Saltar al contenido

Sainete: qué es, significado, características del sainete, origen, autores y más 

¿Qué es el sainete?

Es uno de los subgéneros más importantes del género dramático y uno de los más representativos de la literatura. El sainete consiste en una pieza jocosa que se representa en un solo acto, se caracteriza por tener un contenido popular y costumbrista, razón por la que fue visto como un tipo de pieza cómica. 

El sainete nace en España y se empieza a representar durante los espacios de intermedio de una obra mayor, aunque luego también fue presentado al final de las funciones. Por otro lado, se considera que el sainete logra reemplazar el entremés, otro de los subgéneros del drama que podrás conocer en profundidad en nuestro apartado de Literatura. 

Significado del subgénero Sainete

El término -sainete- fue usado en principio con el fin de identificar un conjunto de piezas de contenido jocoso que se van a representar en un sólo acto, aunque también se usa el sainete para nombrar una obra de teatro que contenga un carácter cómico, además de incluir personajes populares en un acto. 

Definición del subgénero Sainete

El sainete puede definirse como una pieza jocosa de un acto con un carácter costumbrista, sin embargo, el término también se ha usado para referirse a una obra de teatro de características cómicas con personajes y ambientación populares que cuenta con una puesta en escena independiente. Su esencia se fundamenta en la expresión desde un ambiente popular y realista construido en la escena. 

¿Cuál es el objetivo del sainete?

En principio, el sainete buscaba lograr la expresividad del ambiente popular marcada en un contexto en específico, sin embargo, con el paso del tiempo, estos elementos previos le permitieron crear un enfoque, buscando promover la identificación con la patria, así como también contribuir a la unión del fervor nacionalista. 

Conoce más sobre género dramático

Historia y origen del sainete

El nacimiento del sainete se remonta al siglo XVIII en España, momento crucial para la constitución de este subgénero que reemplaza el entremés en las representaciones teatrales. Su popularidad aumenta hacia este siglo en manos de Ramón de la Cruz, uno de los autores de sainetes más importantes y principal exponente del subgénero, quien le imprime la esencia costumbrista a sus obras inspirado en los barrios populares de Madrid, por lo que muchos otros artistas más empiezan a seguirle, entre ellos Juan Ignacio González del Castillo, quien desarrollará sainetes con cuadros coloristas. 

Hacia principios del siglo XX, el sainete alcanza un nuevo momento de reconocimiento donde empieza a incorporar las zarzuelas, una especie de forma musical para el teatro que incluye la participación de instrumentos musicales, pero a la vez partes habladas y cantadas. Ambas modalidades se fundieron y así inició una gran producción de obras de este tipo que alcanzaron un nuevo florecimiento en España. Esto permitió que también pudiera empezar a desplazarse de su lugar de origen, de manera que llega hasta el Río de la Plata en Argentina, donde nacerá el sainete criollo, caracterizado por incluir lo folclórico e irónico como elementos base para aumentar el drama y así mismo, representar de forma más realista las costumbres de las poblaciones cercanas a las costas. 

Características del sainete

Para conocer a profundidad este tipo de subgénero dramático, presentamos algunas características clave: 

Contenido

El sainete, en esencia, posee un carácter popular, razón por la que puede incluir una gran variedad de cuestiones y elementos dentro del tema de composición, de forma que podemos encontrar aspectos como el humor, que prevalece en la composición de las obras, así como la danza, el canto, la música y todo aquello que une a la comunidad y le permite expresarse. 

Espacio de representación

Uno de los aspectos más importantes del sainete, tiene que ver con el espacio en que se representa, dado que por lo general busca adquirir un ambiente popular y muy cercano a la realidad, dado que se convierte en una muestra viva del estilo de vida de una sociedad en específico, así las formas de pensamiento y el contexto lo más cercano posible. 

Momento de representación

En principio los sainetes eran presentados durante los cortes intermedios de una obra mayor, o bien la finalizar una obra debido a la brevedad de su composición. 

Elementos de escena

Otro punto que se debe resaltar de este tipo de representación es que carecían de elementos escénicos ostentosos, dado que el sainete fue calificado como un tipo de obra de menor posición que una obra de teatro mayor. Sin embargo, esta simpleza en el escenario visualmente, atribuía un valor más sencillo como personas del pueblo a quienes representaban y aumentaba la importancia de la palabra. 

sainete

Tipos del subgénero sainete

En la antigüedad fue posible identificar dos tipos de sainete. Estos son: 

Sainete valenciano

Este tipo de sainete se especializaba en representar de forma casi exacta, la sociedad valencia de España con una mirada a las clases más bajas de las comunidades de esta sociedad, convirtiéndose en espejo de estos pueblos. 

En este tipo de sainete ocurre algo especial y es que además de que los personajes hacen parte de las clases bajas, también hablan en valenciano, mientras que aquellos personajes que representen figuras que hacen parte de las clases altas o lo aparentan, permanecen con un habla en castellano que incluye errores y términos valencianos. Esto como una forma de realizar una crítica social y lingüística. 

Sainete criollo

Fue un tipo de sainete que se trabajó en Argentina, especialmente, donde empiezan a emerger una serie de combinaciones que incluyen aspectos como actividades del circo, la representación de las costumbres dentro de los conventillos, los conflictos de tipo amoroso, los tipos de vivienda urbana con tragedias, discusiones, amor, y más. 

Particularmente en Argentina, las formas tradicionales del sainete sufrirán una serie de modificaciones, donde los personajes serán especialmente inmigrantes que están en búsqueda de la identidad argentina, los lugares de representación serán los espacios externos como los patios o calles de un conventillo, caracterizado a nivel general por una gran simpleza. 

Autores y obras más importantes

Entre los principales autores de este tipo de drama encontramos a los Hermanos Álvarez Quintero y también Carlos Arniches, quienes logran componer una serie de obras que incluyen el lenguaje coloquial y popular, lo que incluso se acerca a una especie de representación viva del contexto de Madrid en escena. Otros cultivadores del sainete serán Juan Ignacio González del Castillo, Luis Moncín, Ramón de la Cruz, Sebastián Vásquez, José López de Sedano, Antonio Pablo Fernández, Diego Ventura Rejón de Silva, Gaspar Zavala y Zamora, entre otros. 

Otros autores y obras importantes son Ricardo de la Vega con su obra “Verbena de la Paloma”, Carlos Arniches con “El amigo Melquiades”, así como obras como “El ojito derecho”, “Las de Caín” y “La buena sombra”, entre otros. En Argentina uno de los autores que más se destacó en este subgénero fue Armando Discépolo. 

Ejemplo de sainete

El siguiente es un fragmento de la obra  “Verbena de la Paloma”, escrita por Ricardo de la Vega: 

Don Hilarión (DH)

El aceite de ricino

ya no es malo de tomar.

Don Sebastián (DS) (Hablado)

¿Pues cómo?

DH

Se administra en pildoritas

y el efecto es siempre igual.

ESTRIBILLO

DS

¡Hoy las ciencias adelantan

que es una barbaridad!

DH

¡Es una brutalidad!

DS

¡Es una bestialidad!

DH

La limonada purgante

no la pide nadie ya.

DS

Como que esa limonada

ya no sirve para ‘na’.

Es lo mismo que un refresco

de naranja o de ‘cebá’.

DH

Pues por eso justamente

ya no es ni chicha

ni ‘limoná’.

DS (Hablado.)

Eso digo yo.

(Cantando.)

Pero el agua de Loeches

es un bálsamo eficaz.

DH

Hoy la ciencia lo registra

como muy perjudicial.

DS (Hablado.)

¡Agua de Loeches!

DH

¡Muy mala!

DS

Pero hombre…

DH

¡Muy perjudicial!