Max Beckmann Biografía Corta - técnicas y obrasMax Beckmann Biografía Corta - técnicas y obras

Max Beckmann Biografía Corta – técnicas y obras

¿Quién fue Max Beckmann?

Los movimientos y estilos en los que se interesó Max Beckmann, fueron el expresionismo y la nueva objetividad. En este espacio le contamos su vida y obra con una biografía en forma de preguntas, dando respuestas rápidas y precisas para que logre una lectura nutrida.

Palabras Clave: Biografía, Max Beckmann, La Nueva Objetividad.

Tras soportar un “gran daño a su alma” durante la primera guerra mundial, Max Beckmann canalizan su experiencia de la vida moderna en imágenes expresivas que rondan al espectador con su intensidad de emoción y simbolismo. A pesar de sus tempranas inclinaciones hacia el academicismo y el expresionismo, llegó a ser uno de los principales artistas relacionados con el movimiento de la Nueva Objetividad creado por mordaces críticas visuales al tumultuoso período de las entreguerras.

En obras posteriores, Max Beckmann se esforzó hacia historias abiertas que yuxtaposición escenas de realidad, sueños, mitos y fábulas. A lo largo de su carrera, firmemente se opuso a la vuelta hacia el arte abstracto y mantiene su deseo de “conseguir celebrar la magia de la realidad y esta realidad en la pintura”. Destreza de Beckmann en sutilmente capas figuras y signos, así como color y sombra, le permitió traducir con éxito su realidad en fascinantes pinturas narrativas a lo largo de su prolífica carrera.

¿Cómo se desarrolló Max Beckmann?

A pesar del impase inicial en Dresden, Max Beckmann entró  a la Academia de arte Ducal de Weimar-Sajonia Grand en 1900. Por lo que, Beckmann estudió principalmente con Carl Frithjof Smith, un pintor realista noruego que inculcó en él una inclinación por la auténtica representación de la realidad.

La Academia le otorgó a Max Beckmann un diploma de honor en 1902 y al año siguiente el pintor abandonó Weimar para su primero de muchos viajes a París. Una vez allí, se encontró con la obra de los impresionistas y postimpresionistas de primera mano. En particular, los trabajos de Paul Cézanne que dejaron una profunda impresión en él. Igualmente, Beckmann volvió a Alemania en 1904 y se trasladó a Berlín, donde vivió hasta el comienzo de la primera guerra mundial. Igualmente, sus pinturas de este temprano período, tales como hombres jóvenes por el mar (1905), demuestran la influencia de sus visitas a París, según se evidencia por la paleta de colores luminosos y el arreglo cuidadoso de las figuras en el plano de la imagen. Beckmann recibió el premio de la liga de los artistas alemanes por su obra jóvenes por el mar que le proporcionó una estancia de seis meses en Villa Romana en Florencia.

En el extranjero, Max Beckmann también desarrolló una admiración por la filosofía de Friedrich Nietzsche y los estilos dramáticos de Vincent van Gogh y Edvard Munch, y sus obras cambiaron a un estilo expresionista como se ve en la pequeña escena de la muerte (1906).  En 1906, expuso por primera con la secesión de Berlín – un grupo fundado por artistas jóvenes, modernos para contrarrestar la creación de arte estatal más conservador.

Max Beckmann fue un oficial médico durante la guerra mundial, una experiencia que provocó un cambio drástico en su estilo artístico de una técnica tradicional y académica hacia una más crítica y de estilo expresivo.

Max Beckmann hábilmente combinó figuras alegóricas con las imágenes de la realidad en obras de arte llenas de juego semiótico que transmitía en su interpretación individual del clima cultural, social y político a lo largo de su carrera.

Este gran pintor estuvo siempre intrigado por el deseo del autoconocimiento profundo y, en esta búsqueda, ejecutó más de 85 autorretratos en una variedad de medios de comunicación. Igualmente, continuó el refinamiento de la autorrepresentación subrayando su creencia firme y permanente en la importancia de la autonomía de los artistas y sus visiones del mundo. Experimentó con el formato de un tríptico, de tres paneles de pintura. Tradujo el formato anticuado, utilizado previamente solamente para pinturas religiosas medievales, en el soporte ideal para sus alegorías seculares modernas.

¿Cuáles son las técnicas más relevantes de Max Beckmann?

Entre 1925 y 1933, cuando nuevamente se trasladó a Berlín, Beckmann enseñó arte en Frankfurt, mientras que el pago de frecuentes visitas a Italia y también en París, en 1931. Su trabajo fue cada vez más respetado y en 1927, como una marca de sus logros, recibió el premio honorífico del Imperio para el arte alemán y la medalla de oro de la ciudad de Dusseldorf. En 1928 la Galería Nacional de Berlín adquirió su pintura autorretrato en humo. Otras pinturas importantes son: Fotos de la familia (1920).

Desde la década de 1930, los trabajos de Beckmann hacen referencia a la brutalidad del partido Nazi, y al hacerlo capturó el tema universal del terror, la redención y el destino. Además, de 1932, su trabajo se basa en un uso cada vez mayor de los símbolos, en un formato de tríptico grande, que ‘redescubrió’ y usó para inspiración junto con el arte medieval alemán. Ejemplos de estos temas son sus obras tales como: Tentación (1936); Los actores (1942), Carnaval (1943), y  el Ciego de Buff (1945). Otros trabajos importantes incluyen Aves infierno (1938).

En 1937, el arte de Beckmann junto con el de muchos otros artistas, fue clasificado como “arte degenerado” por el partido Nazi y se prohibió la exhibición pública. Seguidamente, Beckmann entró en exilio voluntario, hacia Amsterdam, donde permaneció durante los próximos 10 años, viviendo en la pobreza, esperando desesperadamente una visa para los Estados Unidos, por lo que, nunca volvió a Alemania.

¿Cuáles son las obras más representativas de Max Beckmann?

A continuación se presentan algunas obras de Beckmann, las cuales resumen los principales períodos creativos y destacan los mayores logros de este artista.

-Jóvenes Por el Mar (1905)

Este cuadro fue realizado por Beckmann cuando solo tenía 21 años. Por lo tanto, jóvenes por el mar muestra la sólida formación académica y comprensión visual de este pintor. En este gran lienzo, Beckmann retrató a varios desnudos en una variedad de poses a través de la composición, tomando prestado para la obra,  aspectos de un avanzado estudio anatómico. La composición y el tema son un homenaje a los postimpresionistas como Paul Cézanne y Vincent van Gogh, cuya obra Beckmann había estudiado, mientras estuvo en Francia.

-La pequeña Escena de Muerte (1906)
Pintado poco después de la muerte de su madre de cáncer, la pequeña escena de la muerte no sólo recuerda la experiencia del artista del dolor y el luto, pero también tiene la influencia del trabajo psicológicamente cargado del expresionista Edvard Munch. La pincelada suelta es una deuda con los impresionistas, pero la pintura no registra los efectos de la luz, según lo observado por el artista. Por el contrario, Beckmann revela una interpretación individualizada a través de la yuxtaposición de tonos muy contrastados del rojo, blanco y negro.
-Adán y Eva (1917)
Es una de las primeras pinturas completadas después de su servicio militar durante la primera Guerra Mundial. Esta obra de Adán y Eva lleva poca semejanza con sus paisajes antes de la guerra o sus narraciones a gran escala. El lienzo es en su mayoría carente de color; en cambio, está dominado por una gran variedad de grises que dan a la obra un tono general de melancolía y crea una dimensión espacial poco profunda.

-Autorretrato en Smoking (1927)
En el transcurso de su carrera, Beckmann completó más de 85 autorretratos. Su continua práctica de la autorrepresentación subraya la importancia que puso sobre el individuo y la exploración del ser interior. Aquí, Beckmann presentó al público una imagen de un artista dueño de sí mismo, confiado y orgulloso de su trayectoria y capacidad.
-Salida (1932-1935)
Beckmann comenzó su pintura salida, justo antes de que los Nazis llegaran al poder y completó la obra poco después de que le depusieran de su puesto de enseñanza en Fráncfort. A pesar de afirmar en conferencias que era apolítico, esta obra refleja la ansiedad creciente de Beckmann ante la crueldad, impulsada por la subida de los Nazis. Su preferencia por la pintura a gran escala se desarrolló durante la década de 1920 y resultó en este, su primer tríptico.

-Principio (1949)

Titulado “La infancia”, esta pintura es la más alegórica de los trípticos de Beckmann. En ella se fundieron recuerdos reales e imaginarios desde su juventud para crear una atmósfera tensa con el contraste entre sueños fantásticos y la realidad vivida. El panel de la derecha muestra un aula llena de estudiantes con un profesor al frente de la clase, mientras que dos niños pasan alrededor en un dibujo de primer plano.

Si usted requiere mayor información, entre a: Tipos de Arte. Pintores Alemanes.

Max Beckmann Biografía Corta - técnicas y obras
Titulo
Max Beckmann Biografía Corta - técnicas y obras
Descripción
Los movimientos y estilos en los que se interesó Max Beckmann, fueron el expresionismo y la nueva objetividad. Beckmann se esforzó hacia historias abiertas que yuxtaposición escenas de realidad, sueños, mitos y fábulas, mantiene su deseo de "conseguir celebrar la magia de la realidad y esta realidad en la pintura".
Autor
Editor
tiposdearte.com