Saltar al contenido

Literatura española: qué es, historia, desarrollo literario, obras, características y más 

¿Qué es la literatura española?

Nos referimos a literatura española cuando hablamos de toda aquella producción literaria que fue realizada en lenguas como el catalán, el gallego, el castellano y el vasco. Reúne esta serie de lenguas por ser habladas durante siglos en España, además de configurar la lista de idiomas oficiales. A menudo también es conocida como literatura arábigo española, literatura hispano latina y judeoespañola, por las lenguas árabe, latín y hebreo. 

En la actualidad, y debido a la extensión de la lengua española alcanzada en otros continentes, dando así lugar a la literatura hispanoamericana, se convierte en uno de los principales referentes de la literatura universal, destaca sobretodo por importantes escritores en distintos géneros literarios a través de la historia. 

Más Acerca de Literatura

Historia y origen de la literatura española

El origen de la literatura española se remonta muchos siglos atrás y es evidencia de una serie de influencias internas y externas que han tenido lugar con el paso del tiempo, no sólo para su desarrollo inicial, sino que también serán claves para la literatura universal de nuestros tiempos. Sin embargo, es a partir del siglo XIII que se habla propiamente de la literatura española, pues empieza a escribirse juiciosamente, aún sin dejar de lado la existencia de la transmisión oral que se hacía en lenguas romances, que surgen de la evolución del latín.  

Es así que se considera que la literatura española nace en la Edad Media, momento en el que se escriben las primeras obras, entre ellas “El Cantar del Mío Cid” de autor anónimo, la primera obra escrita en lengua castellana y verso que se clasifica como cantar de gesta, dado que narra las aventuras del Cid. Esta obra sería transmitida inicialmente de forma oral por los juglares, artistas populares que iban de zona en zona ganándose la vida contando estas historias. De esta manera, la producción literaria española estará regida por los temas que se manejaban en la época medieval, como el contenido didáctico y la religión. 

Pese a lo anterior, siglos después los estudiosos encontrarán una serie de manuscritos antiguos conservados que darán cuenta de manifestaciones previas de la literatura española, como lo son las glosas emilianenses y las jarchas, que veremos más adelante. 

Durante el Renacimiento, la literatura española, experimenta importantes cambios a partir de la invención de la imprenta. Para este momento, los escritores empiezan a adoptar modelos de los escritores de la antigüedad e italianos resaltando figuras como Bocaccio, Dante y Petrarca. Es así que para este momento, luego de abandonar la Edad Media cuya intención era alabar a Dios, en el renacimiento el centro del todo será el ser humano, de manera que las producciones literarias, también de España, estarán orientadas a cantos sobre temas filosóficos, políticos, el amor humano, la naturaleza, las hazañas de los guerreros, entre otros. Es aquí donde la literatura española dará origen a movimientos y estilos claros de su desarrollo en los que emergen importantes escritores para la literatura universal, etapa que tiene lugar principalmente en el Siglo de Oro, del que hablamos aquí. 

En la actualidad, la literatura española no ha experimentado grandes cambios con movimientos o estilos, sino que, sus escritores han optado por inclinarse a distintos caminos ya marcados en la organización de la expresión artística, enmarcados por conceptos realistas y críticos que dan cuenta, en la mayoría de los casos, de las condiciones de su propia realidad. Sin embargo, con la globalización, tanto sus obras, como las obras clásicas de la literatura española han alcanzado mucha audiencia internacional, consolidándose como una de las más importantes de la literatura universal.

Desarrollo de la literatura en España

Dentro de las manifestaciones más antiguas conocidas hasta hace algunas décadas, encontramos las siguientes: 

Glosas emilianenses: será el primer texto escrito en románico español. Pese a no poseer un enfoque literario, sería un códice que aparece como el primer texto en un manuscrito dentro del monasterio de San Millán de la Cogolla. 

Jarchas: consistían en composiciones líricas que generalmente se enfocaron en temas amorosos y estaban escritas en lengua romance. 

Mester de juglaría: está formado por cantares de gesta, epopeyas de la Edad Media, cuyo contenido remosa en la temática nacional. Estos fueron escritos principalmente en árabe por poetas andalusíes árabes o también hebreos que se ubican en estas regiones. 

En cuanto a la épica que se trabajará en la literatura española, esta se caracteriza por trabajar un mayor realismo frente a elementos fantásticos, así como usar argumentos que pasarán a formar parte de las representaciones teatrales, su rima serán más sencilla y trabajarán un verso anisosilábico, de 14 sílabas con una pausa. 

A partir del siglo XIX empiezan a surgir varios movimientos y etapas en España que serán cruciales para la literatura universal, pues sus escritores van a enriquecer el arte a partir de variables y estilos entre los que encontramos el Romanticismo, el Realismo, la Generación del 68 y el modernismo, cuyo contenido puedes encontrar en nuestra sección de Literatura en movimientos y tipos de literatura. 

Posteriormente aparecerán otras manifestaciones como: 

Mester de Clerecía: surge como una forma de oposición al mester de juglaría, dado que se tratará de una literatura escrita por hombres instruidos o clérigos, que no siempre eran sacerdotes pero que tenían conocimiento sobre la lectura y escritura. 

Cantigas: serán presentadas por la lírica de la literatura española primaria. Consiste en una serie de poesías cantadas que eran compuestas por trovadores que componían su letra y música, también eran cantadas por los juglares. En cuanto a sus temas, podían cantar a la amistad, al amor o algunas de ellas, entre sus tipos más comunes eran las de maldecir. 

Poesía española 

La poesía de esta región se va a caracterizar por convertirse en un fiel reflejo del interior de los escritores, dando cuenta de sus pasiones, sentimientos, deseos y demás que se enfocan en temas como el amor pasional, la relación del ser con la naturaleza, las condiciones sociales, el misterio, entre otra serie de ambientes clave para su desarrollo. Es así que uno de los escritores y en especial, el representante de la poesía del Romanticismo en España es José de Espronceda, aunque con él, también proceden otra serie de escritores destacados. 

Teatro 

Particularmente lo que fue el teatro neoclásico no fue tan bien recibido, aunque las obras creadas durante el Siglo de Oro sí contaron con buena acogida. Las primeras eran rechazadas porque se consideraba que no cumplían con las tres unidades básicas que consistían en una acción, un lugar y tiempo determinado, además de que se mezclaba el drama y la comedia. Sin embargo, esto no fue impedimento para la audiencia extranjera, que sí se interesaba por este tipo de obras que rompían el ideal defendido. Es por ello que el romanticismo será clave para el desarrollo del teatro. 

Características de la literatura española

Entre los rasgos más importantes de esta literatura encontramos los siguientes aspectos: 

Variedad de influencias: como en otras regiones, la literatura en España también estará permeada por una serie de influencias de carácter cultural, religioso y social, que no sólo tienen lugar dentro de su marco, sino que también serán resultado de los contactos y relaciones con otros países del continente europeo, de manera que no será ajena a los estilos y movimientos que surgen en Europa en términos de producción literaria, principalmente. 

Autores anónimos: si nos referimos a los primeros períodos de desarrollo de la literatura española, debemos mencionar que muchas de las obras, llegada a la Edad Media, carecían de un autor reconocido. 

Transmisión oral: de otro lado, la transmisión oral, así como otras manifestaciones artísticas de otras regiones, constituye un papel fundamental en el desarrollo de la literatura, dado que en principio era la forma en la que se transmitían las obras hacia el pueblo. En la literatura española esto va a ser crucial para su evolución, pues serán recitadas principalmente por los juglares y trovadores que irán de pueblo en pueblo llevando las historias a personas que no sabían leer ni escribir, pues estas actividades correspondían en muchos, casos sólo al clero. 

Idealismo y realismo: otro de los aspectos clave de la literatura en España es la mezcla que aparece en las obras donde se combina el realismo con el idealismo, trayendo consigo lo popular con lo culto. 

Textos religiosos: otro punto importante y que destaca la literatura española, es la gran cantidad de producción literaria en el ámbito religioso, pues de hecho constituye una parte importante de su desarrollo literario en lo que principalmente la época medieval. Estos textos fueron escritos por sacerdotes y algunos incluían temas relacionados con la vida de los miembros de la Iglesia. 

Aspecto nacionalista: en varias de las obras de la literatura española se verá reflejada una preferencia por la escritura que moldea el nacionalismo, que también aparece dentro de la crítica de las producciones del país.

Poesía: la literatura española se caracteriza por seguir muy de cerca, en especial, lo que fue la poesía del romanticismo en el continente europeo, pues en cada una de sus producciones de este momento, los escritores se enfocarán en los conceptos y temas que defiende este estilo literario. Es así que la poesía se convierte en un compendio de sensaciones y sentimientos fieles del poeta. Esto dará origen a una preferencia poética más que política, en la que el sueño es más importante. 

Obras y autores más importantes 

Dentro de las obras de la literatura española más importantes, debemos mencionar “El Cantar del Mío Cid”, obra que es considerada la que da inicio a lo que será el desarrollo de la literatura propiamente en España. De otro lado, su distinción puede hacerse a partir de la poesía lírica, la ascética, la mística y otras inclinaciones que arrojan escritores como: Fray Luis de Granada, San Juan de la Cruz, Santa Teresa, San Ignacio de Loyola, otros como Miguel de Cervantes, Pedro Calderón de la Barca, Tirso de Molina, Mateo Alemán, Alonso de Ercilla, Lope de Vega, Francisco de Quevedo, Baltasar Gracián, Luis de Góngora. 

En poesía romántica resaltan autores como José de Espronceda, Carolina Coronado, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Pablo Piferrer, Nicomedes Pastor Díaz. En la escritura de teatro aparecen obras como “La conjuración de Venecia” escrita por Francisco Martínez de la Rosa, “El trovador” de Antonio García Gutiérrez, “Don Juan Tenorio” de José Zorrilla, “Muérete y verás”de Bretón de los Herreros. Y otros poetas como Ramón de Campoamor, Gustavo Adolfo Bécquer, Rosalía de Castro, Gaspar Núñez de Arce, entre muchos otros más. 

Para conocer más acerca de otras regiones que fueron determinantes para el desarrollo de la literatura, no dejes de visitar nuestra sección dedicada a este tipo de arte, donde podrás encontrar mucha más información.