Saltar al contenido

Literatura mexicana: qué es, desarrollo literario, historia, características, autores y más 

¿Qué es literatura mexicana?

Nos referimos a literatura mexicana cuando hablamos de un conjunto de obras literarias que fueron escritas o bien en territorio mexicano, o bien por autores de origen mexicano. Sin embargo, esta literatura también comprende las obras que fueron escritas en el territorio mesoamericano, especialmente durante las épocas precolombina y colonial. La región de Mesoamérica, en sus inicios estuvo conformada por parte de México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica y Nicaragua. 

De esta manera, la literatura mexicana ha logrado desarrollarse de la mano de grandes autores que a través de la experimentación, experiencia y creación literaria, han marcado importantes estándares dentro de la literatura universal. Entre sus principales representantes encontramos autores como: Sor Juana Inés de la Cruz, Juan Rulfo, Octavio Paz, Jaime Sabines, Juan José Arreola, Rosario Castellanos, entre otros. 

Más de la Literatura

Historia y origen de la literatura mexicana

El origen de la literatura en México se remonta momentos previos a la colonización, cuando en este territorio, como en otros, estaba viva la literatura precolombina, de la que ya hablamos en otro apartado y que estaba constituida principalmente por las culturas maya, azteca e inca, que involucran indudablemente el territorio mexicano. Por este período, el registro escrito no era una práctica común frente a la creación literaria y tradicional, pues aunque contaban con un sistema de escritura avanzado, este estaba enfocado a asuntos de contabilidad. De esta manera, la manifestación literaria dependía de la transmisión oral para su conservación. 

Con la invasión europea, la literatura mexicana emerge. La llegada de los colonizadores supuso una modificación importante de concepciones, además de un sincretismo religioso y cultural. Los invasores contaban con un sistema de escritura y modo de registro que les permitió empezar a escribir las relaciones y las experiencias de todo cuanto vivían en América, de esta manera, las primeras manifestaciones literarias pertenecerán a cronistas, especialmente, como Bernal Díaz del Castillo y Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Su llegada, además implicó un sometimiento cultural que tocó la literatura, de manera que los nativos recibieron influencias y dominio acerca del sistema de escritura, sobretodo, de forma que pronto tuvieron que aprender sus formas de escritura. 

Esta mezcla de rasgos produjo lo que serán los primeros indicios de la literatura mexicana, considerada y llamada literatura colonial, en este caso de México. No obstante, la independencia de México y la revolución, fueron un acontecimiento determinante no sólo para la región como la liberación de la corona española, sino también para las manifestaciones culturales, entre ellas, la literatura, pues será una fuente de inspiración fundamental para lo que será, posteriormente, la novela mexicana que arrojará importantes escritores como representantes. 

La aparición, muchos años más tarde de los movimientos vanguardistas o el vanguardismo, tema del que ya hablamos en nuestra sección de literatura, será un campo que permita el aumento de la producción literaria, esta vez guiada por una serie de movimientos y estilos nuevos. Incluso, la narrativa como género experimentará una serie de combinaciones y modificaciones variadas que trabajarán los autores mezclando la fantasía y el realismo, compilando una importante producción para la posteridad en la literatura. 

book

Desarrollo de la literatura mexicana

Ahora bien, veamos los géneros, formatos y demás elementos que toma la literatura mexicana a lo largo de la historia para desarrollar sus manifestaciones artísticas:

Lírica: es uno de los géneros más importantes dentro de la literatura en México, siendo además uno de los más usados mientras estuvo presente el virreinato español en suelo mexicano. 

Epístola y crónica: además de la lírica, también son géneros que serán claves en el desarrollo de la literatura mexicana, dado que con el uso de estos formatos, se empiezan a narrar experiencias, eventos y características de las condiciones que vivía, especialmente luego de la conquista, cada pueblo que fue visitado por los invasores europeos. 

Narrativa: otro de los géneros fundamentales a lo largo de la historia de la literatura mexicana es la narrativa, dado que se considera que durante el período de la independencia de México, sucedida dentro del siglo XIX, serán los cuentos y las novelas, uno de los recursos claves de expresión literaria, además de los ensayos y posteriormente de la poesía. 

La poesía, el ensayo, la novela y el cuento empiezan a ser cada vez más fuertes e importantes durante los siglos XX y XXI, momentos en los que surgirán también los dramaturgos e historiadores que serán claves para la investigación e identificación de la cultura mexicana. De otro lado, México también hace parte de lo que se conoció como el “Boom latinoamericano”, uno de los fenómenos más importantes de la literatura en América, del que ya hablamos en otro apartado. 

italiana

Características de la literatura mexicana

Entre los rasgos más importantes de la literatura mexicana, encontramos los siguientes: 

Temas: en gran parte, las condiciones sociopolíticas, especialmente, que experimenta México, así como otros países de la zona, desencadenan en una serie de circunstancias que se convertirán en inspiración para la creación literaria, pues estos hechos implicaron una serie de eventos y consecuencias en la revolución. Sin embargo, además de ello, otra serie de temas frecuentes dentro de la literatura mexicana serán la desigualdad social y económica, la pobreza, la vida de los campesinos, el abandono, entre otros. 

Nihilismo en las obras: una de las corrientes más importantes debido al impacto que tiene en el desarrollo literario será el nihilismo, lo que generó una importante producción de textos que reflejaban eventos como la pobreza, la desigualdad, la exclusión de las comunidades indígenas, la carencia de una inclusión social, entre otras condiciones que generaban el crecimiento del pesimismo en sus artistas, tal como en sus habitantes. Muchos de estos autores se adhieren a la corriente con el fin de generar obras que aporten y llamen a los lectores a la reflexión. 

Antecedentes: la literatura mexicana es una de las más desarrolladas de la época, especialmente por sus antecedentes, poblaciones representantes de la literatura precolombina que habían alcanzado importantes avances en ciencia y arte, además de la escritura de tradiciones y leyendas de los nativos en el alfabeto latino que fue impuesto con la llegada de la corona española, lo que permitió poder conservar mucho de su contenido. 

Mezcla española y europea: evidentemente la llegada de los conquistadores españoles produjo un importante sincretismo del que la literatura no fue la excepción, no sólo por el alfabeto que fue impuesto, sino también por elementos figuras y demás aspectos que influencian de forma importante la producción literaria en territorio mexicano. 

Estilo académico: durante la escritura contemporánea y a partir del siglo XIX, la literatura mexicana se inclina hacia una escritura guiada por un estilo académico, lo que será una preferencia que trabajarán hasta la actualidad. Este estilo se atribuye a dos acontecimientos muy importantes, que son: la Revolución Francesa y la Revolución Industrial, además de los cambios sociales y políticos consecuentes. 

Expresividad: la escritura se convertirá en un medio que le permite a los escritores poder poner en ella toda su expresividad, principalmente ligado a condiciones y las sensaciones dentro de su entorno, de manera que incluye en sus ambientes las circunstancias sociales, las consecuencias de los cambios y modificaciones, así como otros eventos que generan en él sentimientos contrariados, pasiones y que, en muchos aspectos, son compartidos por la colectividad. 

Novedad contemporánea: una de las características más importantes de la literatura mexicana en la época contemporánea, tiene que ver con la intención de romper con las estructuras que se fueron implementando en épocas anteriores, especialmente de la época neoclásica, el renacimiento y el barroco. De esta manera la literatura en esta etapa responde a ese afán de liberación, incorporando, además, nuevos estilos y tendencias.  

Obras y autores más importantes 

Entre sus autores más importantes encontramos a Fernando del Paso, Ramón López Velarde, José Joaquín Fernández de Lizardi, Alfonso Reyes, Sor Juana Inés de la Cruz, José Emilio Pacheco, Juan Rulfo, Federico Gamboa, Juan José Arreola, Jaime Sabines, Elena Garro, Amado Nervo, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Angeles Mastretta, Rosario Castellanos, José Gorostiza, Laura Esquivel con su obra “Como agua para chocolate”, Mariano Azuela con su obra “Los de abajo”, destacados estos dos últimos dentro de la novela mexicana contemporánea, además de obras de Juan Rulfo como “Pedro Páramo” y “El llano en llamas”, las cuales se han convertido en referentes fundamentales de México y Latinoamérica en la literatura universal.

Algunos representantes del ensayo fueron: Lucas Alamán, José Vasconcelos Calderón, Serapio Baqueiro Barrera, Justo Sierra Méndez, Antonio Menéndez de la Peña, entre otros. Entre cuentistas y novelistas resaltan nombres como: Gregorio López y Fuentes, Rafael Delgado, Manuel Payno, Ignacio Manuel Altamirano, Guillermo Prieto, José Rubén Romero, Federico Gamboa, Florencio María del Castillo, también poetas como Manuel Acuña, José Juan Tablada, Rafael López, Manuel Gutiérrez Nájera, Salvador Díaz Mirón, Alfonso Reyes, entre otros. 

Para conocer más acerca de esta y otras manifestaciones literarias en otras zonas del mundo, te invitamos a visitar nuestra sección de Literatura, donde encontrarás una gran cantidad de información entorno a este campo artístico, además de historia, movimientos, autores y mucho más.