Saltar al contenido

Texto informativo: qué es, características, estructura, tipos y más

¿Qué es un texto informativo?

Dentro de los tipos de texto no literarios, encontramos los textos informativos, los cuales como su nombre indica, están destinados a facilitar información en relación con una situación o hecho del presente o del pasado, o bien un tema que aparece en diversos formatos de medios de comunicación, por ejemplo.

texto informativo

Un texto informativo se caracteriza principalmente por la presentación de información como lo son descripciones o datos concretos acerca de la realidad. Es posible identificar los textos informativos a partir de su exposición de manera puntual y objetiva, de manera que deja de lado cualquier tipo de subjetividad en cuanto a opiniones, puntos de vista o argumentos. Es uno de los tipos de texto más frecuentes en la vida del ser humano.

Aquí puedes conocer más sobre los textos no literarios

Características principales del texto informativo

Vamos cerrando este apartado con una serie de rasgos claves dentro de este tipo de textos que debemos identificar y conocer a la hora de escribir o bien hallar este tipo de textos para reconocerlos. Estas características son las siguientes:

Presentación de la información

Uno de los rasgos más importantes de este tipo de textos es la presentación de la información que se quiere transmitir al lector o emisor. Se trata de una presentación que debe contar con una organización correcta que incluya ideas claras y explicadas de forma precisa que faciliten la comprensión general de toda la información.

Recursos y elementos

Para conseguir construir un texto informativo eficiente, los autores deben recurrir a distintos elementos que les van a permitir llegar a ello. Es así que dentro de los elementos a los que pueden llegar encontramos las referencias, las fuentes bibliográficas, el uso de ejemplos, entre otros. A esto se suma una correcta redacción y ortografía, pues el uso de las palabras y sus significados en fundamental para una interpretación adecuada, además de la comunicación con otros tipos de texto de diferentes caracteres.

Vocabulario de acuerdo a la temática

Otra característica principal de este tipo de textos tiene que ver con el vocabulario que se implementa para su construcción. Es importante que el vocabulario que se use esté relacionado directamente con la temática del texto, de manera que se usen las palabras correctas en el contexto sobre el que se desarrolla para que el lector pueda percibir la misma información que se le presenta.

Estructura de los textos informativos

Veamos a continuación la forma general en la que se organizan este tipo de textos. Es importante considerar que algunos pueden incluir otra serie de elementos requeridos para su composición y comprensión.

Introducción

En esta primera parte se presenta al lector información parcial pero contextual requerida para que pueda darse una idea general sobre el tema que se va a desarrollar en su contenido. Se presenta el tema y a la vez se pueden explicar algunos términos con el fin de preparar al lector para el contenido próximo.

Desarrollo del texto

En el centro de la estructura encontramos el espacio en el que se mantiene la mayor parte de la información. Aquí, de manera clara, se explican todas las ideas relacionadas con el tema de manera organizada. Adicional a ello, es necesario añadir en esta sección todos los datos que se van a transmitir al público.

Conclusión

En la parte de cierre del texto informativo se presenta un resumen de todas las ideas más importantes que se desarrollaron a lo largo del texto. Aquí se deben resaltar las consideraciones eje de la información que se presentó, de manera que el lector pueda acceder fácilmente a un panorama general y final de lo que se habló.

Tipos de un texto informativo

Tipos de un texto informativo

En cuanto a las formas de clasificación de este tipo de textos, encontramos dos modalidades muy importantes. Estas son:

Texto informativo divulgativo

Este tipo de texto reúne todos aquellos que cuentan con un lenguaje que fácilmente puede comprender cualquier persona, de manera que es accesible a una gran cantidad de personas. Se caracteriza porque no requiere de conocimientos especializados para su comprensión e incluye distintos formatos de texto.

Texto informativo especializado

A diferencia del tipo anterior, este tipo de textos implica un conocimiento previo del lector para poder comprender correctamente la información que se le presenta, y de esta manera acceder al contenido. Esto se debe a que este tipo de textos incluye un lenguaje técnico y en muchos casos académico que requieren de aprendizajes de preparación.

Consejos para la elaboración de un texto informativo

Finalizamos este apartado con una serie de claves que se deben tener en cuenta a la hora de elaborar este tipo de textos, eso sí, teniendo en cuenta la estructura y las características principales que lo componen. Veamos:

Uso del narrador

Este tipo de textos implica usar un narrador que permita el desarrollo de la información en tercera persona, de manera que todo el texto debe estar escrita usando esta persona en cada una de las secciones.

Oraciones cortas

Lo ideal es que la información que se transmite quede lo más clara posible, para ello, una buena forma de redactar este tipo de textos consiste en la escritura que opta por el uso de oraciones cortas. Plantear ideas cortas, separadas por puntos, facilita la lectura y con ello, la comprensión de cada uno de los momentos que tenga el texto. Así, también, el autor puede organizar mejor la información que dispone, dándole una continuidad y conexión.

Delimitación de la temática

Si bien se trata de llevar un contenido a informar, es necesario que el autor procure delimitar muy bien la temática que va a desarrollar en el texto informativo. Esto es, escribir los aspectos que hagan parte de este hecho en particular, dejando de lado todos aquellos que desvíen la atención del eje central del contenido.

Identificación del público

Sabemos que este tipo de textos pueden desarrollarse en una gran diversidad de campos, por ello se recomienda que el autor primero identifique a quién se va a dirigir en general su texto, esto también le permitirá encontrar un lenguaje adecuado con el cual pueda presentar su información, además de enfocar el tema de interés a este tipo de lector.

Para conocer más acerca de otros tipos de texto no literarios, u otras categorías de textos, en nuestra sección de literatura encontrarás mucha más información que será de gran utilidad para seguir aprendiendo del mundo literario.