Saltar al contenido

Arquitectura Civil – Definición, Características y Tipos

¿Qué es la Arquitectura Civil?

La Arquitectura Civil se define como una práctica cultural y profesional que se ocupa de la construcción de edificios y de la documentación  sobre los mismos. La obra de civil resuelve lo que significa producir arquitectura en un tiempo determinado, presentando un carácter cívico para una condición que en este momento, es global.

El equipo de servicios de arquitectura civil trabaja profesionalmente y se ocupa de la durabilidad, utilidad y belleza al planificar, cartografiar, diseñar, con programas como el AutoCAD 2D, 3D, las edificaciones, además de supervisar la cartografía y construir edificios para cumplir los objetivos de una empresa o cliente.

Conoce aquí la información de los tipos de arquitectura

Los arquitectos civiles trabajan junto con los ingenieros civiles, en el diseño, de los planos de emplazamiento, para la aplicación en la construcción, los cuales deben indicar la ubicación de los servicios públicos, los requisitos de retroceso, las servidumbres, la ubicación de las entradas y los pasillos, el plano de planta que indican las habitaciones, todas las puertas y ventanas y cualquier elemento incorporado, como los accesorios de fontanería y los armarios, los calentadores de agua y los hornos, entre otros. 

Igualmente, trabajan conjuntamente los planos de la elevación, que incluyen las elevaciones delantera, trasera y de ambos lados. Estas elevaciones especifican las alturas de las crestas, la posición de la caída final del terreno, los acabados exteriores, las pendientes de los tejados y otros detalles necesarios para dar a la edificación su estilo arquitectónico exterior, las secciones y el plano de cimientos, incluidas las dimensiones y la ubicación de las zapatas.

¿Cómo se desarrolló la  Arquitectura Civil?

La arquitectura civil clásica tiene sus orígenes en la civilización griega. Esta  arquitectura expresa la vida de la ciudad, en particular a través de la Acrópolis y el Partenón. Los romanos conquistaron el norte de África, Grecia y el Mediterráneo en el siglo II a.C. y España, asimiló  las tradiciones arquitectónicas de estas regiones, en particular la de Grecia. También integraron los conocimientos técnicos de sus vecinos del centro de Italia, y los etruscos. 

La arquitectura romana se inspiró en los mismos principios que la arquitectura griega, pero dió prioridad a los edificios utilitarios en lugar de los religiosos. Por ello, la contribución de los romanos fue principalmente en el campo de las técnicas de construcción, en el uso de nuevos materiales, como la terracota, el  cemento, y el ladrillo, la mejora de las nuevas estructuras en el arco, bóveda, y cúpulas, ya experimentadas por los etruscos. Igualmente, el  templo romano sigue el modelo griego, a menudo añadiendo una base alta.

¿Cómo se clasifica la  Arquitectura Civil?

La clasificación de la arquitectura civil se da a medida que van cambiando las civilizaciones y se da el progreso de la demografía, en un primer momento se  construye basándose en un sentimiento religioso, luego se va a  una arquitectura llamada románica (de Roma), y el arte románico se convierte en el primer gran estilo arquitectónico del Occidente cristiano.

Antes del año 1000, la mayoría de las iglesias fueron construidas de madera y muchas fueron quemadas  por los vikingos. Las iglesias restantes se volvieron demasiado pequeñas muchas veces debido a las malas condiciones de vida de las poblaciones. 

Hasta el siglo XI, un marco de madera sostenía el techo. Pero esto en estado técnico presentaba un grave peligro de incendio, por ello, los arquitectos reemplazaron este marco con una bóveda de piedra en forma de un semicírculo llamado  arco semicircular. Pero el peso de la bóveda requiere construir muros gruesos y bajos que son incluso reforzados exteriormente por los contrafuertes, no obstante, ello impedía la entrada de luz a las edificaciones. 

Desde mediados del siglo XII hasta el siglo XVI, los arquitectos buscaron hacer la bóveda en cruz.  Estas ojivas (arcos cruzados), apoyadas por contrafuertes, alivian

las paredes del peso de las bóvedas y permiten construir siempre según el plan basilical, con pasillos cada vez más altos y más anchos, bañados por la luz que se inunda a través de ventanas cuya magnitud ya no se mide. 

El ascenso, las líneas verticales reemplazan la masiva horizontalidad de las construcciones románicas. Los admiradores del siglo XVI de la antigüedad, principalmente italianos, califican esta tipo de construcción bajo la clasificación de arquitectura gótica. 

Arquitectura Civil

El Legado de la Arquitectura Civil

El legado de la arquitectura en varios paises que permiten y practican la tauromaquia son las  plazas de toros, con pueblos dispersos y escasa población, pero con la particularidad de la muestra de los  espectáculos taurinos en espacios  tan controvertidos como el interior de castillos medievales, plazas públicas o en edificios perfectamente integrados en el entramado urbano.

Otro legado de la arquitectura civil son las casas solariegas, siendo viviendas fiel reflejo del propietario, marcando las diferencias económicas en el tamaño y lujo de cada construcción a lo largo de los siglos. La nobleza asentada en los diferentes paises mostraba el poderío con grandes casas solariegas en los lugares más emblemáticos de cada casco urbano. Siendo varias las plantas con lujosos acabados y, por supuesto, con el escudo de armas de cada familia presidiendo la fachada principal. 

Otra arquitectura popular son las construcciones con elementos endógenos que  ha conferido a la arquitectura local, un aspecto diferenciador que la hace más atractiva. El uso de la madera de diferentes tipos, en vigas, la piedra para los muros, ladrillos de barro cocido en horno árabe, la cal para mantener su blancura inmaculada que son elementos propios de la arquitectura popular, con casas bajas que aprovechan los desniveles del terreno y cubiertas con la tradicional teja árabe.

Principales Representantes de esta Arquitectura

El máximo representante de las arquitectura civil es el racionalismo, que surge tras las guerras, las epidemias, y la prosperidad, que fue general en Europa desde alrededor de 1450, y anima a los profesionales a producir un sistema moderno y autónomo de arquitectura, que asegure una promoción económica, social y cultural sin precedentes. El comienzo del siglo XV marcó el final de un período indeciso en el campo de la arquitectura. 

Mientras que los diseñadores y decoradores eran brillantes, estimulados por una vida cortesana que multiplicaba las fiestas y los encargos de lujo, los gestores de las grandes obras del siglo XIV luchaban por renovar las fórmulas góticas. Además, su dinamismo se vio obstaculizado por la rivalidad entre los técnicos, situación que se refleja en la larga suspensión de la construcción de la catedral de Florencia, desde 1302.

Después de 1750, la arquitectura civil pasó por una fase intermedia e inestable, crítica y liberadora, marcada por el pensamiento científico y la reflexión histórica, por la crisis de creencias que había sido la base de la autoridad de la arquitectura culta desde el Renacimiento. 

Luego, las fuerzas conservadoras que en el siglo XIX dirigieron la arquitectura, controlaron el auge del racionalismo crítico, que se refiere al uso de la simetría y de estructuras definidas matemática y geométricamente con baja ornamentación. Estas ideas aparecieron por primera vez en la antigua Grecia y Roma, pero se organizaron en estilos formales en la Ilustración del siglo XVII.

La arquitectura rural en algunos paises (en 1806) es imitada de la monumental arquitectura barroca de las casas del segundo imperio. Luego,  el orden se desplazó hacia los empresarios, hombres de negocios, técnicos y concejales ilustrados, a partir de 1850, que fomentaron los nuevos planteamientos de los racionalistas, cuando se hicieron evidentes  los nuevos problemas de la planificación.