La Pintura Oriental, diversidad en el color, forma y estilo julio 2018

La Pintura Oriental, diversidad en el color, forma y estilo

¿Qué es la Pintura Oriental?

El arte oriental, junto con el europeo, el arte africano y el arte de las Américas, es una de las principales ramas de la clasificación del arte. Incluye pintura, caligrafía y arte gráfico, así como escultura y cerámica, desde el Neolítico hasta la actualidad.  La historia del arte oriental refleja la sociedad en la que se produjo ya que, su religión, política, filosofía, cultura y tecnología han dejado huella. Igualmente, la pintura oriental está conformada por la pintura china, la japonesa y la coreana.

El arte de China ha existido por miles de años y es famoso por su diversidad en el color, forma y estilo. Se originó en piedra alrededor del año 10.000 A.C. y está compuesto principalmente de cerámica y escultura. Sus inicios se basaban en las creencias religiosas y sobrenaturales de los colonos chinos. Sus pinturas eran bastante abstractas en forma, participan en su diseño, técnicas como la caligrafía china con un cepillo fino sumergido en tinta de color y pinceladas minimalistas para representar personas y paisajes. A menudo, estas pinturas fueron producidas para decorar el interior de las tumbas humanas. Igualmente, los paisajes, generalmente fueron considerados como la forma más elevada de la pintura China, saltó en auge,  durante los años de las cinco dinastías, del 907 al 1127 AC.

Por otra parte, el arte Japonés data de alrededor del 10.000 AC. Generalmente este arte oriental, incorpora una amplia variedad de estilos y tipos, tales como tinta pintura, cerámica y escultura. Por tratarse de una isla, Japón experimentó largos períodos de aislamiento. Sin embargo, cuando Japón entraba en contacto con una cultura extranjera, asimilaba la estética artística extranjera en su propia cultura existente e ideales. La pintura es una de las formas de arte más antigua del Japón y probablemente la más popular. Como China, Japón comenzó con un arte sencillo de simples figuras de madera, decoración de seda, papel y cerámica, pero luego desarrolló  una forma de expresión de siglos de evolución cultural y política.

En este mismo orden de ideas, de estos tres principales contribuyentes al Arte Oriental y del este, Corea es quizás el más pasado por alto. En el año 676 D.C., Corea sacó a los chinos fuera de su país y regresaron a la Manchuria. Esto creó por primera vez, un gobierno coreano que condujo a una floreciente escena de arte. La dinastía de Goryeo, del 918 al 1392 AD, es reconocida como uno de los períodos más importantes del desarrollo cultural coreano. Por lo tanto, el arte coreano tiene a través de los siglos, influencia del arte chino y viceversa. Esto ha ayudado a reforzar y ampliar los estilos artísticos y la identidad de ambos países. De manera similar a China y Japón, el budismo ejerció un importante poder  sobre el arte Coreano. Así, el período de la silla unificada del 676 al 935 DC se entiende que ha producido uno de los mejores artes budistas en Corea.

¿Cómo se desarrolló la Pintura Oriental?

En relación con la pintura china, en la China imperial del 1368 al 1911 D.C., que se compone de los primeros 276 años, la dinastía Ming, produjo arte de más color y de composiciones más prolijas. Los siguientes cien años de la dinastía Qing vieron el surgimiento de la escuela ortodoxa y pintores individualistas. El primero celebra los más antiguos estilos de trazos de pincel fino y la caligrafía, este último produce un enfoque más innovador e individualista. La escuela de Shanghai, de la última dinastía Qing en el siglo XX, animó a los artistas a cuestionar concepciones preconcebidas, mejorar las técnicas existentes y utilizar el arte de la pintura para comentar y preguntarse acerca de la sociedad y los rápidos cambios sociales del país. Así, bajo la llamada Revolución Cultural, el gobierno apoyó lo que considera arte ‘favorable’, mientras que castigaba a los artistas ‘desfavorables’.

No obstante, en el arte contemporáneo, en la época moderna del arte chino se incluyen nuevas formas de expresión, tales como el video y la fotografía.

En relación con la pintura japonesa, después del 1130 a.C, la pintura en rollos japonesa creció en popularidad ya que, en estos grandes lienzos se solían pintar historias y son ejemplo de algunas de las ilustraciones más tempranas, tanto de hombres como de mujeres. Otros períodos populares del arte japonés incluyen el Kamakura, en la escultura, la caligrafía y la pintura que florecieron desde 1180 al 1333 AD.  Posteriormente, el arte durante el período de Muromachi del 1338 al 1573 DC, llegó a ser más elitista y aristocrático, debido a que los colores eran más conservadores en blanco y negro, como también se utilizó un solo color lo que se convirtió en algo común. Así, el arte religioso y secular fueron muy populares hasta después de la guerra de Onin del 1467 al 1477 D.C., cuando Japón entró en un período en el que la religión fue menos importante. Esta es la razón principal para la pérdida de Japón del interés en la escultura, una forma de expresión artística que está más asociada con la religión.

A principios del siglo XX, la cultura occidental y valores artísticos se habían impuesto en el arte japonés. Por lo tanto, se crea una dicotomía en la que muchas escuelas y artistas adoptan estos nuevos estilos occidentales, mientras que algunas volvieron más atrás a los estilos japoneses más tradicionales. Y de la popularidad de la posguerra surgieron dos libros americanos de dibujos animados y cómics japoneses.

En la pintura coreana, la dinastía de Joseon en 1392, abrió el camino para un renacimiento cultural en Corea. El Budismo sale de la cultura y entra el Neo-Confucionismo lo que significa la práctica de la cultura y el arte secular. Sin embargo, en los siglos XV y el XVI, el arte clásico fue reintroducido y se afianzaron otras innovaciones artísticas en tipo y estilo. De allí que, el estilo más importante de pintura dentro de este período fueron los paisajes que representan lugares nostálgicos y escenas montañosas con árboles y nubes. Igualmente, se cuentan dentro de la pintura coreana, los dibujos a tinta y pinturas en las que se destacó con éxito,  el contraste entre luz y oscuridad. De igual manera, se trabajó la cerámica al gres y porcelana. Este última en particular era bastante rara y así se hizo un artículo de gran lujo.  Sin embargo, durante el siglo XX, la pintura es la más popular forma de arte. De particular importancia es la pintura abstracta de la década de 1930 hacia adelante. Luego, en la década de 1970 y 1980 las pinturas monocromas coreanas crecieron en popularidad y ayudaron a desafiar la idea preconcebida sobre la tinta y la pintura al óleo.

¿Cuál es la importancia de la Pintura Oriental?

La aproximación al tema de la pintura oriental entronca con la tradición oriental, que está inscrita en China, Japón y Corea. Emana de una postura tradicional en la que forma parte de otras artes y filosofías. Así, los artistas eran además de calígrafos, monjes y filósofos. Es por ello que hay tres grandes ramas, en la pintura oriental, la Taoísta, Confuciana y Budista. Asimismo, y desde el gran tronco común de la cultura China, se establecen las particularidades de la cultura coreana, de la que se demuestra ha partido parte de la japonesa. El autor, Sang-Hyo Lee, se ha centrado en un aspecto concreto, el del espacio vacío, demostrando que lo que para la cultura occidental es un elemento compositivo de segundo orden, en la cultura oriental a la hora de construir un espacio pictórico, visualmente bidimensional, este espacio vacío es un elemento primordial, no sólo de la composición sino en cuanto es protagonista, vale decir, constituye un «espacio significativo» en el tratamiento de la naturaleza, así como de los «personajes». Desde una postura vivencial en busca de la negación del individualismo como superación del yo, en cuanto sinónimo de perfección y acceso al estado de felicidad espiritual, el arte oriental está lejos del individualismo occidental. En éste, el vacío es lo que rodea al individuo, es el eje central del todo, es la salvación individual, ya que es la  responsabilidad del desarrollo y perfección personal la que cuenta a la hora de entender la existencia humana y sobrenatural.

¿Cuál es el legado de la Pintura Oriental?

El taoísmo ocupa un lugar de primer orden en el pensamiento chino. Su huella es perceptible en todos los niveles de la cultura y ha influido de forma decisiva en los demás sistemas de pensamiento filosófico. Junto con el confucionismo, el budismo y las manifestaciones más importantes de la creación humana, el arte, la literatura y la ciencia, han moldeado la esencia de la cultura china. Por lo tanto, la esencia de la pintura china debe buscarse dentro de la filosofía tradicional, ya que la pintura es una parte importante de la filosofía oriental. La pintura y las demás manifestaciones de la creación humana están estrechamente unidas en el arte oriental, ya que tienen su relación macroscópica y su estructura microscópica. Se determina a la relación macroscópica como la vinculación en todos los sentidos de la pintura con las otras artes, la ciencia y la cultura. Este tipo de relación, en sentido estricto, significa que la pintura como arte tiene una estrecha relación con la literatura, la música, la caligrafía, el grabado, la arquitectura. Por lo que, en sentido amplio, la pintura es una de las categorías representativas de la cultura oriental, de la relación entre las personas y la naturaleza. En cuanto a la estructura microscópica, es la relación entre lo tangible y lo invisible, entre lo concreto y lo abstracto de la pintura. Entre estos elementos, los instrumentos de trabajo y la ejecución técnica, están en consonancia con la percepción del pensamiento y la obra, ya que existe una relación intensa y orgánica.

¿Cuáles son los principales Pintores Orientales?

Chu Teh Chun es uno de los pintores chinos contemporáneos con más éxito.

Baitou Zhen (1920), es un maestro contemporáneo. Su obra es destacada sus mundos pictóricos potentes, llenos de vida y energía.

-Las pinturas creadas con la técnica de tinta china de Chen Jialing son una una conjunción de historia, modernidad, sensibilidad y calidad gráfica.

Wu Guanzhong (1919-2010).  Es uno de los más reconocidos artistas del arte Chino contemporáneo. Deja un legado de obras inmensas, de nuevas formas expresivas y técnicas de influencia occidental.

-El pintor japonés Sakai Hidemaro (Yokoyama Taikan), 1868-1958. Es uno de los más famosos pintores japoneses, del estilo pictórico japonés Nihonga. Su arte fue muy valorado y apreciado, por el desarrollo de este particular estilo de pintura.

Takahashi Yuichi (1824-1894). fué el primer pintor que se dedicó al óleo y desarrollo un estilo occidental. Pionero en Japón y oriente de la pintura japonesa, con estilo occidental.

-La escuela Kanō es una de las escuelas más famosas de la pintura japonesa. Fué fundada por Kanō Masanobu (1434–1530). Se considera un estilo dominante de la pintura de fin del siglo XV, hasta el periodo Meiji, cuando se dividió en varias ramas.

La Pintura Oriental, diversidad en el color, forma y estilo
Titulo
La Pintura Oriental, diversidad en el color, forma y estilo
Descripción
La historia de la pintura Oriental refleja la sociedad en la que se produjo ya que, su religión, política, filosofía, cultura y tecnología han dejado huella
Autor
Editor
tiposdearte.com