Saltar al contenido

Literatura humorística: en qué consiste, cómo se desarrolló, características y obras

¿En qué consiste la literatura humorística?

La literatura humorística, también conocida como literatura de humor, se refiere a un tipo de texto en el que el autor crea conscientemente efectos de carácter cómico dentro de su obra y a la vez, expresa su posición ante ella. Es importante resaltar la función intencional, dado que en muchos casos es posible encontrar obras en las que los autores caen en la comicidad son advertirlo y que no incluye la literatura de humor.

A lo largo de la historia el humor y la literatura han tenido una relación cercana y casi milenaria que ha sufrido diversas transformaciones y procesos con el paso del tiempo, partiendo de factores principales como su contexto social, político, religioso, intenciones, funcionalidad, etc, que lo han dotado de grandes alteraciones.

literatura humorística

Por otro lado, es necesario considerar que el humor en la literatura posee un componente subjetivo, dado que la comicidad puede variar en los lectores. En este sentido, de acuerdo al lector, la literatura de humor puede o no tener el efecto al que el lector apunta.

Aquí puedes conocer más sobre los tipos de textos

¿Cómo se desarrolló la literatura de humor?

Para hablar de la literatura humorística, es necesario situarnos en el surgimiento del humor o la actitud humorística luego de la creación de los géneros literarios más importantes y las creaciones clásicas. De este modo, la actitud humorística de la que hablamos, surge como una reacción creativa ante todo aquello que figuraba como oficial dentro del campo literario.

Bajo este panorama, sin embargo, a Homero se le atribuye el uso de parodias dentro de las epopeyas y más adelante se verán tintes de humor en la comedia griega de la mano de exponentes como lo fueron Menandro y Aristófanes. Hacia la Edad Media, el humor se convierte en un espacio cortesano que a través de elementos como la sátira se usa como un instrumento con el fin de propugnar una intención educativa y moral dentro de los sermones, razón por la que serán usados posteriormente en las fábulas.

De este modo, ya períodos previos al Renacimiento, en obras como el Decamerón de Giovanni Bocaccio se empieza a gestar el humor que seguirá su desarrollo en el Renacimiento, donde en este momento queda exento de la intención moralizadora y logra una mayor independencia convirtiéndose en un valor burgués que deja en exposición el goce de la vida, como se observó en la obra Gargantúa y Pantagruel de Francois Rabeleais.

Tipos de humor de la literatura de humor

Ahora bien, es momento de conocer las categorías en las que se desarrolla la literatura de humor y cómo funciona cada una de ellas. Es importante recordar que a lo largo de la literatura, en sus diversos géneros y manifestaciones, los autores han incorporado uno u otro elemento de los que veremos, enriqueciendo así no solo sus propias creaciones, sino también su género. Estas son:

Ironía

Esta es una de las principales categorías y ciertamente una de las más usadas en las que el juego con acepciones y las connotaciones de lo que se está diciendo, se desenvuelven tanto en el sentido literal como en el sentido figurado. De esta forma, se explica determinado suceso por el contexto que no se expresa de forma directa. La ironía requiere de la inteligencia y sagacidad del lector para poder identificarse.

Sátira

Esta categoría se ubica muy de cerca a la ironía y se distingue principalmente por el uso del humor orientado a la crítica de costumbres sociales. En este sentido, cuando el autor usa la sátira, se ve en la necesidad de incorporar una postura moral que, en el desarrollo, permite expresar parte de su pensamiento.

Parodia

Una de las parodias más importantes de la literatura universal es El Quijote de la Mancha, principal obra representativa de esta categoría. Cuando hablamos de una parodia o la existencia de esta, nos referimos a la imitación humorística de un señalamiento forzado, a menudo basado en convenciones dentro de un contexto determinado.

Sarcasmo

Y en esta última categoría, este elemento permite incrementar el aspecto mordaz de forma que puede llegar a burlarse de los objetivos con un tono más elevado pero manteniendo la sutilidad. El sarcasmo también apela a la inteligencia del lector para que pueda leer lo que se quiere decir o bien el mensaje entre líneas que se sugiere.

Características literatura humorística

Características principales de la literatura humorística

A continuación veremos una serie de características clave que debemos considerar a la hora de evaluar este tipo de textos y que son frecuentes en ellos. Así, encontramos los siguientes rasgos:

Uso moralizante

Uno de los principales objetivos con los que fue usada la literatura de humor o la literatura humorística, especialmente durante la Edad Media, tuvo que ver con la función moralizante. En este caso, el uso de este tinte en la literatura estaba orientado a que el lector pudiera identificar fácilmente lo más conveniente teniendo en cuenta la religión y sus dictámenes.

Intención humorística

Si bien muchos textos pueden incluir tintes cómicos dentro de sus obras, muchas veces esto sucede sin que el mismo autor lo haya propiciado conscientemente. Es por ello que cuando hablamos de literatura de humor, hablamos de un tipo de texto en el que el autor tiene la voluntad e intención de provocar el humor y con ello la risa en su obra.

Búsqueda del efecto gracioso

Muchos autores y expertos coinciden en que la literatura humorística es uno de los tipos de literatura más complejos para los escritores, dado que, además, la risa suele ser un elemento altamente subjetivo, de manera que no a todos los lectores pueden resultarles graciosos los mismos sucesos o situaciones. Sin embargo, en el proceso de este tipo de obras, los autores se fijan como objetivo el efecto de humor en el lector.

Variedad de recursos

En esta búsqueda del efecto humorístico, y como vimos con los tipos o categorías de humor, la variedad de recursos para la literatura de humor suele enriquecer las situaciones idóneas para el humor. El autor se vale de estas para empezar a construirlo de tal forma que el mismo lector pueda ir imaginando la situación o simplemente leer algo al final que vuelva absurdo todo lo anterior.

Entre estos recursos encontramos la ridiculización, el equívoco, lo obvio, lo absurdo, el juego de palabras, el doble sentido, la repetición, lo sorpresivo, la metáfora con sentido humorístico, la paradoja, lo fuera de contexto, uso de personajes estereotipados, la complicidad, el extrañamiento, pronunciación de las palabras, juegos con el sonido, entre otros.

Facilidad de comprensión

Si bien sabemos que el humor no en todos los lectores se despierta de la misma forma o se halla en los mismos sucesos, una particularidad de la literatura de humor tiene que ver con la facilidad con la que se puede comprender lo gracioso de las situaciones. De esta forma se garantiza el efecto de risa en el lector en una mayor proporción.

Obras de la literatura de humor

En este campo es posible clasificar grandes obras que a lo largo de la historia universal de la literatura han tenido importante eco, como lo son El Decamerón, Gargantúa y Pantagruel de Francois Rabelais, El lazarillo de Tormes con tintes pintarescos, Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes que también contiene este elemento, comedias de Lope de Vega, fábulas de Félix María Samaniego, El sombrero de tres picos de Pedro Antonio e Alarcón, Juanita la Larga de Juan Valera, La regenta de Leopoldo Alas (Clarín), El amigo Manso, La de Bringas y El caballero encantado de Benito Pérez Galdós, entre otras.

En cuanto a los autores más representativos encontramos los siguientes: El Conde de Villamediana, Juan Rana, William Shakespeare, Lope de Rueda, Tirso de Molina, Pedro Calderón de la Barca, Moliére, Voltaire, Jonathan Swift, Francisco de Quevedo, Eduardo Mendoza, Diego de Torres y Villarroel, Eugenio Gerardo Lobo, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar, Alfredo Bryce Echenique, Jorge Amado, Guillermo Cabrera Infante, José Francisco de Isla, Leandro Fernández de Moratín, Lawrence Sterne, entre otros que han hecho parte de la lista a lo largo de la historia de la literatura.

Para conocer más acerca de otros tipos de literatura, obras, géneros, movimientos y más, recuerda que en nuestra sección dedicada a este tipo de arte puedes encontrar una gran cantidad de información que te va a permitir seguir descubriendo más de esta expresión artística que tantos aportes le ha dado a la humanidad.