Saltar al contenido

Tratado: qué es, definición, características, tipos de tratado y más

¿Qué es el subgénero tratado?

Es un subgénero didáctico de la literatura que se caracteriza por exponer de forma detallada y objetiva una idea o varias ideas sobre un tema en concreto, ya sea sobre política, filosofía, ciencia, biología, matemáticas, etc. De esta manera, cuenta con una estructura definida que consta de distintos apartados o divisiones que le permiten exponer varias ideas desarrolladas a un público en específico. 

Por otro lado, es considerado un subgénero de carácter especulativo, aunque contiene elementos como la lógica y la objetividad, estructurando ideas abstractas organizadas a partir de una disciplina en específico para la cual desea transmitir una propuesta con base en pruebas y conclusiones alcanzadas. Es así que usa tanto recursos de la oratoria como de los métodos científicos. 

Conoce más sobre el género didáctico

Significado del subgénero tratado 

El término -tratado-, procede del latín -tractatus-, que hace referencia a la finalización o el cierre de una negociación, luego de haber pasado por una etapa de debate y posteriormente llegar a un acuerdo de las partes. De esta manera, el tratado es un tipo de texto que se usa con el fin de registrar una serie de ideas sobre un tema en concreto. 

Definición de tratado del subgénero tratado 

El tratado es un documento en la actualidad, que reúne una serie de datos o de ideas bajo un lenguaje formal y discursivo dirigido a un tipo de público en específico. Hoy este tipo de documento es usado principalmente en áreas como la economía, la política, entre otros, pues involucra a dos o más estados o países. 

Significado del subgénero tratado 

¿Cuál es la función del tratado?

En primer lugar la intención principal del tratado consiste en dar a conocer una información o una idea, de manera que su función inicial consiste en la información sobre un tema determinado. Esta función incluye la intención de conocer, también, la parte opuesta a ella. 

Historia y origen del subgénero tratado 

Se considera que un subgénero como el tratado tuvo sus inicios con Aristóteles, quien inicia con una serie de textos que exponían una información determinada de forma organizada, de manera que se asume su origen en Grecia. Aristóteles reunió una gran cantidad de tratados que en principio se dirigían a campos específicos como la filosofía, las ciencias naturales, la lógica y la zoología. Realizó esta serie de tratados porque según, confiaba más en la palabra escrita que en el diálogo habitual y disperso de la palabra hablada, de manera que al pasar estos registros y datos a la escritura, facilitó que más adelante pudieran divulgarse con mayor eficiencia a partir de copias en cursos de la Academia, proceso determinante para muchos campos de la humanidad. 

Para la Edad Media, los textos desarrollados por Aristóteles serán imitados por Santo Tomás de Aquino, quien se dedica a la producción de una obra en la que incluía el saber teológico de su época llamado “Summa Teológica”, aunque también escribió algunos otros textos de esta misma estructura. Con el paso del tiempo el tratado empieza a consolidarse como un compendio de ideas que toma el sentido crítico cuando llega al Renacimiento. 

Posteriormente se pudo reconocer en este tipo de textos la presencia de otros subgéneros de los que ya hemos hablado en otros apartados como el diálogo, la epístola y e ensayo. 

Características del subgénero tratado 

Entre las características más importantes de este subgénero, encontramos las siguientes: 

Modalidad discursiva: una de las características más importantes de este tipo de texto dentro del mundo literario y en especial, del género didáctico, es que adopta la modalidad discursiva que hace parte, además, del discurso expositivo, de forma que construye un texto con estas particularidades para dirigirse a un público especializado. 

Lenguaje: el modo en el que está escrito el tratado mezcla la objetividad con el lenguaje culto, pero también la precisión y la claridad de cada una de las palabras que usa para la expresión de las ideas. Adicional a ello, incluye precisiones variadas entre las que encontramos datos específicos, definiciones, fechas, entre otras. 

Estructura del subgénero tratado 

El tratado debe estar escrito en prosa, de manera que su extensión puede variar considerablemente. Está escrito en tercera persona y aunque se dirija a un tipo de público en específico, no menciona de manera explícita un receptor o emisor a quien esté enfocado el contenido del tratado. El tratado contiene datos precisos entre los que se encuentran las magnitudes, las fechas, definiciones u otro tipo de datos que pueden agregarse como pie de página para evitar la obstaculización del curso de la lectura. 

De esta manera, el tratado tiene un tinte objetivo escrito con un lenguaje formal y culto que usa con frecuencia términos técnicos y en ocasiones generalizadores que le permiten dar forma a una argumentación impersonal que se basa en demostraciones y criterios lógicos. 

Tipos del subgénero tratado 

Los tratados pueden definirse a partir del enfoque o tipo de contenido que contengan, de manera que podemos clasificarlos de la siguiente forma: 

Tratado comercial

También conocido como tratado de comercio, se trata de un tipo de acuerdo que establecen dos o más naciones con la intención de mejorar y mantener sus relaciones comerciales, de manera que puedan seguir obteniendo beneficio de los intercambios comerciales y en general, fortalecer las relaciones económicas. 

Tratado de ley

Son un tipo de acuerdo que se aplica para sujetos de derecho que tiene efectos jurídicos a partir de las normas judiciales que funcionen dentro del país en el que se encuentre. 

De acuerdo a lo anterior, los tratados también pueden ser de ley nacional o tratados contrato, los cuales pueden generar obligaciones y responsabilidades que recaen sobre los países que han firmado el documento. Estos tendrán especificaciones, además, como el tiempo de duración, el tipo de participación, si será abierto o cerrado, la cantidad de participantes y la forma en la que se cierran. En cuanto a este último aspecto acerca de cómo se cierran, existen dos formas: 

Solemne

En este caso, el tratado sólo se podrá cerrar con una aprobación previa por parte del jefe de estado y el parlamento. 

Simplificado

En oposición, esta forma de cierre no requiere exactamente de una ratificación, sino que se pueden cerrar a partir de una firma de los participantes. 

tratado 

Ejemplo del subgénero tratado 

En la actualidad los tratado se siguen usando con frecuencia, como por ejemplo uno de los más importantes tras la finalización de la Primera Guerra Mundial, el Tratado de Versalles, documento que se firmó hacia el año 1919.

El siguiente es un fragmento de una de las obras más importantes y representantes de este subgénero, llamada “Suma Teológica” y escrita por Santo Tomás de Aquino: 

“Ahora bien, es evidente que quien se adhiere a la enseñanza de la Iglesia como regla infalible presta su asentimiento a todo cuanto enseña la Iglesia. De lo contrario, si de las cosas que enseña la Iglesia admite las que quiere y excluye las que no quiere, no asiente a la enseñanza de la Iglesia como regla infalible, sino a su propia voluntad. Así, es del todo evidente que el hereje que de manera pertinaz rechaza un solo artículo no está preparado para seguir en su totalidad la enseñanza de la Iglesia (estaría, en realidad, en error y no sería hereje si no lo rechaza con pertinacia). Es, pues, evidente que el hereje que niega un solo artículo no tiene fe respecto a los demás, sino solamente opinión, que depende de su propia voluntad…”

Para conocer más acerca de otros subgéneros didácticos de la literatura, así como otros géneros, no olvides visitar nuestra sección dedicada a este tipo de arte, donde encontrarás mucha más información.