Saltar al contenido

Auto sacramental: qué es, origen, características principales, autores y más 

¿Qué es el auto sacramental?

Más conocidos también como el drama litúrgico o los auto sacramentales, son un subgénero del género dramático que se enfoca en la representación teatral breve de temas religiosos, tales como la vida de la Virgen, la redención de Cristo, la celebración de la Eucaristía, entre otros. Los auto sacramentales suelen hacer alegoría a personajes que representan, por ejemplo, los pecados del ser humano, como por ejemplo la gula, la envidia, etc. 

Con frecuencia este tipo de piezas era representado durante alguna festividad religiosa ya fuese en la plaza pública o en la misma iglesia. Su inicio está dado por una sección que funciona como una especie de introducción y finaliza con la presencia de danza y música en compañía de un final apoteósico. 

Significado del concepto Auto sacramental

En cuanto a su etimología, auto quiere decir acto, de manera que un auto es una pieza en un sólo acto. Vincula el término sacramental dado que eran un tipo de representaciones que se dedicaban a desarrollar y presentar el sacramento, especialmente la Eucaristía que tenía lugar durante el día del Corpus hacia los siglos XVI y XVII. 

Conoce más sobre géneros dramáticos

Definición de auto sacramental del concepto Auto sacramental

Las obras litúrgicas o auto sacramentales se pueden definir como un tipo de obra breve que se representa con el fin de contribuir con la difusión de la religión católica a través de personajes alegóricos y situaciones que vinculan la experiencia de la vida humana con enseñanzas, preceptos, mandamientos, castigos, etc., dictados por la doctrina. 

¿Cuál es la finalidad de los auto sacramentales?

Este subgénero se basa en temas religiosos, de manera que su principal objetivo es promover la difusión de la doctrina católica en particular, dado que sus obras usan personajes arquetipos que generan conmoción por el contenido provocando que sea el espectador quien abstraiga sus propias conclusiones frente a situaciones que se exponen. 

auto sacramentales

Origen del auto sacramental

En sus inicios el drama litúrgico o auto sacramental, era un tipo de representación teatral y medieval que se catalogaba como una representación religiosa, pero también una representación de carácter profano. Durante la Edad Media este tipo de representaciones eran denominado misterios, o también moralidades, en especial cuando su contenido estaba ligado al entorno religioso. Reciben el nombre finalmente de auto sacramentales hacia el siglo XVI.

Con el desarrollo de este tipo de textos, empiezan a crearse composiciones que reducen la modalidad narrativa, donde los dramaturgos aumentan el contenido doctrinal y alegórico adquiriendo formas de escritura en verso, como sucedió más adelante. Es así que para el siglo XVII aparecerán otra serie de autores, entre ellos Pedro Calderón de la Barca, quienes van a cultivar los auto sacramentales y desarrollarlos incorporando un lenguaje mucho más delicado y elaborado, ampliando la temática mitológica y enriqueciendo la representación a través del uso de elementos como plataformas giratorias, escotillas y otras herramientas para mejorar la escenografía. 

Dentro de la forma clásica podemos identificar la presencia de la psico maquia, un tipo de representación alegórica que enfrenta las virtudes del ser humano abstractas con sus propios vicios que también son personificados, tal como sucedió con la obra “El gran mercado del mundo” de Calderón de la Barca. Este será un elemento fundamental para la evolución y asentamiento del drama litúrgico. Más tarde también lo trabajará Lope de Vega, entre otros. 

Si bien en este momento se constituyen como un subgénero de mucha popularidad, hacia el año 1765 se empieza a prohibir su representación debido a que se consideraba que los teatros eran espacios no propios para la representación de los sagrados misterios, así como los actores eran comediantes indignos que no podían expresar de esa manera el contenido religioso católico. 

Características del subgénero auto sacramental

Para conocer más acerca del drama litúrgico, veamos las siguientes características: 

Contenido

Principalmente los auto sacramentales eran un tipo de obra cuyo contenido se basaba en el drama alegórico, sin embargo, se produjeron otra serie de dramas litúrgicos que no involucraban los temas de la comunión en sus composiciones, pues se enfocaban en el honor a María. Aún así, este tipo de obras no dejaron de lado la apoteosis de la Eucaristía, junto con el aspecto alegórico.

Conocimiento del autor

La escritura de obras litúrgicas implican un conocimiento del autor que involucra tanto los elementos escénicos como los dramáticos, sin dejar de lado algunos términos biológicos de gran importancia. Es por ello que uno de sus exponentes más importantes será Pedro Calderón de la Barca, pues reunió todos los elementos necesarios para desarrollar este tipo de subgénero y consolidar sus bases para la posteridad. 

Lugar de representación

En principio las obras auto sacramentales se representaban al aire libre, especialmente en lugares como la plaza, pronto empezaron a desarrollarse también en la iglesia y en teatros durante la fiesta religiosa del Corpus Christi. 

Cantidad de actos

Si bien en principio y en su mayoría las obras auto sacramentales trabajan en un solo acto, tenían la posibilidad de incorporar más a su composición. Las obras de este carácter eran representados el día del Corpus. 

Tipos de auto sacramental

Los auto sacramentales pueden tener varias divisiones de acuerdo a su contenido particular, de manera que podemos identificar los siguientes: 

Bíblico

Se enfoca en el contenido del libro sagrado de la Iglesia Católica para representar los pasajes bíblicos. 

Teológico

Este tipo de obras se enfocan en los conocimientos acerca de Dios, profundizando y promoviendo sus atributos y su perfección para el pueblo. 

Marianos

Este tipo nace de la Congregación de los Clérigos Marianos de la Inmaculada Concepción, donde se representarán sus dogmas y doctrinas con una visión específica en la Virgen María como la Madre de Dios. 

Hagiográficos

Relaciona las figuras de los santos presentando un tipo de composición que desarrolla la biografía acerca de los santos. 

Autores y obras más importantes

Uno de los autores más importantes de los auto sacramentales será Pedro Calderón de la Barca, pues al desarrollar este tipo de piezas y dotarlas de grandes elementos, se convierte en uno de los principales exponentes del subgénero para la posteridad. De sus obras litúrgicas podemos identificar “El gran mercado del mundo” y “La cena del rey Baltasar”. Otros autores de este tipo de género dramático serán Lope de Vega, Ángel Valbuena Prat, Diego Sánchez de Badajoz, Juan de Timoneda, Antonio Mira de Amescua, Tirso de Molina, José de Valdivielso, más adelante Francisco Rojas Zorrilla, Agustín Moreto, sor Juana Inés de la Cruz, Francisco Bances Candamo, entre otros. 

Tipos de auto sacramental

Ejemplo de auto sacramental

El siguiente es un fragmento de la obra “El gran mercado del mundo”, escrito por Pedro Calderón de la Barca y uno de los máximos exponentes del subgénero auto sacramental: 

AUTOR: 

Mortales que aún no vivís

y ya os llamo yo mortales,

pues en mi concepto iguales

antes de ser asistís;

aunque mis voces no oís,

venid a aquestos vergeles,

que ceñido de laureles,

cedros y palma os espero,

porque yo entre todos quiero

repartir estos papeles.

(Salen el RICO, el REY, el LABRADOR, el POBRE y la HERMOSURA, la DISCRECIÓN y un NIÑO)

REY:

Ya estamos a tu obediencia,

Autor nuestro, que no ha sido

necesario haber nacido

para estar en tu presencia.

Alma, sentido, potencia,

vida, ni razón tenemos;

todos informes nos vemos,

polvo somos de tus pies.

Sopla aqueste polvo, pues,

para que representemos.

HERMOSURA:

Sólo en tu concepto estamos,

ni animamos ni vivimos,

ni tocamos ni sentimos,

ni del bien ni el mal gozamos;

pero, si hacia el mundo vamos

todos a representar,

los papeles puedes dar,

pues en aquesta ocasión

no tenemos elección

para haberlos de tomar.