Saltar al contenido

Texto instructivo: qué es, características principales, elementos, estructura y más

¿Qué es un texto instructivo?

Se conoce como texto instructivo a aquellos textos que presentan al lector instrucciones para armar un artículo, realizar un experimento, construir un artefacto, organizar un juego u otro tipo de proceso que implique el seguimiento de instrucciones específicas para lograrlo. Con frecuencia es un tipo de texto que está relacionado con el ambiente infantil, aunque lo cierto es que de circulación social en mayor medida.

Qué es un texto instructivo

En otras palabras, hablamos de un texto en el que la finalidad es proporcionar una enseñanza a través de una serie de indicaciones al receptor o lector, pues aprende a realizar una determinada actividad o proceso. Dado que puede estar dirigido a un público muy amplio, es crucial que maneje un lenguaje lo más sencillo, claro y preciso posible.

Aquí puedes conocer más sobre los textos literarios

Características principales de un texto instructivo

Es momento de pasar a revisar los rasgos más importantes de este tipo de textos para distinguirlos de otros formatos y textos no literarios. Así, encontramos los siguientes aspectos:

Objetivo del texto instructivo

En primer lugar, tenemos que la finalidad o el propósito de este tipo de textos es el de dirigir las acciones que toma el lector, de manera que le va indicando de forma paulatina una serie de pasos que debe seguir, indicando previamente los materiales o los elementos necesarios para cumplirlo. En este sentido, el texto instructivo orienta el procedimiento de forma precisa, clara y detallada para poder organizar un proceso, realizar algún plato o receta, armar un artefacto, seguir una ruta para un desplazamiento, entre otros procesos posibles.

Forma de escritura

Uno de los rasgos más importantes de este tipo de textos está relacionado con la forma en la que están escritos este tipo de textos, dado que a menudo están construidos dirigidos a una segunda persona gramatical, además del uso del verbo en modo imperativo. De esta manera, aparecerán indicaciones en los fragmentos como: reparta las cartas…, mezcle todos los ingredientes, etc. Adicional a ello, los verbos están acompañados de construcciones de adverbio que señalan cómo realizar cada una de las acciones, por ejemplo: corte siguiendo la línea marcada, etc.

Carácter didáctico

El texto instructivo es también un texto didáctico que se basa en la claridad de la información que presenta. Dado que su objetivo es permitir que el lector comprenda las indicaciones que se le realizan, está orientado a aplicar los conocimientos que ha leído sin que sea necesario contar con la asistencia o el apoyo de otra persona. Es allí donde adquiere su valor didáctico.

Elementos de los textos instructivos

El texto instructivo generalmente se divide en dos partes, las cuales conforman su propia estructura, posteriormente, aunque se debe considerar que la extensión y cantidad de elementos puede variar de acuerdo al tema o la actividad sobre la cual se desarrollen. En general, los elementos en los que se divide, son:

Lista de elementos

En esta primera parte, como mencionamos, encontramos la lista de ingredientes, si se trata de una receta, de piezas, materiales o elementos que son indispensables para el desarrollo del proceso o bien el armado del artículo o artefacto en el que se basa. También es posible que en esta primera parte incluya las instrucciones o reglas de un juego. Estos elementos, ingredientes o materiales pueden estar divididos por numerales, artísticos, etc.

Desarrollo de las instrucciones

La segunda división corresponde al desarrollo de las indicaciones o de las instrucciones, las cuales están organizadas a partir de oraciones que están orientadas a una segunda persona o bien hacia un receptor en particular. De esta manera, la forma en la que se escribe debe ser indicando paso a paso cómo realizar el proceso, preparación o armado, de acuerdo a lo que se esté señalando.

Estructura del texto instructivo

Ahora bien, luego de haber visto la información anterior, pasamos a describir una estructura generalizada que puede emplear este tipo de texto para su construcción. Veamos:

Título

Con el fin de ofrecer desde el inicio toda la información necesaria, el lector debe encontrar el título para identificar sobre qué ejercicio o actividad se van a desarrollar las posteriores indicaciones o instrucciones.

Introducción

Aunque este no es un elemento obligatorio, cuando se usa, generalmente el autor intenta construir una introducción breve en la que indique de forma clara cuál es la actividad sobre la cual están basadas las instrucciones. Es una forma de ampliar la información que contiene el título para que el lector pueda comprender mejor las indicaciones y su propósito.

Materiales/ingredientes

Como sabemos, este es uno de los espacios más amplios y diversos, dado que depende fundamentalmente de la actividad que se vaya a desarrollar. De esta manera pasará a señalar en forma de numeración o mención cada uno de los materiales necesarios para el proceso o bien los ingredientes con los que se debe contar para el desarrollo o la realización de la actividad.

Desarrollo de las indicaciones

En esta sección el autor empieza a explicar cada una de las secuencias que hacen parte de la preparación de la receta o el procedimiento que siguen las instrucciones. De esta manera indica la forma en la que se va a realizar el proceso siguiendo una linealidad del proceso detallada y que se explica de manera clara y precisa.

Finalmente, algunos textos instructivos pueden incluir o no una imagen. Estas imágenes aunque no necesariamente muestran todo el proceso, pueden indicar momentos fundamentales en los que el lector pueda encontrar alguna dificultad o bien requiera la ilustración de primera mano si se trata de un proceso de mayor complejidad, lo que mejora la experiencia del lector a la hora de realizar la actividad.

Elementos texto instructivo

Elementos para elaborar un texto instructivo

Ahora que sabemos lo que debe incluir un texto como este, veremos a continuación los aspectos básicos que debemos considerar a la hora de elaborarlo, una serie de elementos que no pueden faltar en el proceso y que deben ir acorde al objetivo de este tipo de escritos:

Organización de la información

Este tipo de textos pueden ser muy delicados, especialmente si consideramos el objetivo que buscan cumplir. Es por ello que es necesario seguir una planeación previa de la información en la que se plantee el esquema principal que deba seguir y en este sentido, antes de desarrollar la información, tener claridad sobre los pasos que siguen al otro para organizarlos de la mejor manera posible.

Numeración o división visible

Aunque la estructura del texto instructivo puede variar, se recomienda que el autor en su desarrollo de la información, procure el uso de distinción y si es posible, numeración de los pasos a partir de conectores cronológicos que den continuidad a cada uno de los datos que se indican para la resolución final. Este seguimiento permite ofrecer información concreta que se desarrolla progresivamente y que resulta de mayor facilidad de seguimiento para el lector o el destinatario.

Uso de términos

Se recomienda que en el paso a paso el autor utilice términos variados que eviten la repetición de palabras que causen confusión en el lector. Además de esto, es necesario que en cada uno de los pasos el verbo debe estar en infinitivo, además de que debe ser texto escrito en tercera persona.

Revisión del texto

Una vez finalices la escritura, es momento de revisarlo. Esta revisión implica una observación objetiva en la que podamos identificar posibles falencias en cuanto a la ortografía y conexión entre las instrucciones que se brindan, pues es una primera mirada para el texto.

Ponerlo a prueba

Otra forma eficaz de verificar que la información es fácilmente comprensible, así como el seguimiento de los pasos, es ponerlo a prueba de forma directa presentándose a otras personas. De esta manera podremos confirmar si la información y los pasos son claros, además de recibir posiblemente sugerencias para la elaboración de manera que se busque aclarar cada sección.

Para conocer más acerca de la estructura, elementos y en general, otros tipos de texto no literarios, recuerda que en nuestra sección puedes acceder a todos ellos y seguir aprendiendo, además de otros campos entorno al mundo literario en el que encontrarás mucha más información.