Saltar al contenido

Canción – Qué es, Cómo surge, Tipos de canción, Cómo escribir

¿Qué es una canción?

Es uno de los subgéneros líricos más importantes del mundo literario y en la actualidad, uno de los que más se ha difundido en todo el mundo. Bajo el foco contemporáneo, la canción es un texto que se sujeta a criterios de ritmo que permiten poder cantarse con distintos instrumentos musicales y con una gran variedad de temáticas. 

Aquí puedes conocer más sobre el género lirico

Es así que la canción, en particular, es uno de los subgéneros que más transformaciones y alteraciones ha experimentado a través de la historia, iniciando desde su origen hasta nuestros días, caracterizado como un fenómeno artístico y cultural. 

Significado de canción

El término canción proviene del latín cantio, que hace referencia a todo tipo de composición que se pueda cantar, de ahí que todas las letras que se expresan en este subgénero estén dispuestas para acompañarse con el sonido de los instrumentos. El término también permite referirse al nombre de un conjunto formado por letra y melodía que requieren la una de la otra para poder existir. 

Definición

De acuerdo a lo anterior, la canción es un tipo de composición del género lírico que expresa sentimientos, ideas o un tema en particular, que a menudo está relacionado con contenido amoroso. Su composición posee un ritmo, una letra y una melodía que se interpreta con la compañía de instrumentos musicales y puede tener una o varias voces. 

Las letras de las canciones denotan sentimientos, emociones, pensamientos, pasiones o mensajes, de forma que es considerada una de las expresiones artísticas más importantes de la literatura. 

Origen de la canción 

El nacimiento de la canción se sitúa en los conocidos trovadores provenzales, poetas pertenecientes al medioevo que se dedicaban a la escritura de letras acompañadas de la musicalidad y que, más tarde, darán vida a otros subgéneros líricos. Sin embargo, aunque es llamada así hasta esta época, los historiadores y expertos coinciden en que la canción fue la expresión del ser humano más antigua, la cual estaba diseñada principalmente para el acompañamiento de rituales y otras prácticas de entretenimiento y diversión de los primeros pobladores. 

Características de la canción

Ahora bien, veamos algunos aspectos claves que hacen parte de la canción y su composición en términos de letra y acompañamiento musical: 

Melodía

Es el eje de la canción y permite que sea distinguida de las demás. En la composición de la canción puede existir una melodía principal con melodías secundarias a través de las que se complementan. La melodía es cantada y las melodías complementarias son asignadas a los coros o voces secundarias, aunque a menudo también serán de los instrumentos musicales que estén en práctica con la línea de la melodía. 

Armonía

Es la que permite la relación y comunicación entre las notas y su propia distancia, de forma que establece la progresión de los acordes en la canción y las notas que serán parte de la melodía. Se debe tener en cuenta que la armonía siempre permanece presente dentro de la canción. 

Ritmo

Este elemento es capaz de influir tanto en la melodía de la canción como en la misma armonía, de forma que cuando se tocan acordes de una guitarra, por ejemplo, se hace con un ritmo determinado y una melodía, la cual no sólo constituye notas sino que se integra con un patrón de ritmo. El ritmo de la canción es la acentuación y el que permite el flujo de tiempos, suele alterar el ambiente y la velocidad de la canción, de forma que facilita el uso de efectos. Puede usarse para destacar notas, añadir velocidad, realizar pausas, generar contrastes, entre otras posibilidades. 

Silencio

Son espacios en los que no se escucha el sonido las notas de la música en ritmo, armonía o melodía. Constituye uno de los elementos más importantes de la canción porque permite establecer la terminación de interpretación de un instrumento musical y permite la unión de partes en la canción. 

Letra escrita

Si bien es cantada, el elemento textual es sumamente importante para la composición de la melodía y con ello, la unión de las sílabas con las notas de los instrumentos musicales. Las palabras, gritos o sílabas que se unen con la melodía permiten recordarlas fácilmente, su desconexión complica que se pueda rememorar. Es sumamente importante que la letra respete los espacios de la melodía y asegurarse de estar bien pronunciada y coincidir con ella. 

En cuanto al contenido de la letra en la canción, esta suele estar vinculada con aspectos para transmitir mensajes de acuerdo a la idea central de la canción. Sin embargo, hay canciones que no son cantadas sino que las sílabas se acogen a la melodía. 

Arreglos de la canción

Son detalles de la canción que permiten agregar variedad, entre ellos encontramos: 

Ambiente

Se refiere al entorno o clima en el que la canción es transmitida, fijada principalmente por el tema o la idea principal de la canción, llegando a generar un ambiente alegre, melancólico, nostálgico, eufórico, etc. También puede incluir otros elementos como lo infantil, lo romántico, lo épico, entre otros. 

Efectos sonoros

Incluye los sonidos que no son producidos dentro de la música sino que acompañan y crean un entorno distinto, particularizado por la decoración del ambiente, de forma que pueden ser sonidos como la lluvia, la calle, el paso del tren, el sonido de los autos, sonidos de animales, entre otros. Pueden aparecer en cualquier parte de la canción, aunque no son estrictamente necesarios. 

Frases

Son ideas musicales cortas que permiten completar la canción como rellenos, frases o arpegios que se suman dentro de la misma composición. 

Timbre

El sonido que indica la nota que producen los instrumentos musicales permitiendo la diferenciación de elementos en intensidad, tono o frecuencia. 

Estructura de la canción

La forma en la que está organizada la canción es un aspecto fundamental porque sus componentes se siguen usado. En este sentido, están las estrofas que pueden variar entre cinco y siete y que combinan versos cuyas sílabas también varían. 

Esta estructura contiene: 

Verso

Es la parte inicial en la que se empieza a desarrollar la canción y sus primeras letras. Así, se va contando qué tema será el de la canción con una armonía establecida. Tanto la duración del verso como la duración del estribillo puede variar, aunque suelen estar entre 1 y 4 versos de acuerdo a la duración, la cantidad de líneas y el ritmo. 

Pre-estribillo

Es considerado un arreglo musical que es el que se usa para la transición de la armonía, de forma que conecta el verso que va en la parte inicial con el estribillo que está por venir. Es así que cuando el verso, como el estribillo tienen el mismo patrón armónico, es el pre-estribillo el que indica el nuevo patrón para evitar que el estribillo se fije sin una transición. De esta manera, el pre-estribillo es una especie de puente que comunica las dos partes, introductoria y central de la composición con un mismo patrón armónico para la unión de estos. 

Estribillo

Como uno de los componentes más importantes, es un conjunto de versos que se repiten varias veces en la composición de la canción. Esta repetición permite que en esta parte de la canción se pueda destacar aún más la idea principal de la letra. Con frecuencia el estribillo se convierte en el comentario menos narrativo y más reflexivo, donde contrasta los versos en ritmo, armonía, melodía y genera dinamismo combinado con la instrumentación. Pueden o no usar una melodía distinta de versos. 

Se considera el estribillo como la parte más importante dentro de la canción popular, como ya veremos en los tipos, la cual se caracteriza por estar contenida en la música comercial debido a su repetición de inicio a fin. 

Puente musical

Es el elemento que permite la conexión de las partes de una canción a través de la cual se construye una armonía que involucra las partes. El puente musical permite que la canción no caiga en la repetición y eleva el ritmo a un clímax, generando tensión y preparando la canción y su composición para el final. Uno de los ejemplos más comunes es lo que sucede en la canción popular en los géneros musicales como el rock, donde el puente musical es el solo de guitarra que se realiza luego de versos de la canción. Este se repite hasta llegar al final de la canción. 

Cierre

También llamado final de la canción, aunque si bien existen varias formas de terminar la canción, el final se refiere a un quiebre de la canción que culmina en un silencio que bien puede ser repentino o continuar a través de acordes. A menudo en la canción el cierre se alcanza con la repetición del estribillo hasta el silencio final, también se usa la repetición de los sonidos de la introducción. 

Tipos de canción

A lo largo de la historia la canción fue uno de los subgéneros mayormente difundidos, de ahí que su evolución y transformación se haya realizado y dejado una gran variedad de tipos de canciones que identificamos hasta la actualidad. Estos son: 

Canción lírica

Son todas aquellas canciones que pertenecen a la música clásica y en las que su composición conservan la escritura en verso y en estrofa. A menudo se trata de obras que son creadas por poetas y que son acompañadas de instrumentos musicales como el piano, además de estar presentes también con las orquestas sinfónicas para su interpretación. 

Canción siciliana

Este tipo de canción se caracteriza porque está compuesto por dos pies o piedi, los cuales tienen, a su vez, la misma cantidad de versos, pero se diferencian en el esquema rítmico, el cual con frecuencia suele ser diferente. La cola de la canción siciliana está compuesta de dos vueltas con el mismo esquema métrico. 

Canción anarquista

Es un tipo de canción que usaron artistas como Dante y Petrarca. Esta modalidad se caracteriza porque está compuesta por dos pies y una sola cola indivisa. Entre frente y la cola existe un chive que lleva y repite el último verso de la parte inicial. 

Canción popular

Es un tipo de canción moderna que evidencia la diversidad de estilos musicales que se fueron incorporando a la transformación de la canción. Se trata de canciones que son escuchadas de forma masiva, es decir, por una gran cantidad de personas y que, además, son difundidas a través de los medios de comunicación. 

Un aspecto importante que debemos tener en cuenta de la canción popular, tiene que ver con que están sujetas a la propiedad intelectual, de forma que tienen un autor, pero esto no reduce la colaboración e interpretación de otros autores sobre la misma canción o la composición de nuevas letras. Su estructura es mucho más sencilla, aunque en algunos casos esto varía y de aquí surgen otra serie de géneros musicales masivamente difundidas. Los géneros musicales que adoptan la canción popular son el rock, la salsa, la balada, el rap, el pop, el reggae, el jazz, el blues, la cumbia, entre muchos otros más. 

Canción folclórica

Hace referencia a aquellas composición líricas que dan cuenta de la identidad cultural de una zona determinada, país o región. En este sentido, las composiciones tienen distintos temas que exponen aspectos como las costumbres, las creencias, tradiciones, historias y otra serie de relatos de grupos sociales concretos a partir de la canción. 

¿Cómo escribir una canción?

En la actualidad, uno de los tipos de canción más empleados es la canción popular, siendo esta época moderna su principal sede de funcionamiento. Veamos cómo escribir una canción paso a paso: 

  1. Definir la temática de la canción 

Si bien la escritura de una canción implicaría conocimientos en el área musical, algunos autores antiguos, preferían iniciar por la escritura y el planteamiento de la idea para luego construir la composición musical que acompañaría la letra. De esta manera, lo que se hará en primer lugar será definir la temática que tendrá la canción, a partir de ese momento ya sabremos qué instrumentos y ritmos podremos darle. 

Las canciones de amor, por ejemplo, vienen acompañadas de sonidos alegres y suaves, las canciones de fiesta tienen ritmos más rápidos y movidos. Asegúrate de tener la temática definida para poder añadir lo demás. 

  1. Analiza los recursos literarios 

Las palabras que uses y la forma en la que las organices, es un factor sumamente importante a la hora de escribir una canción. Por ello es clave que te concentres en lo que quieres decir y esbozan algunas ideas cortas que irán fijadas en el texto final. Algunos de los elementos que suelen estar presentes en las canciones como lo son las figuras retóricas, entre las que se encuentran la metonimia, el símil, entre otras, en estructuras variadas como discursos, poemas, cuentos, cartas, etc. 

  1. Crea tu propio estilo

Si bien, sobre todo en las canciones populares, los géneros musicales llevan un ritmo característico, es sumamente importante que la escritura de la composición lírica sea original y no busque copiar un estilo de letras, pues esto lo que le permite distinguir y evidenciar la perspectiva única de lo que se quiere decir a través de la canción. Para crear una composición sin precedentes puedes remitirte a experiencias, creencias personales, metáforas, juegos e incluso palabras que hayan sido inventadas. La creatividad es un factor potencial para la creación así que lánzate a explorar. 

  1. Escucha música y canciones 

Como mencionamos, no se trata de repetir y replicar melodías ni letras, pero es claro que para un poeta es clave leer poesía, para un escritor de cuentos es necesario haber leído cuentos, por ello para el poeta de canciones es clave escuchar melodías y letras de canciones que le permitan ampliar su panorama imaginativo. Esto permitirá que, además, puedas descubrir composiciones posibles, cambios de ritmos, estructuras variadas de composición o en verso, entre otros aspectos que te ayudarán a afinar tu composición. 

  1. Lee y escucha 

Puede que cada que termines una estrofa o cuando termines la totalidad de la canción se te ocurra agregar cosas y realizar modificaciones, por ello es clave que leas tus letras y así mismo intentes cantarlas con la melodía que consideras. Aquí podrás realizar los cambios que desees, transformar oraciones e incluso agregar imágenes poéticas que hayan pasado desapercibidas si es que optaste por un lenguaje más poético. Evita las frases demasiado largas, puedes dividirlas. 

La práctica es fundamental, por ello es importante seguir practicando la escritura de canciones, cambiando frases que no sean de tu agrado y reemplazándolas con figuras que realmente logren transmitir lo que sientes, esta será la mejor manera de determinar la calidad y distinción de las obras que empezamos a escribir. 

Autores y obras más importantes

Entre los poetas líricos, caracterizados por el canto y la composición de estas letras líricas encontramos a Anacreonte, Alceo de Mitilene, Íbico, Píndaro, Simónides de Ceos, Alcmán de Esparta, Safo, entre otros artistas líricos de la cultura griega de donde se recogen los primeros vestigios de este subgénero del género lírico.