Saltar al contenido

Elegía: qué es, definición, significado, origen, características y más 

¿Qué es la elegía? 

Es uno de los subgéneros del género lírico más importantes de la literatura, el cual principalmente incluye temas relacionados con la tristeza, el lamento y el dolor por la partida física de un ser querido o cualquier otra situación que sea causante de estos sentimientos humanos. 

Conoce aquí la información completa de la literatura

La elegía está caracterizada por una actitud que consiste en lamentar todo lo que se pierde en la vida humana, desde la vida, hasta el tiempo, la ilusión, la esperanza, los sentimientos, seres queridos, entre otros que darán origen a sentimientos de tristeza y que se expresan a través de esta composición lírica. 

Significado de elegía

El término -elegía- proviene del griego élegos, el cual hace referencia a un término con el que se designaba una especie de canto de duelo. Es así que el término dio origen a una nueva categoría del género lírico para designar obras que expresaban la brevedad de la vida y la tristeza a través del recuerdo. 

Definición

La elegía se define como un tipo de composición poética que expresa fundamentalmente sentimientos de tristeza a causa de la muerte de un ser querido o de un amor. A menudo sus temas rondan la pérdida de la ilusión y la esperanza por eventos infortunados que desencadenan estos sentimientos en el ser humano. 

Aquí puedes conocer más sobre el género lírico

Origen de la elegía

Se considera que el nacimiento de la elegía se remonta a la antigüedad, especialmente en Grecia donde la elegía se trataba de un poema compuesto de estrofas y de dos versos, el cual era conocido entonces como dístico elegiaco y una de las composiciones más importantes de la tradición oral. En sus inicios la elegía se representaba a partir del canto y era cantado con la compañía de la melodía de una flauta. 

En este momento, los poetas griegos no sólo incluían en la elegía temas sobre la muerte, sino que además incluían otros temas relacionados con contenidos más amplios como por ejemplo las derrotas, el paso del tiempo, la nostalgia, las catástrofes, entre otros aspectos que desencadenan sensaciones y sentimientos de tristeza. Con el paso del tiempo la elegía empieza a ser uno de los subgéneros más extendidos en todo el mundo, produciendo importantes obras de poetas latinos. 

Es en durante el Renacimiento que la elegía experimenta su mayor producción de obras en lengua española, aunque para este instante los temas que incluía se refieren a temas de menor lamento, dado que al llegar a la tradición latina empieza a interactuar con la temática amorosa completamente. 

Características de la elegía

Pérdidas del ser humano: aunque si bien en algunas zonas del mundo la elegía se refería a la pérdida del amor en particular, lo cierto es que en principio incluye cualquier elemento, sentimiento o persona, de forma que retrata cualquier tipo de pérdida que sufra el ser humano con el paso del tiempo. Es la razón principal por la que también incluirá en sus composiciones situaciones que evoquen a sentimientos como la angustia, la nostalgia, la melancolía, el agotamiento, entre otras dimensiones de sentimientos. 

Métrica

En sus inicios la elegía mantenía una métrica estructurada en dos versos conformados por un hexámetro y un pentámetro, que como mencionamos, se designaba con el nombre de “dístico elegíaco”. Es con su incursión en la literatura española que se empieza a escribir a partir de versos libres. 

Expresividad

Esta es sin duda una de las características más importantes de la elegía, dado que sus textos poéticos tienen una fuerte carga de expresividad dado el tema al que se dirigen. Es así que en la composición el autor expone sus sentimientos de tristeza, dolor, pasión, nostalgia y melancolía por la pérdida de cualquier aspecto de la vida humana. 

¿Cómo escribir una elegía?

Para la escritura de un poema de este tipo, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos: 

  1. Realiza una lluvia de ideas 

Es importante tener en cuenta que en el caso de la elegía, no solo hablamos de la pérdida de personas, sino también de todo tipo de elementos que se han perdido y que dejan sensaciones de ausencia, como los lugares, el tiempo, etc. Por ello, si aún no tienes definido el tema al que te gustaría dirigir la elegía, puedes considerar varias opciones. 

Puedes empezar por escribir una lista de personas por las que hayas sentido admiración, que hayas querido demasiado, familiares, amigos, etc, incluso pueden ser personajes históricos, tú decides. Si no quieres dirigirte a una persona, entonces puedes llevar la mirada a acontecimientos del pasado, un recuerdo de la infancia, lugares que se hayan visitado, entre otros. 

  1. Describe las sensaciones 

Una vez hayas tomado el punto de partida, escribe las sensaciones y los sentimientos que te produce pensar en ello, aquí iremos descubriendo qué te produce y qué es lo que quieres expresar en la composición lírica. En la medida en la que identificamos nuestros sentimientos vamos construyendo el tono que tendrá el poema. 

Por ejemplo, si quieres escribir sobre la partida de una persona, puedes escribir palabras concretas como tristeza, ausencia, recuerdo, nostalgia, etc. 

  1. Identifica la razón por la que escribes la elegía 

Ahora que has iniciado, es momento de escribir por qué estás mirando a este elemento que te causa dolor o tristeza. Describe el momento en el que te encuentras y qué tipo de relación tienes con aquello sobre lo que estás escribiendo. Incluso puedes explicar las razones y las circunstancias que desenvolvieron la situación, la razón de la partida de la persona, el cambio que añoras, etc. Todos estos elementos son claves para dar rienda suelta al sentimiento. 

  1. Escribe y escribe 

Ahora que has profundizado en las bases de tu composición, es momento de empezar a unir y escribir. Lo ideal es que escribas varios borradores hasta llegar a la elegía final, pues de cada uno de ellos podrás tomar elementos que hayan sido de tu agrado para la composición del resultado. Elige la composición que logre la forma, el tono y el sujeto precisos. 

Recuerda que para escribir este tipo de composiciones líricas es sumamente importante que previamente hayas pasado por varias obras de este tipo, pues de esta manera podrás explorar muchas más opciones de poetas de distintas épocas en distintas temáticas y aumentar tus posibilidades e ideas. 

Autores y obras más importantes

Algunos poetas latinos que resaltaron en la elegía son Ovidio, Ennio, Propercio y Tibulo. Entre poetas hispánicos es posible identificar otros autores como Octavio Paz, Pablo Neruda, Miguel de Unamuno, Federico García Lorca, Jorque Manrique, Miguel Hernández, entre otros. 

Ejemplo de elegía 

Este es un fragmento de “Elegía Interrumpida” de Octavio Paz: 

Hoy recuerdo a los muertos de mi casa.

Al primer muerto nunca lo olvidamos,

aunque muera de rayo, tan aprisa

que no alcance la cama ni los óleos.

Oigo el bastón que duda en un peldaño,

el cuerpo que se afianza en un suspiro,

la puerta que se abre, el muerto que entra.

De una puerta a morir hay poco espacio

y apenas queda tiempo de sentarse,

alzar la cara, ver la hora

y enterarse: las ocho y cuarto.

Para conocer otros subgéneros del género lírico, no olvides visitar nuestra sección de géneros en la zona de Literatura.