Saltar al contenido

Melodrama: qué es, significado, características, autores, origen y más

¿Qué es el melodrama?

Es uno de los subgéneros del género dramático caracterizado por la forma en la que se interpreta, donde interviene con una pieza dramática profunda en la que expone toda la interpretación y expresión emocional de un personaje. En últimas, el melodrama funde las palabras con la música, turnándose para manifestar la expresión del personaje. 

Aunque si bien el melodrama nace en el género dramático y la producción teatral, en la actualidad puede aparecer en otros tipos de obras artísticas, ya sea literaria, teatral o incluso cinematográfica, donde la intención está dirigida a provocar y generar emociones en el público a través de estos recursos. Esto le ha permitido consolidarse como uno de los subgéneros más representativos. 

Significado de melodrama

El término melodrama tiene lugar con la unión de del griego -melos- con -drama-. Es así que el melodrama es un tipo de drama cantado, dado que proviene etimológicamente de la unión entre la música y la acción dramática. De esta manera la música se convierte en un elemento fundamental de la obra dado que es quien interviene y dicta los momentos más dramáticos y límites de los sentimientos de los personajes y las situaciones que se desarrollan en la obra. 

Definición de Melodrama

El melodrama se puede definir como un subgénero dramático popular que se enfoca en la expresión de los buenos y los malos en situaciones verosímiles que conmueven al espectador fácilmente. Es así que el melodrama aborda la expresión sentimental llevándola al límite en función de los sentimientos, emociones y sensaciones de cada uno de los personajes. 

Conoce más subgéneros del género dramático

Origen del melodrama

El nacimiento de este subgénero se ubica hacia el año 1797, pero es en el año 1820 cuando alcanza su máximo desarrollo con la publicación y el reconocimiento de obras como “La posada de Adrets”. Muchos expertos coinciden en que nace con la tragedia familiar creada por autores previos como Eurípides, Shakespeare y Diderot. Sin embargo, es desde 1790 que se considera un tipo de espectáculo popular en lugares como Inglaterra y Francia.  Con su integración a la representación de tragedias familiares, serán representaciones que no tendrán diálogos como acción prohibitiva ejercida por el poder para el teatro popular. 

En consecuencia, los autores y actores vana enfocarse en la expresión de los gestos y sentimientos por los que atraviesan los personajes para imprimir una mayor fuerza y evidenciar los sentimientos despertando los mismos en el público. Con la acentuación de los rasgos y el refuerzo de las características, se empieza a generar también una especie de complicidad de clase con el espectador, dado que empiezan a sobresalir los gestos de los personajes permitiendo que el público pueda sentirse identificado con él de acuerdo a su rol y experiencias. 

Con el paso del tiempo se verá el melodrama como un subgénero capaz de enlazar las preocupaciones de los seres humanos en función de su propia realidad con el mundo a partir de una vista generalizada donde la tensión crece constantemente y la mirada del público se funde como cómplice para poder unirse también a la vivencia de los personajes. De esta manera, el recurso base y esencial del melodrama pasará a otros escenarios con el fin de conectarse con el público, como por ejemplo al llegar a la televisión, donde a través de las telenovelas expresará su propio sentido. 

el melodrama y su caracteristicas

Características del melodrama

Para comprender de forma profunda este subgénero dramático, veamos cuáles son sus características más importantes de composición: 

Temática

Con frecuencia el melodrama aborda temáticas que se funden en el amor y las relaciones sentimentales, contando la historia de un amor imposible donde los amantes deben enfrentarse a una gran cantidad de obstáculos para poder alcanzarse el uno al otro sin que esto ocurra. Sin embargo, la mayoría de las veces el melodrama deja un final feliz en forma de recompensa de esa gran lucha de los personajes para ser felices. 

Lo bueno y lo malo

Una de las características centrales del melodrama tiene que ver con la división que se realiza de los personajes buenos y de los personajes malos, cada uno en representación de una postura. Es así que cada uno de ellos está modelado por buenos o malos sentimientos y emociones. Cada uno de ellos es exagerado hasta el límite, lo que permite que el público pueda sentirse identificado con ellos en distintos momentos. 

Máxima expresión

La exageración que realizan los personajes en cuanto a sus sentimientos y emociones implica una interpretación y entrega al texto por el autor, la cual también resulta nutrida de gestualidad que les permite usarla para recrear cada uno de los sentimientos que surgen de acuerdo a las situaciones que se van desarrollando en el curso del melodrama. 

Personajes

En este tipo de subgénero, cada uno de los personajes cuenta con un rol específico de manera que su caracterización puede no variar dentro de la composición. Esto dará lugar a la construcción de personajes en otras obras artísticas, donde el personaje de la víctima está dado por un personaje aparentemente débil, noble e ingenuo, mientras que el villano será alguien sagaz, ágil y egoísta, como suele suceder en las telenovelas, el cine, etc. 

Sentimientos y público

La gestualidad se maximiza y los sentimientos se exteriorizan al límite, acompañados por los sonidos de la música, así como el canto y la danza. Esta elevación de las expresiones generan el espectador un impacto en el que le permite poder identificarse con lo que le sucede e incluso llegar a despertar también sentimientos relacionados y directos. Dados los extremos a los que se lleva el personaje, el espectador es capaz de compadecer lo que ve, pero también es capaz de sentir temor inspirado por los sentimientos expresados, felicidad y piedad. 

Verosimilitud

En el melodrama, cada una de las situaciones que se presentan son verosímiles, sin embargo, el toque del melodrama está dado por los sentimientos que se desarrollan en ello. De esta manera aparecen aspectos como la desgracia llevada al límite, o la felicidad extrema, un destino hostil para los personajes, las injusticias, las virtudes del ser humano, entre otros elementos. 

Ubicación

El melodrama es verosímil en cuanto a situación pero no propiamente en su ubicación, dado que a menudo sitúa el desarrollo de los acontecimientos en espacios fantásticos que pueden llegar a tocar los salvaje de la naturaleza, los castillos, las islas, entre otros. 

Tipos de melodrama

Si bien no es una división histórica, el melodrama, a partir de su propia evolución y el desarrollo y las creaciones de artefactos que permitieron revolucionar la vida del ser humano, ha tomado distintos ámbitos de expresión además de la ópera y el teatro, tales como el cine, la radio y la televisión. 

De acuerdo a ello, ha sido posible establecer una clasificación en función del escenario en el que se desenvuelve, estos son: 

Melodrama en cine

Es uno de los campos en los que aborda distintos significados, dado que el melodrama en sus inicios en el cine se usa para las películas de acción y de aventura, sin embargo, pronto empezó a dirigirse al público femenino en su gran mayoría. Con el eventual desarrollo del melodrama, empezará a referirse a películas que contienen una carga emocional fuerte para el público, de forma que son películas del género dramático que inician una búsqueda de acercamiento a la condición humana con símbolos concretos. 

Melodrama en televisión

Es quizá uno de los escenarios en los que más se ha desarrollado este subgénero de la literatura, dado que el melodrama aparece en una gran variedad de formatos de producción, como no sólo serán las películas, sino también las telenovelas y las series. En este caso, se aplica a casi cualquier tipo de composición de carácter audiovisual donde los sentimientos del espectador son influenciados por los sonidos musicales. Sin embargo, particularmente, este formato, ha recibido una mirada más despectiva debido a las temáticas desarrolladas. 

Melodrama en teatro

Es uno de los espacios más antiguos en los que se desarrolla e inicia con el fin de definir un tipo de espectáculo más complejo que nace a raíz de la Revolución Francesa y la modificación de la vida habitual con una mirada más profunda, frágil y emocional. Es así que aparecerán escenas como el combate, el uso de las máquinas e incluso bailes para la construcción escénica, creando un nuevo espacio dramático que a menudo incluirá no sólo escenas de tragedia, sino también de comedia. Esta es la razón por la que se le considere como el subgénero teatral y literario más importante del siglo XIX.

Melodrama en radio

El desarrollo del melodrama fue tal que pronto se empezó a llevar a otros medios de comunicación emergentes como lo fue la radio, donde se ubica como uno de los principales recursos de este medio presentado a través de las conocidas radionovelas, después conocidas como seriales, en las que la voz era la protagonista de expresión, los sonidos ambiente y la interpretación de cada uno de los actores. Este tipo de composiciones se crearon a partir de situaciones cotidianas que buscaban impactar en el público a través de la herramienta esencial del melodrama sobre el sentimentalismo al límite. 

Melodrama en la ópera

También antiguo como su aparición en el teatro, el melodrama aparecerá en la ópera hacia el año 1774. En estas primeras etapas del subgénero dramático, el melodrama aparece con el fin de aumentar la importancia de cada uno de los personajes que se desarrollaban en la escena propuesta por la obra, de manera que empieza a acentuar sus características, especialmente distinguiéndolos y reforzando su posición de buenos y malos, sin dejar de usar la música para ello. Particularmente en la ópera, el melodrama se desarrolla a partir de la música y las frases musicales expuestas sucesivamente. 

still-life

¿Cómo escribir un melodrama?

Si bien la composición de este subgénero yace en el interior de una obra, podemos identificar una serie de elementos clave para la construcción de la pieza, en la que se expresen vivamente los sentimientos de los personajes elevados y tengan contacto emocional con el público. Veamos: 

Identifica la situación 

Es importante tener en cuenta que en el caso del melodrama, las escenas esenciales pueden estar ubicadas en diversas situaciones, sin embargo, de acuerdo a la trama y el punto en el que estén los personajes, estas se podrán exagerar de acuerdo a las emociones y sentimientos que se vienen desarrollando. Aquí conviene evaluar el contexto, el espacio, la época y el tiempo en el que transcurre la historia para construir el melodrama Es así que podemos aplicar el melodrama tanto en un momento feliz, como en un momento triste, incluso en un estado conflictivo en el que se lleven al extremo las personalidades bondadosas con las egoístas para establecer y acentuar aún más los aspectos de los buenos y los malos de la obra. 

Elige la temática 

Si bien la ubicación de la situación te permitirá identificar el contexto en el que ocurren los hechos, la temática te dará la sustancia y el contenido de la escena concreta en la que se desarrolla el melodrama. Estas situaciones en particular pueden ser diversas, dado que el autor puede enfocarse, por ejemplo, en los conflictos entre las clases sociales al límite, el enfrentamiento entre el personaje bueno con el personaje malvado, las condiciones sociales, la avaricia, el sacrificio de un personaje.