Saltar al contenido

Literatura de terror: qué es, cómo nace, características y obras importantes

¿Qué es la literatura de terror?

Consiste en todo aquel texto literario que tiene la intención o bien llega a producir a sus lectores miedo, terror y otras sensaciones asociadas, emociones que se alojan en lo más profundo del ser humano y que son generadas por temor a lo desconocido, la muerte, los demonios, las enfermedades, entre otros factores.

literatura de terror

Es decir, hablamos de literatura de terror para referirnos a un tipo de literatura que hace parte del género narrativo, fundamentalmente de la novela, aunque también puede aparecer en otros formatos como el cuento, cuyo principal rasgo distintivo es el producir miedo, el cual se convierte también en el principal objetivo de sus historias.

¿Horror o terror? Aunque si bien la discusión sobre encontrar distinciones entre uno u otro persiste, muchos expertos mencionan que la diferencia radica en que en el horror, la criatura monstruosa es el elemento clave de desarrollo de la historia, mientras que en el terror este papel puede estar representado por un ser humano, sin problema.

Aquí puedes conocer más sobre los tipos de texto

¿Cómo nace la literatura de terror?

Se considera que los primeros indicios de este tipo de literatura emergen de las tradiciones religiosas de la antigüedad, donde existían ya referencias en relación con lo demoníaco, pero también la muerte y el mal. En este momento, el mal, por ejemplo, empieza a manifestarse de acuerdo al folclor de las poblaciones en figuras como los fantasmas o las brujas.

Ahora bien, si partimos del nacimiento de los sentimientos fuertes relacionados con el miedo, debemos considerar que estos existen adheridos al ser humano, siendo una de las emociones identificadas más antiguas, en especial el miedo a lo desconocido.

Sin embargo, en la Antigua Grecia y Roma, podemos encontrar vestigios de la ficción de terror en obras. Una de ellas en la mitología griega con Prometeo, que más tarde sería la fuente de inspiración para la creación de Frankenstein, escrito por Mary Shalley y que es considerada una de las obras más importantes de la literatura universal y precursora del terror. Así, hacia la Edad Media con la consolidación del cristianismo, empieza un nuevo momento para las obras escritas con acusaciones como lo serán el satanismo, que rinde veneración a Satán, y prácticas de diversas índoles serán señaladas con el nombre de mal. Sin embargo, esto no logró reducir la popularidad de otras historias como el hombre lobo.

Desarrollo del terror en la literatura

La creación de este tipo de textos sugiere una estructura narrativa con un eje determinado. Sin embargo, en el proceso de escritura, pueden aparecer variantes que han detonado en el surgimiento de vertientes de este tipo de literatura, dando origen a tres categorías de terror que podemos identificar en la actualidad. Entre ellas encontramos las siguientes:

Terror psicológico

Incluye todo tipo de textos en los que el lector tiene dificultades para identificar lo real de lo que no lo es. De esta manera, el autor presenta una obra en la que no está expresamente claro si lo sobrenatural que se desarrolla en su historia se encuentra en la realidad o en la mentalidad de sus personajes. Este es un aspecto que en muchos casos no se resuelve, lo que aumenta la incertidumbre en el lector.

Terror Uncanny

Esta categoría hace referencia a lo siniestro y misterioso. Es así que aquí podemos encontrar todo tipo de textos en los que el terror se produce a partir de elementos de la vida habitual en momentos específicos en los que resulta discordante. Aparecen con frecuencia figuras como muñecos. En definitiva, se trata de textos que si bien son cotidianos, adquieren una cualidad misteriosa ante situaciones específicas.

Terror fantástico

Finalizamos con esta categoría en la que se incluyen textos que producen terror, esta vez, a partir de elementos irracionales que proceden del mundo sobrenatural. Es así que aparecen figuras a menudo como los hombres lobo, también los muertos vivientes, presencia de poderes sobrenaturales, los vampiros, entre otros.

Características de la literatura de terror

Para comprender en mayor medida cómo están compuestos este tipo de textos, así como también sus enfoques y rasgos más distintivos, es momento de revisar las características más importantes de esta, así como también algunos puntos clave que conviene tener en cuenta si planeamos escribir una obra de este tipo. Veamos:

Enfoque de reacción

Distinguir este tipo de literatura implica llevar la mirada a las reacciones en las que se basa. Es así que de acuerdo a ello, los textos de terror buscan reacciones de incertidumbre, tensión profunda, pero también ansiedad. Para lograrlo, la literatura de terror usa descripciones de espacios desolados con personajes arquetípicos, entre otros recursos.

Género narrativo

Una de las principales características es que este tipo de texto se desarrolla en el género narrativo, que por excelencia ha sido el espacio en el que se ha difundido a lo largo de la historia, en especial en la novela, aunque también en los cuentos. Sin duda es un elemento clave dado que la estructura de la narrativa en conjunto con la posibilidad del uso de las descripciones, lo convierten en un formato adecuado para el desarrollo de sus historias terroríficas.

Argumentos posibles

Sabemos que al ser una obra artística, las combinaciones e innovaciones pueden variar con facilidad, razón por la que existen muchos argumentos posibles dentro de su desarrollo. Sin embargo, podemos identificar algunos argumentos recurrentes como lo son el descubrimiento de tesoros, mensajes o secretos ocultos, búsqueda de justicia, deseo de venganza, entre otros.

Personajes frecuentes

Otro de los aspectos más importantes de la literatura de terror es el uso de los personajes que suelen aparecer dentro de sus historias. A menudo son personajes, criaturas o figuras sobrenaturales, entre las que se encuentran las asociadas al mundo paranormal, aunque también suelen aparecer figuras de la mitología como lo son los monstruos, fantasmas, demonios, brujas, vampiros, el hombre lobo, entre otros.

Sin embargo, es necesario considerar que este tipo de textos también cuentan con otro tipo de influencias y de quienes toman también personajes, como por ejemplo de la literatura fantástica y la literatura de ciencia ficción, de las que ya hablamos en detalle en otro apartado.

caracteristicas

Acciones en las obras

Este es uno de los puntos más importantes de las obras de terror, dado que suele estar estructurada alrededor del suspenso que generan varias situaciones previas o que suceden en el momento. Muchas de estas acciones resultan muy angustiantes o sorprendentes y dan curso a la tensión dentro de la historia y por ello, en el lector.

Influencias

De acuerdo a lo mencionado anteriormente, en cuanto a influencias de la fantasía y la ficción, la literatura de terror retoma elementos como lo son las consecuencias de la contaminación ambiental, las criaturas extraterrestres, amenazas de carácter científico y/o tecnológico, entre otros.

Intensidad y atractivo

Uno de los factores que más logra atraer la atención del público tiene que ver con que en este tipo de literatura emergen estímulos de carácter emocional que suelen despertar su interés y curiosidad, como lo son lo extraño, la intensidad, hechos insólitos, entre otros que habitualmente no están presentes dentro de la vida cotidiana. Así, a nivel fisiológico, producen otra serie de estímulos como el aceleramiento respiratorio y nervioso.

Obras y autores más importantes de terror

Finalizamos este recorrido por la literatura de terror con algunas obras muy destacadas a lo largo de la historia y que han marcado los estándares de creación para la posteridad, siendo obras que han logrado sobrevivir y trascender con el paso del tiempo. Entre ellas encontramos obras como lo son: Dr Jeckyll y Mr Hyde escrito por Robert Louis Stevenson, El resplandor de Stephen King, ‘Libros de sangre’ de Clive Barker, también ‘Carrie’, ‘Salem’s Lot’ e ‘It’, de Stephen King, ‘Narraciones inverosímiles’ escrito por de Pedro Antonio de Alarcón, ‘El ciclo de aventuras oníricas de Randolph Carter’ y ‘En las montañas de la locura’ escrito por H.P. Lovecraft, ‘El rito’, de Laird Barron y ‘Uzumaki’ de Junji Ito.

Otros títulos son: ‘Aquí vive el horror’, ‘Cementerio de animales’, ‘La dama número trece’, ‘Carmilla’, ‘El horror de Dunwich’, ‘Frankenstein’, “El horla” y “La noche” de Guy de Maupassant, “El rincón alegre” y “La renta espectral” por Henry James, “Los sauces” y “El Wendigo” escrito por Algernon Blackwood, “El espectro” y “El almohadón de plumas” escritos por Horacio Quiroga, “La pata de mono” de W. W. Jacobs, entre otros.

Entre los autores más destacados, encontramos: Edgar Alla Poe, H.P. Lovecraft, Bram Stoker, Clive Barker, Richard Matheson, Shirley Jackson, Ramsey Campbell, Brian Lumley, Ann Radcliffe, Thomas Ligotti, Henry James, Anne Rice, Horace Walpole, Horacio Quiroga, Ira Levin, entre otros más.

Particularmente, la literatura de terror se ha mantenido con el paso del tiempo, razón por la que en la actualidad podemos encontrar una gran cantidad de obras que, de hecho, han sobrevivido a los cambios culturales, pero también a las modificaciones y la evolución de la literatura, produciendo así más literatura de este estilo en nuestras generaciones recientes.

Si quieres conocer más acerca de otros tipos de literatura, recuerda que en nuestra sección dedicada a este tipo de arte podrás conocer mucho más acerca del mundo literario y toda su evolución, autores, géneros y más.