Saltar al contenido

Literatura fantástica: qué es, características, obras y autores principales

¿Qué es la literatura fantástica?

Se trata de un tipo de literatura que se encuentra dentro del género narrativo y que se basa en el uso de elementos de la fantasía, de manera que se denomina literatura fantástica a cualquier relato en el que se incluyan elementos extraordinarios o fenómenos sobrenaturales, como lo es la magia. Sin embargo, es importante mencionar que la definición no podría abarcar todo lo que implica este tipo de literatura, dado que comparte elementos con otros tipos de relatos, como lo sobrenatural dentro de los relatos mitológicos.

literatura fantástica

Otra forma de definir este tipo de literatura, es mencionando que se trata de un fenómeno relativamente moderno que ha dado lugar a una importante cantidad de obras literarias entre las que se agrupan novelas y relatos cortos. De esta manera, la obra fantástica puede ofrecer un relato basado en la realidad pero que al analizarlo puede no estar en ella, incluyendo personajes u objetos tomados de ella pero con situaciones inverosímiles.

Aquí puedes conocer más sobre los tipos de textos

Origen de la literatura fantástica

El nacimiento de este tipo de literatura se ubica en la mitología, en particular en la grecorromana y la egipcia, pese a que su mayor momento de difusión y crecimiento haya sido hasta el siglo XX. Es por ello que serán los grandes relatos épicos de los que se tiene constancia de la Antigüedad, los que van a inspirar el desarrollo de la literatura fantástica en la que se encuentran los héroes mitológicos relacionados con los mortales, también las acciones de los dioses, entre otros.

De esta manera, en el siglo XX, el subgénero empezará a extenderse de forma importante en distintas zonas del mundo, generando, con el paso del tiempo, una gran cantidad de obras literarias que tendrán eco en la posteridad y por ello se convertirán en grandes obras de la literatura universal, entre las que encontramos El señor de los anillos y El Hobbit de J.R.R. Tolkien, pues sus obras están ambientadas en la Edad Media.

En definitiva, se trata de uno de los tipos de literatura y subgéneros más importante del mundo de la literatura, que además ha sido fuente de inspiración para la creación de piezas cinematográficas, así como también de juegos.

Desarrollo de la literatura fantástica

Este es quizá uno de los géneros más complejos de definir, dado que, como mencionamos, guarda una relación muy cercana con otros tipos de literatura. Aún así, ha logrado un importante desarrollo e incluso ha dado lugar a subgéneros emergentes de esta modalidad para la literatura. Entre ellos encontramos los siguientes:

Alta fantasía

La acción de este tipo de textos está dentro de un mundo ficticio que puede o no, estar completamente alejado de la realidad o bien, parcialmente. En este tipo de relato suelen estar presentes instrucciones sobre la localización en la que se van a desarrollar las acciones y con frecuencia, existe una amenaza maligna en la que se sumergen los personajes. Entre sus elementos más comunes, están: hadas, gigantes, magos, profecías, nuevos dioses, oráculos, enanos, entre otros.

Baja fantasía

En este tipo de relatos, la historia se basa en las condiciones que enfrenta uno o dos héroes dentro del suceso. A menudo se desarrolla en una zona apartada del mundo real que incorpora criaturas mágicas. Sin embargo, la raza que comúnmente predomina en los textos o relatos de la baja fantasía suele ser la raza humana.

Además de estas dos clasificaciones en concreto, es posible identificar otras modalidades que emergen de la literatura fantástica, como lo son las siguientes:

Fantasía oscura

Se caracterizan porque los relatos ocurren en un mundo irreal pero a la vez sombrío. Los personajes de estos relatos se mueven en función de propósitos malignos. Por lo general, el relato conducirá a un poder que se enfrenta a la violencia y la locura.

Fantasía histórica

Podemos identificar este tipo de literatura fantástica porque se ambienta en un momento histórico de la humanidad, en la que pueden aparecer personajes históricos que se presentan. Incluye elementos como las armas, hay alusiones al tiempo y la época, la tecnología, etc.

Ciencia Ficción fantástica

También conocida como fantasía científica, es un subgénero que incluye la tecnología y la ciencia de forma predominante, acompañado de otros elementos propios de la fantasía.

Fantasía urbana

Son relatos que cuentan con una ambientación dentro del mundo como lo conocemos o bien, en otros mundos que cuentan con características similares, entre ellas la ciudad como eje central. A menudo incluye aquellas zonas urbanas clandestinas para su ambientación, donde existen combinaciones de seres humanos con otras criaturas.

Fantástico extraño

En esta modalidad los sucesos parecen sobrenaturales en el desarrollo del relato, sin embargo, al finalizar existe una explicación racional que aporta el mismo relato y que no da lugar a las deducciones posibles del lector para su explicación a partir de la realidad.

Fantástico maravilloso

Es uno de los tipos de relato que más cercanía tienen con el mundo de la fantasía más pura, dado que los sucesos no cuentan con una explicación, al menos racional, como se desarrollan. Se encargan de llevar al lector a la idea de que se podría explicar solo si se concibe la existencia de lo sobrenatural. Sin embargo, es posible hallar elementos que guíen.

origen de la literatura

Características de la literatura fantástica

Entre los rasgos más distintivos que dan lugar a este subgénero, y de los que además se ha partido para el desarrollo de una gran cantidad de obras literarias que podemos encontrar en la actualidad, encontramos los siguientes:

Elementos fantásticos

Y de ahí su nombre, este tipo de literatura aborda no solo personajes, sino también escenarios y elementos que van en vía contraria de lo racional y lo lógico. Este será el elemento fundamental que dará lugar a este tipo de relatos. El contenido fantástico permite identificar lo que le brinda las bases a la literatura fantástica y es todo aquello que está fuera de la realidad o que no es posible de creer.

Presencia de dos planos

Otro de los rasgos que además permite identificar el relato fantástico, tiene que ver con la existencia y además, convergencia de dos planos. De un lado encontramos el plano real que constituye nuestra propia realidad y de otra lo insólito, lo que será dado por el escritor. En este sentido, lo creíble y lo no, se encuentran en un mismo lugar para una creación artística. En definitiva, hablamos de una literatura que se ubica en los límites de lo posible y lo imposible, presentando siempre el rasgo de verosimilitud.

Es así que es posible identificar elementos recurrentes como las alteraciones del tiempo, alteraciones en el espacio, existencia de portales que permiten la entrada a dimensiones paralelas, metamorfosis, sueño en el mundo real, entre otros.

Sorpresa en los personajes

Un elemento crucial que además logra impactar de forma importante en el lector, es que la presentación de lo fantástico provoca en los personajes una gran variedad de sensaciones con las que pueden identificarse los lectores. Así, a menudo la irrupción del mundo fantástico genera en los personajes miedo o angustia debido a lo increíble de los sucesos, elementos o personajes adicionales.

Posibilidad de mundos

Si bien parte de los relatos fantásticos están ambientados en el mundo real, también existen aquellos que están constituidos desde otro tipo de recursos y posibilidades. Es así que dentro de la literatura fantástica es posible identificar varios tipos de mundos en los que, en muchos casos, son el lugar de origen de personajes inusuales o elementos sobrenaturales. Estos pueden ser mundos alternos o mundos paralelos.

Estimulación de la imaginación

La ausencia de explicaciones que devengan de la realidad como la conocemos, permite que el lector pueda estimular su imaginación y que sus búsquedas siempre vayan más allá de lo que le rodea. De esta manera, podrá encontrar respuestas parciales dentro del mismo ambiente que se le presenta en el texto.

Obras y autores más importantes de la literatura fantástica

Entre las obras y autores más importantes de este tipo de literatura, encontramos: El monje (1795), de M. G. Lewis, El diablo enamorado de Jacques Cazzotte, Melmoth, el errabundo de Charles Robert Maturin, cuentos del alemán E.T.A Hoffmann, El señor de los anillos y El Hobbit de J.R.R. Tolkien, Las crónicas de Narnia de C.S. Lewis, Terramar de K. Le Guin, obras de Edgar Allan Poe, así como de Sheridan Le Fanu, Arthur Machen y M.R. James.

Otras obras fundamentales en la literatura fantástica y referentes de la literatura universal, son: Alicia en el País de las Maravillas, Harry Potter, Crepúsculo, La historia interminable, Dragonlance, Peter Pan, Charlie y la fábrica de chocolates, Juego de Tronos, El color de la magia, Crónica del asesino de reyes, Nacidos de la bruma,El mago de Oz, La rueda del tiempo, Canción de hielo y fuego, entre otras.

Para conocer más del mundo literario, así como también otros tipos de literatura, subgéneros y más, continúa visitando nuestra sección dedicada a esta expresión artística donde encontrarás una gran cantidad de información.