Saltar al contenido

Literatura del renacimiento: qué es, origen, desarrollo literario, obras y autores representantes 

¿Qué es la literatura renacentista?

La literatura del renacimiento, como también se le conoce, refiere a toda aquella literatura que se produjo durante el Renacimiento, época que abarca desde el siglo XV hasta el siglo XVI en el continente europeo. Se caracterizó principalmente por retomar las formas clásicas de la época grecolatina, proceso que se realizó no sólo en la literatura, sino también en otras expresiones artísticas, además de la filosofía. 

Muchos autores y artistas consideraron que durante la Edad Media se deja de lado el humanismo que había caracterizado la época clásica, razón por la que el término -Renacimiento-, toma título en este momento para retomar las ideas. Esto tuvo principal importancia sobretodo por la invención de la imprenta, herramienta que contribuyó sustancialmente a la difusión de las ideas que se plantean para esta época en materia cultural e intelectual. 

Conoce más sobre la historia y origen de la literatura

Historia y origen de la literatura renacentista

El movimiento de la literatura renacentista nace en Italia, considerado centro cultural que, posteriormente permitió que se fuera extendiendo a otras regiones del continente europeo. Durante este momento tiene lugar, también, la llegada de los españoles a América, proceso que influyó de forma importante en las expresiones literarias, llevando la mirada a una sobrevaloración de la razón por encima de la fe y la ciencia. 

Este acontecimiento será crucial, pues conducirá a los autores a obras con un sentido intenso hacia la razón humana como uno de los valores supremos. Es así que, específicamente en Florencia, la literatura renacentista tomará su primer lugar de desarrollo. Sin embargo, además de ello, la literatura del renacimiento se verá en medio de dos caminos fundamentales; de un lado la expresión de la idealización de la realidad, y de otro, la búsqueda por plasmar el realismo crítico. 

paso

Desarrollo literario en el Renacimiento 

Este momento será crucial para el desarrollo de la literatura, pues empiezan a surgir nuevas formas de escritura entre las que resalta fundamentalmente la novela. Sin embargo, también aparecen también otros subgéneros como lo son el soneto, el ensayo y el verso endecasílabo como forma de composición. 

La literatura renacentista continuará cultivando la poesía lírica, así como la poesía con contenido religioso, incluyendo en sus producciones la novela pastoril y los libros de caballerías, continuando con las representaciones dramáticas. Por otro lado es necesario mencionar que además del uso del verso decasílabo como estilo de la época, empiezan a trabajarse temas extranjeros que con frecuencia refieren a la universalidad. 

Así mismo, resalta en esta época la introducción de la figura del enunciador que da vida a la voz poética, el uso de la prosa con el fin de expresar ideas y opiniones, el uso estético que tendrán los mitos y las leyendas, el modo en que aparecen temas que no son de la misma región, y por sobretodo, la reducción de la función moralizante dentro de la literatura, pues en la literatura medieval este era un aspecto constante debido al poder de la Iglesia Católica y su sometimiento de las artes. 

Principales características de la literatura renacentista

Entre las particularidades más importantes de esta época para la literatura, encontramos las siguientes: 

Temas: los temas que abundan en la literatura renacentista son a menudo el amor que le canta a la belleza del alma y del cuerpo, así como la tragedia que se avecina cuando el amor no se logra. También aparecen temas relacionados con la idealización de la naturaleza y la forma en la que inspira a los artistas, la mitología clásica para traer de nuevo a personajes de este momento histórico, las hazañas de los caballeros, la crítica social que señala las injusticias y las desigualdades, así como la crítica a la Iglesia, cuestionando sus modos de actuar, corrupción y manejo del poder. En ello también incluye los sentimientos religiosos. 

Aunque si bien posee una serie de temas variados para sus creaciones, la mujer continúa siendo un eje de inspiración para el poeta, destacando características físicas claras y preferentes que resaltan la belleza sólo en la mujer que posea la tez blanca, el pelo rubio y los ojos claros. 

Tradición grecolatina: recordemos que esta época debe su nombre a la mirada que hacen los autores sobre la tradición cultural clásica grecolatina, la cual busca traer de vuelta sus formas y sobretodo el humanismo con el que se caracterizó el arte clásico, incluyendo la literatura clásica. 

Visión antropocéntrica: un aspecto esencial de este momento tiene que ver con el lugar que ocupa el ser humano, pues se considera ser el eje central del mundo, configurando de esta manera una visión antropocéntrica en la literatura renacentista. Este aspecto contrasta con las ideas que se profesan en la literatura medieval, donde es Dios el que ocupa el centro del universo, desarrollando anteriormente una visión teocéntrica. 

Razón: durante esta época, otro aspecto fundamental de desarrollo literario y artístico, tiene que ver con que la razón pasa a ser más importante que la fe, de manera que se pone la razón por encima de la fe enfatizando en la necesidad de cultivar un espíritu crítico y racionalista que será exaltado y trabajado en la literatura. A esto se debe añadir que la mentalidad de la época se entregaba a la curiosidad, estímulo que provocó a muchas personas el gusto por la investigación y la ciencia. 

A esto se debe a que en la época del renacimiento se hayan desarrollado importantes inventos, como lo serán la imprenta, la brújula, el telescopio y posteriormente, la reforma protestante en el interior de la Iglesia Católica. Es precisamente la imprenta la que permite facilitar el conocimiento de la escritura y la lectura entre las personas, lo que aumentó considerablemente el número de lectores y que se reflejó en el crecimiento de la demanda de producciones literarias. 

Naturaleza: para este momento y una de las constantes más importantes, sobretodo en la expresión poética, será la visión sobre la naturaleza, dado que se la considera como el máximo símbolo de la perfección, poniéndola así con una visión idealizada de la naturaleza. 

Princiales obras de la época renacentista

Esta época se caracteriza por una gran producción literaria, pues autores previos como Dante, Bocaccio y Petrarca inspiran a muchos de los escritores posteriores para sus propias producciones artísticas bajo el esplendor del Renacimiento. 

Entre las principales obras y autores que hacen parte de la literatura renacentista encontramos por ejemplo: “Utopía” de Tomás Moro, “Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra, “Noche oscura” de San Juan de la Cruz, “Elogio de la locura” de Erasmo de Rotterdam, “Gargantúa y Pantagruel” de Francois Rabelais, “El lazarillo de Tormes” de autor anónimo, “Macbeth” y “Romeo y Julieta” de William Shakespeare, “La reina del hada” de Edmund Spenser, “El cortesano” de Baltasar Castiglione, entre otros más.