Saltar al contenido

literatura clásica: qué es, cómo nace, características, géneros y obras

¿Qué es la época clásica?

Se denomina época clásica de la literatura a aquella que se generó durante los siglos X a.C hasta el siglo V d.C. Es considerada la piedra angular de lo que será, posteriormente, la consolidación de la literatura a nivel universal. Es así que la literatura de esta época engloba tanto la literatura griega como la literatura latina. 

Para esta momento de la historia, los pueblos ya se habían constituido en asentamientos, sin embargo se desarrollan una serie de guerras y conflictos entre las ciudades-Estado que implican principalmente a la Antigua Grecia y el Imperio Persa, acontecimientos que darán lugar a una gran cantidad de cambios sociales, políticos y culturales que se verán reflejados en las producciones literarias de la época. 

Conoce más sobre el origen y la historia de la literatura

Historia y origen de la época clásica literaria

Hablamos de la época clásica para referirnos al período greco-romano situado en la Edad Antigua entre el próximo Oriente Antiguo en sus primeras civilizaciones, la Alta Antigüedad y la Baja Antigüedad, que también es conocida como Antigüedad Tardía. Aquí es muy importante tener en cuenta que ya se registra una herencia cultural que logra mantenerse tras los “siglos oscuros” y que alcanzará su auge en épocas posteriores. 

Es necesario mencionar que durante esta época, tienen lugar varios acontecimientos determinantes, como lo son el nacimiento, el apogeo y la caída de ciudades griegas y romanas, acontecimientos que permitirán la producción de una gran cantidad de contenido literario, de allí que sea posible identificar la época clásica de la literatura. 

Por otro lado, es necesario mencionar que si bien la época clásica de la literatura también involucra a Roma, mucho de lo que esta cultura mantuvo fue herencia de lo desarrollado por Grecia tras la conquista de este territorio, de ahí que la literatura griega fuera tomada como modelo para la continuación y el desarrollo de la literatura romana en términos de formas y temáticas. 

imagen de odas

Desarrollo literario de géneros y subgéneros 

En este momento empiezan a establecerse los primeros géneros y subgéneros de la literatura, caracterizados en este primer instante de forma particular y concebidos de la siguiente manera: 

Poesía lírica: o la lírica, como será conocida posteriormente, tendrá uno de los más importantes avances en este momento, pues se desarrollan relatos que expresan la preocupación de las personas de la época, reflejada en obras como “La Odisea” y “La Ilíada”, de Homero, principal exponente de la literatura de la época clásica, así como otros autores que veremos más adelante. 

Oda: en este período también aparece la oda, otro de los subgéneros literarios que se enfocará en los cantos de carácter amoroso. Particularmente la oda proporcionará al género lírico el intimismo con el que se va a caracterizar a partir de ese momento. 

Elegía: es considerado uno de los primeros subgéneros establecidos en los que aparecen autores como Arquíloco de Paros, quien desarrolla textos en los que canta a su patria, la cual fue destruída con las guerras y enfrentamientos entre ciudades-estado. 

Género dramático: es importante resaltar que un género que nace de forma evidente dentro de esta época literaria es el género dramático, el cual inicia con una serie de representaciones de carácter religioso que involucra al ser humano con los dioses, el destino y el universo. Este tiene su origen en la poesía coral que era cantada en las fiestas en honor a Dionisos. Así, se desarrolla el drama, la comedia y la tragedia. 

Principales características de la época clásica en la literatura 

Las características más importantes de esta época literaria son: 

Contenido literario: una de las particularidades más importantes de este momento, debido a los enfrentamientos constantes y guerras, será el planteamiento del ideal del hombre de la época, de manera que la producción literaria evidencia una búsqueda de la perfección y del ideal de belleza de los hombres más importantes, digna de construir e imitar. 

Por otro lado, la literatura de la época clásica también se va a distinguir por hacer énfasis en relatos que expresan tonos personales e íntimos, donde los autores establecen diálogos consigo mismos, poniendo en conocimiento sus emociones y sentimientos. 

Forma de composición: en cuanto a la forma de composición que llevaban estos primeros relatos de la época clásica se desarrolla principalmente la rima, lo cual facilitaba la memorización de estos, además de una cantidad de sílabas determinadas, forma que será la base para la producción de otra serie de relatos variados. 

Prosa: es en esta época donde aparecen, también, los indicios de la prosa, la cual será compuesta con el fin de ser leída y que permitirá la narración de los conflictos constantes entre Grecia y persia. 

Forma de transmisión: otra de las características más importantes de la época clásica de la literatura, tiene que ver con la forma en la que se transmiten los primeros relatos, dado que se basa en una transmisión oral, la cual, similar a la época preclásica, pasará de generación en generación para mantenerse viva con el paso del tiempo y las regiones. 

Ideal de belleza: esta búsqueda constante que inician y propician los hombres, persigue una belleza ideal del cuerpo humano que se alcanzará a partir de la armonía y el equilibrio. 

Escritos sobre el origen: en este momento continúa la escritura de textos que pretenden dar explicaciones acerca del origen del mundo, del ser humano y del universo, continuación de lo que nace en la época preclásica de la literatura. Sin embargo, cada cultura tendrá una explicación distinta en cuanto al origen de todo. 

Personajes de las obras: particularmente en los mitos griegos los personajes serán héroes y dioses. Los dioses serán inmortales y con mucho poder, pero con una cercanía evidente a lo humano, lo cual era representado a partir de virtudes y defectos como la ira, el rencor, la envidia, los celos, la bondad, etc. Los héroes serán hombres que poseían cualidades extraordinarias, y podían ser hijos de mortales o de dioses. Ambos tipos de personajes fueron sustanciales para los poetas de la época, quienes los tomaron como inspiración para sus obras, pero seguirán presentes en los poetas de la posteridad. 

Literatura romana: como mencionamos, la literatura romana reside en la herencia de la literatura griega, sin embargo surgirán cambios como por ejemplo la invención de subgéneros como la fábula, la oratoria y la retórica. Además, tanto la literatura, como las demás expresiones artísticas concebidas hasta este momento, serán instrumentos ideológicos que estarán al servicio del Imperio Romano. 

Lengua latina: con la adopción de la literatura, Roma empezará a transmitir la lengua latina al mundo occidental, así como también otras áreas entre las que se encuentra la organización del gobierno, la ingeniería, el derecho y la administración. 

genero

Principales obras y autores de la época clásica 

Para este momento, Aristóteles empieza a establecer las distinciones de los primeros relatos a partir de la poesía épica y la epopeya, así como la poesía lírica y la elegía, géneros y subgéneros que podrás encontrar en nuestra sección de géneros literarios. Además de ello, la producción en rima y el número de sílabas, permitirá la construcción de otros subgéneros como los romances, la oda, las elegías y los sonetos. 

En cuanto a los autores más representativos de la época sigue sonando el nombre de Homero, que se dedica a la escritura de los grandes héroes y sus aventuras con obras como “La Ilíada” y “La Odisea”,así como Plauto, quien se dedicó a la escritura de comedias y Hesíodo, con sus escritos “Teogonía”, donde explica la genealogía de los dioses griegos, “Trabajos y días”, entre otros. 

En cuanto a las obras romanas de la época clásica, aparecen autores como Virgilio con su obra la “Eneida”, principal exponente del género épico, Suetonio con Los Doce Césares, Horacio con obras como epístolas, odas y sátiras, entre otros que fueron determinantes para el desarrollo de la literatura.