Saltar al contenido

Arquitectura Religiosa – Inicios, Desarrollo y Representantes

¿Qué es la Arquitectura Religiosa?

La historia de la arquitectura se ocupa más de los edificios religiosos que de cualquier otro tipo, porque en la mayoría de las culturas pasadas el atractivo universal y exaltado de la religión hizo de la iglesia o el templo el edificio más expresivo, más permanente y más influyente de cualquier comunidad.

La tipología de la arquitectura religiosa es compleja, porque no hay requisitos básicos como los que caracterizan a la arquitectura doméstica que sean comunes a todas las religiones y porque las funciones de cualquier religión implican muchos tipos diferentes de actividad, todos los cuales cambian con la evolución de los patrones culturales.

La Arquitectura Religiosa en el patrimonio cultural con un valor único, ya que las edificaciones son un bien que da valor cultural a los paises y ciudades, uno de los componentes más importantes  material del legado cultural. Los lugares de culto permanecen visibles durante mucho tiempo, por siglos y han sido testigos de los acontecimientos históricos interterritoriales y también motivantes de  acontecimientos posteriores.

Conoce aquí la información completa de los tipos de arquitectura

¿Cómo se desarrolló la  Arquitectura Religiosa?

Los templos, iglesias, mezquitas y sinagogas sirven como lugares de culto y como refugios para las imágenes, reliquias y áreas sagradas del culto. En las religiones más antiguas, el templo no siempre fue diseñado para uso comunitario. En el antiguo Egipto y la India se consideraba la residencia de la deidad, y la entrada en el santuario estaba prohibida o reservada a los sacerdotes. 

En la antigua Grecia contenía una imagen de culto accesible, pero los servicios se celebraban fuera de la fachada principal, y en el antiguo Cercano Oriente y en la arquitectura maya y azteca del antiguo México, el templo se erigía en la cima de montículos de forma piramidal, y sólo se permitía el acceso a los miembros privilegiados de la comunidad.

Tipos de Arquitectura Religiosa

Una de las primeras arquitecturas religiosas fue la paleocristiana, los artístas partieron de los edificios que les eran conocidos y los reformaron según los principios de la liturgia cristiana,  tomando como referencia la basílica romana, que era una edificación de planta rectangular que tenía las puertas en los lados mayores y un ábside (estructura semicircular), mientras que, a  cada lado menor, en el mundo romano se edificaban espacios  para la vida social, comercio y transacciones.  

Otro tipo de arquitectura religiosa es la bizantina que  logró una  dimensión vertical al agregar la gran cúpula que simbolizaba la divinidad, y el Reino de los Cielos. Por lo que se tienen dos puntos de interés como son el punto hacia adelante, desde donde se oficiaba la misa, y hacia arriba, que  representaba el más allá. En estos templos había abundante decoración con colores dorados y brillantes que creaban una atmósfera luminosa y sacra complementada  con la ornamentación del  mosaico.

Qué es la Arquitectura Religiosa

Legado de esta Arquitectura

La arquitectura religiosa como un arte ha sido incluido en las dimensiones habituales y posibles para hablar del hombre con santidad. El arte en la arquitectura religiosa y la religión están entrelazados naturalmente. Todos los ingeniosos demuestran los misterios que no aparecen excepto con el brillo del artista en la creación en los templos religiosos, por tener una parte del reino divino, que es la causa de manifestar estas obras artísticas.

Los edificios de la iglesia de Constantino fueron modelados exactamente como la basílica, que era el edificio gubernamental común diseñado según los templos paganos griegos. Proporcionaron un escenario para que las multitudes pasivas y dóciles observaran una ejecución, esta es una de las razones por las que Constantino eligió el modelo de la basílica. 

También, las basílicas fueron diseñadas para que el sol cayera sobre el predicador cuando se enfrentara a la reunión, tal como eran los templos griegos y romanos, y la fachada de las basílicas cristianas apuntaban  al este. 

¿Cómo se clasifica esta Arquitectura?

La arquitectura sagrada o religiosa abarca varios estilos arquitectónicos antiguos, incluyendo la arquitectura neolítica, la arquitectura egipcia antigua y la arquitectura sumeria. Los antiguos edificios religiosos, en particular los templos, se consideraban a menudo como la morada, los templos de los dioses y se utilizaban como lugar de diversos tipos de sacrificio. 

Las antiguas tumbas y estructuras funerarias son también ejemplos de estructuras arquitectónicas que reflejan las creencias religiosas de sus diversas sociedades. El Templo de Karnak en Tebas (Egipto) se construyó a lo largo de un período de 1300 años y sus numerosos templos constituyen lo que puede ser la mayor estructura religiosa jamás construida. 

Los grupos cristianos proselitistas en los EE.UU., Europa o África han construido un asombroso número de nuevas iglesias, algunas de las cuales son bastante costosas, y espectaculares. En la antigua Unión Soviética, se han construido nuevas iglesias ortodoxas rusas y otras han sido restauradas  o reconstruidas,  también se  han erigido nuevos templos hindúes en la India en algunos de los lugares que más se han beneficiado de la liberación económica desde el decenio de 1980. 

Los Principales Representantes de la Arquitectura Religiosa

Una representante de la  arquitectura religiosa es la  cristiana de la Edad Media de los siglos V al XV constituida desde finales del siglo I en la arquitectura paleocristiana en continuidad histórica y cultural de las arquitecturas de los edificios de los cultos religiosos que la antecedieron.

Esta arquitectura incluye un elemento fundamental que es  el edificio cuyo tamaño está generalmente relacionado con su importancia simbólica y jerárquica en la organización de la comunidad. Históricamente, se desarrolló al mismo tiempo que otras construcciones monumentales, y el monumento religioso responde tanto a la  poderosa necesidad moral, como también es un lugar de asilo, de refugio, de protección contra la violencia. 

La arquitectura cristiana de la Edad Media es una continuidad de la arquitectura prerrománica con la carolingia y la otomana, que es la arquitectura más presente en la parte meridional del mundo romano. También se constituye en la arquitectura gótica del mundo de origen celta es una arquitectura que asocia principios arquitectónicos orientales procedentes de España y elementos romanos (arco y columna quebrados) integrándolos en la modernidad técnica luego extendida.