Saltar al contenido

Novela romántica: qué es, cómo surge, características y obras más importantes

¿Qué es la novela romántica?

También conocida como novela rosa, la novela romántica reúne aquellos textos literarios en los que la trama gira entorno a temas de amor, ya sea que se trate sobre amores imposibles o dos amantes que pasan por diversos obstáculos y que al final logran estar juntos. Particularmente el final feliz suele ser uno de los rasgos más importantes de este tipo de textos.

novela romántica

En otras palabras, hablamos de un subgénero que se desarrolla en la narrativa y en la que la trama está ligada a los sentimientos de los amantes, relaciones pasionales u otros escenarios similares que tienen lugar en una historia, a menudo extensa, y donde la trama suele girar alrededor de una tragedia de cualquier índole.

Aquí puedes conocer más sobre los tipos de textos

¿Cómo surge la novela romántica?

El origen de la novela romántica tiene lugar en el Romanticismo, movimiento del que hablamos en detalle en otro de nuestros apartados. El surgimiento de este movimiento hacia los siglos XVIII y XIX, fue de gran importancia para el desarrollo literario, surgiendo inicialmente en el continente europeo, pero con una rápida difusión hasta América. Entre sus características más importantes están la idealización de la belleza, nuevos espacios para la sensibilidad, la exaltación de la naturaleza y el subjetivismo.

Es así que la novela romántica tomará del Romanticismo elementos como el énfasis en los sentimientos y la sensibilidad expresada en la soledad, la melancolía, en la que los ideales subjetivistas serán uno de los focos más importantes.

Desarrollo literario de la novela rosa

Entre los principales ejes en los que se desarrollan las historias de la novela rosa, encontramos que existen pilares que son en los que recorren los personajes, estos son el amor, la muerte y la religión, también puede aparecer el destino como otro de los ejes.

Personajes de la novela

A menudo los personajes se clasifican en estereotipos y símbolos con una personalidad definida y en ocasiones, contraria a la de su amante, en el caso de los protagonistas. Pueden tener una caracterización directa o indirecta.

Escenarios

El autor permite ver en su novela la época en la que transcurren los hechos a partir de descripciones de los ambientes en los que se desarrolla la historia. Ofrece información acerca de ambientes rurales, urbanos, presentes, pasados, irreales o ficticios. Adicional a ello, describe una atmósfera del entorno que permea todo el desarrollo de la historia.

Características más importantes de la novela romántica

Amor romántico

Uno de los rasgos que más se ha difundido en el desarrollo de las novelas románticas, tiene que ver precisamente con la frecuencia en la que las historias giran alrededor del amor romántico. Sin embargo, con el paso del tiempo, esta noción ha sufrido importantes cambios.

Expresión del amor

En la actualidad, principalmente, la novela romántica ha experimentado importantes transformaciones en torno a la expresión del amor. Esto, porque ya no se trata del amor que emerge entre parejas de orientación heterosexual, sino que en crecimiento se vienen planteando las demás expresiones de amor que se habían marginado en la literatura, al menos en este campo, como lo son las expresiones del amor romántico entre parejas homosexuales, por ejemplo.

Trama de la novela romántica

En la mayoría de los casos, la trama de la novela suele estar dada por una tragedia que moviliza el desarrollo de la historia. Esta tragedia puede representarse en las obras a partir de un amor no correspondido, la aparente imposibilidad de que se encuentren los amantes, el exceso de sentimientos, entre otras variantes.

Final feliz

La mayoría de las veces, las novelas románticas alcanzan el desenlace de sus historias con un final feliz. De esta manera, un lector interesado en este tipo de textos, alcanza la sensación de que los amantes que atravesaron diversas dificultades para encontrarse, lograrán estar juntos hasta el final de sus días, aunque claro, esta no es una regla para todas las historias.

Uso de descripciones

Propio del género narrativo, el uso de las descripciones es un punto clave para los autores de este tipo de textos. En este caso, el autor intensifica el uso de las descripciones con el fin de que el lector pueda llegar a sentir lo que los personajes están experimentando. El uso de la metáfora ha sido determinante en este proceso en el que las escenas pueden ser extensas pero retratan el momento lo mejor posible para introducir en ellas al lector.

El bien y el mal

Otro de los rasgos más importantes que podemos identificar en este tipo de textos, es la representación del bien y del mal. En la mayoría de las historias el bien está representado por personas que pasan por obstáculos, a menudo interpuestos por el mal, para al final recibir una recompensa por sus acciones y su bondad. Así, el mal también cuenta con una representación en la que con frecuencia se opone al encuentro de los amantes y que, al finalizar la historia le supone la imposición de un castigo por sus acciones.

Presencia de subtramas

A menudo sucede que en el desarrollo de la novela, los autores introducen otras tramas que, en la mayoría de casos, no suelen estar relacionadas directamente con el rasgo amoroso, pero que, fortalecen el argumento, facilitan los giros en la linealidad, entre otros aspectos para los que resulta esencialmente necesario.

Características de la novela romántica

Obras más importantes de novela romántica

Entre las obras más importantes de este tipo de textos, encontramos obras como: Desayuno en Tiffany’s, de Truman Capote, La edad de la inocencia, de Edith Wharton, Cumbres borrascosas, de Emily Brontë, Anna Karenina de Leon Tolstoi, Madame Bovary, de Gustave Flaubert, Los puentes de Madison, de Robert James Waller, El Gran Gatsby, de Francis Scott Fitzgerald, María de Jorge Isaacs, Amalia de José Mármol, entre otras.