Saltar al contenido

Arquitectura Barroca – Barroco arquitectura en españa

¿Qué es Arquitectura Barroca?

Cuando hablamos de algunos tipos de arte también hacemos una pequeña referencia a las disciplinas características que tiene cada uno de esas clases de arte como por ejemplo a los tipos de pintura, los tipos de arquitectura o incluso los tipos de escultura que hay. Dentro del arte barroco una de sus disciplinas más destacada es la arquitectura.

Conoce aquí la información completa de la arquitectura

Definición de la arquitectura barroca

La arquitectura barroca es una disciplina que surgió con el arte barroco y que fue producto de las influencias del arte renacentista y del manierismo. Este estilo de arquitectura se originó en Roma en el siglo XVII y poco a poco se fue desplazando al resto de los países Europeos en el siglo XVIII.  En muchos de los países de Europa, como por ejemplo en Inglaterra y Francia, surgió un barroco más racionalista que fue un derivado del Renacimiento y el cual se llamó Clasicismo Barroco. Sin embargo, en el siglo XVIII en Francia se desarrolló otro tipo de arte que se basaba principalmente en las artes decorativas al cual denominaron Rococó aunque este estilo de arte surgió en Roma hacia el año 1630 hasta el 1670.

Palabras clave: arquitectura barroca características

Principales características de la Arquitectura Barroca

Las características principales de la arquitectura barroca están basadas en utilizar elipses, curvas y espirales además de formas complejas policéntricas. Además esta arquitectura se apoyaba en otras dos disciplinas muy importantes, la pintura y la escultura. Con estas disciplinas se crearon edificios muy exuberantes y artísticos.

La idea Barroca de las Edificaciones

Los Arquitectos barrocos entendían las edificaciones como una sola masa que se formaba según una serie de requisitos. Igualmente, en la descripción barroca era más apto dibujar la conformación de una masa imaginaria de plástico blando o arcilla. Ya que, para los arquitectos barrocos un edificio era hasta cierto punto una especie de gran escultura.

Los Planos en tierra

Esta concepción tuvo un efecto vital en la planta, los contornos del edificio vistos desde arriba, llegó a ser adoptado, lo que condujo al rechazo de los planos simples, elementales, por planos analíticos que fueron deliberadamente preferidos por los arquitectos del renacimiento. Su lugar fue ocupado por diseños complejos, ricos y dinámicos, más apropiados a las construcciones que ya no se piensan como  creadas por la unión de varias piezas con su propia autonomía, sino algo como ahuecado, en forma de un compacto total con una serie de demarcaciones de contorno. 

Los  elementos típicos de la arquitectura barroca son la elipse o los esquemas ovalados, o mucho más complejos que derivan en complicadas figuras geométricas. 

Arquitectura Barroca

El Motivo Ondulado en las Edificaciones de la Arquitectura Barroca 

En la arquitectura barroca además de sus  complejos planos en tierra, el curvado resultante en las  paredes era por lo tanto, la otra característica excepcional de edificios barrocos. No sólo era la concepción del edificio como una sola entidad, sino también introdujeron otra constante del barroco, la idea de movimiento, en la arquitectura. Y en efecto, una vez descubierto, el motivo ondulado no se limitaba a las paredes. Así, la idea de dar movimiento a un elemento arquitectónico en forma de curvas más o menos regulares  y contra curvas se convirtió en un motivo dominante de todo el arte barroco. En los interiores se hicieron curvas, desde la iglesia de S. Andrea al Quirinales por Gian Lorenzo Bernini, uno de los principales creadores y exponentes del barroco romano, a la de S. Carlo alle Quattro Fontane o S. Ivo alla Sapienza de Borromini, su rival más cercano. Así también eran las fachadas, tal como en los planos de Bernini para el Palacio du Louvre en París y por lo general en la obra de arquitectos italianos, austríacos y alemanes. Incluso las columnas fueron diseñadas de manera ondulada.

Bóvedas, Arcos y  Contrafuertes 

Las iglesias de la época siempre se construyeron con techos abovedados. Por lo que, la  bóveda se usa por primera vez en la arquitectura romana. Sin embargo, en la arquitectura barroca se realiza con una colección de arcos, ya que los arcos tienden a ejercer una presión hacia afuera sobre los muros, como apoyo. Pues en cualquier edificio abovedado es necesaria una contrafuerza a esta presión. El elemento de abastecimiento es el contrafuerte, una característica especialmente típica en la arquitectura de la edad media. Para introducir el contrafuerte en la construcción barroca debía tener una forma compatible con la de los otros miembros para evitar la referencia a la arquitectura gótica del pasado.

Temas principales de la arquitectura barroca

Los temas principales en los cuales se basó la arquitectura barroca  son:

El Urbanismo: este tema destacó principalmente en el año 1585 cuando el Papa Sixto V empezó una modificación urbana en la ciudad de Roma. Dicho proceso se trataba de crear una ratificación en Roma, para eso se utilizaron unos planos centralizados para crear una visión más abierta y dinámica de la ciudad. Además se crearon unos focos centrales a través de la colocación de altas cúpulas y obeliscos utilizados en el arte egipcio.

Arquitectura Barroca en las Iglesias: el punto de partida de la arquitectura barroca se cree que pudo ser la Iglesia de Gesú (en Roma) que fue construida en el año 1568. Este edificio tenía una gran influencia de arquitectura manierista y de la renacentista aunque sin embargo predominaba el estilo barroco por encima de los demás. Se realizó una Contrarreforma en la cual se utilizó una base de cruz latina que poseía una gran variedad de capillas laterales. Por lo que, la arquitectura barroca, estuvo muy presente en la construcción de iglesias con el diseño de la cúpula.

Los Palacios: a la hora de hablar sobre la arquitectura civil tenemos que diferenciar entre dos clases de construcciones, los palacios (normalmente se situaban en la ciudad) y las villas (localizadas en el campo). En los palacios se pudo observar cuerpos muy decorados y centrales en que se utilizaban los órdenes gigantes. Además se crearon ejes de simetría de mayor tamaño colocados en el interior de la construcción que daban lugar a un patio y un vestíbulo interno. Sin embargo, en Francia el palacio conservó los planos de los antiguos castillos de la Edad Media. 

Debido al clima que había en Francia se tuvo que optar por fachadas y muros escalonados y además de alas a los lados. Uno de los ejemplos más destacados de este tipo de arquitectura barroca fue el Palacio del Luxemburgo construido en 1615. 

En la arquitectura barroca dentro de los palacios se pueden observar dos tipos diferentes de construcciones que se crearon en la misma época pero que eran distintos entre sí. Además dentro de los palacios existieron unos pabellones que no estaban destinados para los servicios locales pero tenían estancias en cada una de sus plantas.