Arte japonés ¿Qué es? construcciones más importantes
News Ticker

Arte japonés ¿Qué es?

Anuncios publicitarios

Arte japonés ¿Qué es?

Como todas las artes que provienen de las culturas asiáticas, las bases de su estética se centran en el elemento sagrado.
 Se cree en la existencia de múltiples fuerzas invisibles, dioses, espíritus de las cosechas, del hogar, de los antepasados poderes que mueven tanto al cosmos como a los humildes objetos. Todo esto se representa en el arte japonés, que quieres imitar la armonía de la Naturaleza, evocando a los dioses que forman la sustancia de las cosas.

Publicidad

En el arte Japonés influye en su desarrollo, como en todos los tipos de arte en todas las épocas, factores sociales, económicos, políticos, culturales y medioambientales. Por ejemplo, el clima templado y las cuatro estaciones bien diferenciadas, ofrecen una gran abundancia de símbolos y temas estacionales, tales como el ciruelo, el cerezo, el crisantemo y el arce, representando al invierno, la primavera, el verano y el otoño, que se repiten una y otra vez en el arte japonés.

La estética japonesa se inclina más a admirar la hermosura de las cosas en función de su fugacidad, utilizando materiales humildes y sencillos de encontrar.

El arte Japonés tuvo contacto con el continente y la gran tradición asiática del arte budista, que transformó profundamente la cultura japonesa, pero no modificó los conceptos en que se basaba, volviéndose más preciso en sus técnicas. En relación con estas oleadas de influencias del continente, hay que aducir, que los artistas japoneses supieron moldearlas y desarrollar un arte con unos valores estéticos propios, muy particulares. Este estilo de arte se fue desarrollando y evolucionando con el paso del tiempo y pasó por diferentes etapas y estilos que han ido sustituyéndose de manera cronológica y de manera paralela a la evolución social, histórica y cultural que ha ido sufriendo poco a poco la civilización japonesa.

arte japonesDentro de este estilo de arte tenemos que destacar la gran evolución que se fue dando gracias al desarrollo de la tecnología. La tecnología fue una de las primeras características que hizo que este estilo de arte se diferenciara de otros estilos de arte, además también se diferenció por el material usado. Evidentemente el arte japonés es un arte occidental y por lo tanto sus representaciones artísticas siempre tuvieron un tema religioso o político. Aunque una de las características más destacadas de este arte fue el eclecticismo cuyo origen se encontraba en las varias culturas y pueblos que fueron surgiendo en las tierras de Japón durante grandes periodos de tiempo.
Este estilo de arte se consideró un reflejo de las diferentes tradiciones y culturas que poco a poco fueron manifestando y representado su idea del arte y con los diversos estilos artísticos. Estos diferentes y variados estilos tenían algo en común y era la representación de vida y de arte con la que se intentaba por todos los medios simplificar las características tan propias que tenían y como consecuencia este estilo de arte se caracterizó por tener una naturaleza sincrético. Sin embargo, el arte para la cultura japonesa siempre tendrá una perspectiva introspectiva y se vinculará con la correspondencia que hay entre la naturaleza y el hombre.

 Características del Arte Japonés

  • Es un arte que se basa en ser feliz con las cosas simples y con el placer que se experimenta bajo el encanto de momentos aparentemente comunes.
  • Buscan nuevos aspectos de la belleza, de una belleza cuya expresión lacónica permite el surgimiento de una fantasía capaz de vencer las barreras del espacio estrechamente limitadas por un pensamiento convencional.
  • Los colores, las formas, las impresiones que se perciben en la naturaleza, determinan concienzudos ejercicios de belleza.
  • El desequilibrio, la asimetría, la simplicidad, la sutileza, una cierta pobreza y una serie de ideas afines, destacan en sus creaciones.
  • El elemento ornamental o decorativo desaparece.
  • La pobreza de los medios y de la materia, basándose en un arte austero.
  • La repetición constante de la técnica es indispensable para adquirir la destreza necesaria para la práctica de arte elegido.
  • El artista, vive en constante comunión con la naturaleza, se identifica con ella, menosprecia la perfección de las formas y esta imperfección, llega a ser una forma de perfección pues el plano de fondo siempre está en perfecta armonía.
  • Se utiliza un mínimo de líneas para representar lo que quiere expresar. Con una simplicidad desbordante de riqueza, fruto de un largo aprendizaje de disciplina, de rechazo a todo aquello que es bajo y efímero.
  • Los sentimientos íntimos se expresan parsimoniosamente.
  • El artista no permite que nada se interponga entre lo que se quiere expresar y la expresión. El Satori, la iluminación , es la liberación absoluta.

Los cimientos del Arte Japonés

Este estilo de arte, al igual que la filosofía que poseen o la manera de ver la vida, era partidario de la representación emocional, de la intuición, de la sencillez de los pensamientos y los actos, de la carencia de racionalidad, entre otras cosas. Este estilo de arte con frecuencia era representado de manera simbólica y con ello dio lugar a dos de las características más singulares estas eran la naturalidad y la sencillez y simplicidad. Por esta razón, los artistas japoneses consideraban que las representaciones artísticas eran el reflejo de la naturaleza, con lo cual no tenían una dificultosa producción sino que se apoyaban en la economía de los medios que concebía al arte unos grandes resultados.

Anuncios publicitarios

arte japones mujerLa pintura en el arte Japonés

Respecto a la pintura tuvieron preferencia por el dibujo sin perspectiva, lineal y con grandes espacios vacíos que intentaban introducirse con el resto de la obra. En este arte no se hacían cuadros como en el occidente, se crearon los kakemonos que son pinturas tradicionales que se pueden enrollar o desplegar verticalmente para colgarlas, realizados en seda o papel y se colocan pegados a una montura que les hace de soporte, compuesto sobre todo en los antiguos, de brocados o un conjunto de papel, casi siempre de textura textil o vegetal, sobre el que se adhiere un capa de tejido, llevando el conjunto una barrita superior para armar al colgarlo y otra más gruesa y cilíndrica inferior que le hace estirar por su peso y permite enrollar en la misma. La ventaja de estas pinturas es que se enrollan pudiendo fácilmente lo mismo coleccionarlas que exponerlas

La arquitectura japonesa

Surge con influencias prácticamente directas de la cultura China, y también del Budismo, diferenciándose de la de otras culturas culturales, como por ejemplo: la cultura China y la India. En este sentido, la arquitectura japonesa es más naturista, mientras que la arquitectura China e India son más aisladas y desprovistas de un entorno natural.

En la arquitectura Japonesa es imprescindible en jardín, la vegetación, los cerezos, los lagos, las piedras. Todas estas características la hacen más cautivante, y no son tan importantes las medidas y proporciones, ya que lo que se denota aquí es lo que provocan estos jardines a la vista, y al espíritu.

El material predominante es siempre la madera, y también se puede hablar de bambú y papel. Otro elemento importante es el tejado, casi siempre con perfil curvilíneo. El libre acceso de aire y luz es primordial en este estilo arquitectónico, que busca siempre estar comunicado con la naturaleza.

Además en la arquitectura se plasmó varios bocetos lineales  con planos desproporcionados o asimétricos, que dieron en su conjunto obras dinámicas y estáticas.

arte japones paisajeDentro de las construcciones del arte Japonés destacan:

Los castillos japoneses: eran fortificaciones construidas principalmente con piedra y madera. Éstos evolucionaron a partir de las edificaciones de madera de siglos anteriores hasta las formas más conocidas que surgieron a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, siguiendo el ejemplo del Castillo Azuchi, construido por Oda Nobunaga y el primero de su tipo que utilizó la piedra en la base del castillo, haciéndolo más resistente. Como todos los castillos en todas las épocas, los castillos japoneses eran construidos para vigilar lugares estratégicos o importantes como puertos, ríos, o caminos y casi siempre tenían en cuenta las características del lugar para su mejor defensa.

Los templos budistas: son los edificios religiosos más numerosos, famosos e importantes en Japón el mismo diseño básico como otros elementos tradicionales de los edificios japoneses. Se construían con unas columnas altas y gruesas de madera que sirven como elementos de soporte de cargas y como elementos estabilizadores de la estructura. Cada columna se asienta encima de una gran piedra, anclando así el edificio. Las paredes, pisos y complejas estructuras de cubierta entre corchetes son soportadas por esas columnas. Existe una gran diversidad en el estilo y la apariencia de las cubiertas, pero la mayoría siguen el concepto básico de cubierta con pendiente de tejas. Los tejados de muchos de los antiguos templos, tienen un repunte quema esquinas, pero los nuevos templos de estilo japoneses tendrán más suave, más horizontal las esquinas de la cubierta.

El jardín: forman parte integrante de la tradición en las casas privadas de Japón, en la vecindad de los parques de las ciudades, en los templos Budistas ó capillas Sintoistas, y en lugares históricos tal como viejos castillos. La tradición de la Ceremonia del Té, ha generado jardines japoneses refinados en un grado sumo de cualquier otro estilo, que evocan la simpleza rural.

En resumen, el arte japonés intentaba adquirir una armonía general y con ello la estética del artista japonés pretendía encontrar algún significado de la vida a través del arte, la belleza e incluso de arte de la poesía.

 

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*