil dibujar a un ser vivo pero, para el dibujante natural es una gran oportunidad de poder ilustrar la naturaleza al aire libre, estando expuesto a los elementos, lidiar con el viento, el sol, estar en contacto con lo que es natural, y vivo.

En el dibujo natural, la atmósfera ayuda al dibujante a expresar libremente su creatividad, viviendo una experiencia concreta con los animales y la naturaleza. Este hecho desarrolla también el respeto por la tierra. 

Como la observación es la clave del dibujo natural, se buscan sujetos en la naturaleza que se presenten en buenas condiciones para ser dibujados. Las técnicas se abordan en un paisaje, y luego se aplican a las plantas o animales, pequeños y grandes.

En el dibujo natural, el dibujante va copiando al modelo real en sus líneas, contornos, sombras, volumen. 

En el acto del dibujo natural, se establece una conexión  entre el dibujante y la naturaleza se realiza un acoplamiento estructural en el cual se produce el necesario conocimiento del objeto que se va a dibujar. Cualquier perturbación  que llega del medio será informada según la coherencia interna del sistema de conocer del dibujante. 

Dibujo Natural

La formas que se ven para dibujar no actúan como información predeterminada para ser elaborada en una lógica correspondencia término a término, sino en coherencia con las posibilidades del sujeto. El dibujo es el resultado de una puesta en escena de las perturbaciones que se producen en cada momento, en el  dibujo.

La obra plástica se produce en un campo de acción, entre convenciones culturales, posibilidades reales de la materia y aportaciones personales. 

En ese campo de acción, creado al disponer el dibujante sus gestos plásticos, cobran significado sus actuaciones.

En el acto de dibujar al  natural, además de la acción perceptiva existen varios tipos

de procesos que se implican fundidos entre sí, como son las emociones, los movimientos creadores de la imagen, que funcionan como intuiciones formales, núcleos primarios, y básicos del  acercamiento al mundo. 

También en el proceso del dibujo al natural, influyen  las imágenes mentales que provienen del acervo cultural, la consciencia de lo que se realiza, el análisis de la forma y la valoración de los datos obtenidos, así como la conclusión y síntesis en el dibujo construido.