Saltar al contenido

Pastorela: Qué es, Definición, Tipos, Características, Ejemplo y más 

¿Qué es la pastorela?

La pastorela es uno de los subgéneros del género lírico, más antiguos de la literatura universal, pasando a ser una forma musical de origen pastoril que se caracterizó en sus inicios por cuidar de un ritmo con tonos alegres pero de composición sencilla. Es importante tener en cuenta que inicia como un tipo de composición poética que va a ser desarrollada por trovadores que pronto difundirán su contenido en distintas regiones del mundo. 

Conoce aquí la información completa de la literatura

Sin embargo, además de su contacto con la poesía, también es un subgénero literario que se vincula con el teatro, dado que su composición en diálogo le permitió una fácil adaptación a la representación con actores. Es así que se dará origen a una égloga, novela y por supuesto, un teatro que llevará este estilo único de esta época, pues juntaba varias formas de expresión artística que se ubicaban en espacios campestres. 

Significado de pastorela

El término -pastorela- procede del italiano –pasttorella-, que traducido al español se refiere a -pastorcilla-, de ahí que se construyan estas composiciones basados en esta figura que toma como uno de los protagonistas de la historia junto al caballero al que acepta o rechaza, en la mayoría de los casos. 

Aquí puedes conocer más sobre el género lírico

Definición

La pastorela se puede definir como un tipo de composición poética desarrollada por trovadores provenzales que pronto empieza a adoptar una forma musical sencilla y alegre. En sus inicios la pastorela tomará varias temáticas de composición y pasando por varias zonas y continentes. 

Más tarde se convertirá en un tipo de composición escrita dirigida a la representación teatral de acontecimientos bíblicos que darán cuenta del nacimiento de Jesús, la llegada de los Reyes Magos a su lecho y en general, la lucha permanente entre el bien y el mal que estará representada por los ángeles y los demonios. 

Qué es la pastorela

Origen de la pastorela

Aunque no se tiene una fecha exacta acerca del origen específico de este subgénero lírico, se considera que las primeras pastorelas van a relatar encuentros de temática amorosa, la cual incluía especialmente el encuentro de un caballero con una pastora a la que éste intenta enamorar. Este carácter, posteriormente, le permitirá adoptar varias formas de composición como lo serán el uso del diálogo. 

En Nueva España el uso de las pastorelas estuvo dirigido especialmente a la actividad de la evangelización. Aunque se desconoce la fecha de nacimiento de la pastorela, se considera que la primera composición de este tipo fue “La adoración de los Reyes Magos” de Fray Andrés de Olmos, una pastorela que se realizará en México y que fue escrita en náhuatl. 

En el caso de la pastorela en territorio latinoamericano, tiene su origen en la religión cuando los sacramentos son llevados por los misioneros franciscanos a varios pueblos indígenas del continente americano. Esta difusión de las pastorelas dará origen a varias obras que se recogen en la tradición con el sincretismo cultural de la zona. 

Su punto de desarrollo más alto se situó en el siglo XVI cuando se vincula con el teatro para la evangelización, proceso y actividad que es ejecutada por evangelizadores franciscanos y que, posteriormente, fue promovido principalmente por los jesuitas. Es así que para el siglo XVIII empiezan a desarrollarse y difundirse las pastorelas en distintas versiones construidas por estilos y enfoques distintos. Más tarde en este mismo siglo, las pastorelas serán usadas para denunciar injusticias sociales, pero también para denuncias por parte de los abusos de la Iglesia, de manera que será tomada por los activistas que luego serán perseguidos por la Santa Inquisición. 

Siglos después aunque no se sigue componiendo en este género, el término ha quedado en la memoria. En el caso de México, el término es usado para aludir a una representación tradicional de Navidad sobre la llegada del Niño Jesús con los pastores, quienes tentados por Luzbel y quien lucha contra el ángel para así poder cerrar la adoración del niño y la visita de los Reyes Magos. Esto se debe a que el pastor era concebido como un personaje no corrupto y libre de pecado. 

Características de la pastorela

Veamos algunos de los puntos clave de este tipo de composición lírica que fue tan importante para la religión, la cultura y las comunidades: 

Tema

En sus inicios la pastorela se convierte en un tipo de composición que relata el encuentro de un caballero y una pastora en medio del campo, es el hombre el que intenta enamorar a la mujer. Este encuentro termina con el rechazo de la pastora al caballero a través de un ingenio agudo o, en otros casos, con la ayuda de sus familiares. Suele ser un final que se usa para cerrar la historia, sin embargo, también se puede construir con finales abiertos. 

Forma de composición

Debido a la intención de seducción que tiene en sus inicios la pastorela, se compone con una forma de diálogo en la que se realiza, también, descripciones del entorno, aparecen temas moralizantes y en muchos casos se introduce el tono picaresco, todo un ambiente que será inventado por el trovador. 

El diálogo que se manejó en la pastorela, mantenía una relación muy importante y similar con las formas de habla de los aristócratas, así como también de los villanos. 

Personaje

La pastorela se caracteriza por establecer una serie de características tanto en la pastora como en el caballero. En este sentido, la pastora es una mujer respetuosa que, incluso llega a evidenciar un mayor nivel de ingenio que el caso del caballero, esto se verá especialmente en situaciones comprometedoras en las que él intenta ponerla. Con el paso del tiempo y el uso que le empieza a dar la Iglesia, aparecerán otros personajes como la Sagrada Familia, que incluye a Jesús, María y José, así como también aparecen otros personajes dentro de los que destacan los Reyes Magos Melchor, Baltasar y Gaspar, pastores en el camino, el arcángel Gabriel u otros ángeles, y finalmente el diablo o Lucifer. 

Imaginación del trovador

Un aspecto que se debe tener en cuenta es que este tipo de composiciones eran cantadas por el trovador, quien, además, añadía elementos inventados a la historia de la pastorela y en muchos casos, los situaba en ambientes y ubicaciones geográficas que eran identificables y que descendían de la imaginación del mismo trovador. 

Características de la pastorela

Tipos de pastorela

Debido a la gran evolución que tuvo la pastorela, es posible identificar varias modalidades en las que fue usada la composición de acuerdo a la intención y el contexto. Así, existen los siguientes tipos de pastorela: 

Pastorela de navidad

Son una de las más representativas desde su integración con la Iglesia, siendo las más usadas para la representación del nacimiento del Niño Jesús y una de las clásicas que hablan de toda esta etapa que incluye la llegada de los Reyes Magos y los artificios de María y José en compañía del ángel para luchar en contra de los demonios. 

Pastorela religiosa

Aunque si bien la pastorela de navidad también se puede considerar una pastorela religiosa, no se encuentra aquí debido a que en esta sección se incluyen toda serie de cuestiones que involucran lo teológico y varían en sus enseñanzas sacramentales. 

Pastorela escolar

Son pastorelas que son escritas y representadas especialmente para dirigirse al público infantil, es decir a niños en estos ambientes escolares. 

Pastorela musical

Como su nombre indica, es un tipo de composición en el que la pastorela incluirá la participación de instrumentos musicales para su lectura y representación. 

Pastorela histórica

Se caracteriza principalmente por el tipo de contenido que desarrollan, dado que en ella se incluyen varios sucesos y acontecimientos históricos de gran importancia y que resultaron determinantes en la formación de comunidades u otros cambios. 

Pastorela romántica

Es uno de los tipos de pastorela más antiguos y más importantes, dado que datan el origen de este subgénero literario, enfocado en la temática del amor y el romance, especialmente entre la pastora y el caballero. 

¿Cómo escribir una pastorela?

Ahora bien, la escritura de una pastorela debe tener en cuenta la intención principal del tema del que se quiere hablar, además de otra serie de aspectos que conviene tener en cuenta. Veamos: 

  1. Identifica el argumento 

Luego de conocer todo lo relacionado con la pastorela, empezaremos la escritura de nuestra pastorela con la identificación del argumento de la composición. Para ello tenemos varias opciones, como el intento de los pastores para ingresar a Belén, los demonios poniendo obstáculos para evitar que los pastores lleguen, el vencimiento del bien sobre el mal, es decir de los ángeles sobre Lucifer, entre otros. 

Esta es una de las opciones más conocidas, sin embargo, también puedes tomar otra parte de los personajes que tienen que ver con la pastora y el caballero, si prefieres escribir sobre ellos. 

  1. Organiza los personajes

De acuerdo al tipo de pastorela que vayas a escribir, es necesario que organices los personajes que vas a usar. Recuerda que entre ellos encontramos los pastores, que son parejas inocentes y que se encuentran en el ambiente campestre, también están los ángeles, los demonios, entre ellos Lucifer, también suelen aparecer otros personajes como ermitaños, el anciano sabedor, etc. 

  1. Determina el elemento clave

Con este punto hacemos referencia al elemento que determina el punto más alto de la historia, el cual está construido frecuentemente por las tentaciones que son puestas por el diablo a los pastores y demás personajes, excepto a los ángeles. Estas tentaciones están constituidas por los vicios y los pecados capitales más comunes en el ser humano según el cristianismo. Estos pueden ser: la soberbia, la lujuria, la avaricia, la pereza, la ira, la envidia y la gula. 

  1. Terminación de la historia

En la pastorela el vencimiento del bien sobre el mal siempre está presente, mediado fundamentalmente por la presencia de los ángeles frente a los obstáculos dados y construidos por los demonios. Esto es determinante para la culminación de la historia. 

Si quieres enfocarte en otros tipos de pastorela, entonces la terminación de la historia culminará con la aceptación o el rechazo completo de la pastora por el caballero, en el caso de la pastorela romántica. 

  1. Evalúa tu composición 

Una vez hayas terminado, evalúa su construcción a través del diálogo de los personajes, que en este caso suelen ser pocos y representados. Asegúrate de que cada uno de los personajes esté caracterizado correctamente, los pastores por su bondad y los demás roles de cada uno de ellos. 

Para tener una mejor referencia de la escritura y composición general de las pastorelas, puedes encontrar algunas navegando en Internet, como el fragmento que te dejamos más abajo. 

Autores y obras más importantes

La pastorela es una de las composiciones líricas más antiguas y que ha quedado en esta fecha, razón por la que las composiciones que se conocen son limitadas. Entre los principales compositores de la pastorela podemos identificar figuras como Paulet de Marselha, Gavaudan, Marcabrú, Giraut de Bornelh, Gui d’Ussel, Guiraut Riquier, Joan Esteve, Guiraut d’Espanha, Cerverí de Girona,Joyos de Tolosa, Guilhem d’HAutpoul y otra serie de compositores anónimos. 

Con su llegada al continente americano, empiezan a crearse nuevas tradiciones como una de las más antiguas y conocidas llamada “La comedia de los Reyes”, también están otras obras como “La pastorela de Tepotzotlán” escrita por Miguel Sabido y Jaime Saldivar, y otra serie de obras anónimas como la “Pastorela de Zapotlán”, que fueron recogidas por el Teatro Campesino, cuyas dramatizaciones incluían elementos políticos y sociales. 

Ejemplos de la Pastorela

El siguiente es un fragmento traducido de una pastorela anónima llamada La Reverdie: 

El otro día, entre unos arbustos, 

encontré una pastora mestiza, 

llena de alegría y entendimiento. 

Como hija de villana,

capa y sayon forrado

vestía, y camisa de malla

zapatos y medias de lana. 

Me acerqué por la planicie: 

“Moza”, dije, “ser encantador,

me temo que paséis frío”. 

“Señor”, dijo la villana. 

“Gracias a Dios y a mi nodriza, 

poco me importa el viento, 

pues soy chica sana y alegre”: 

“Moza”, dije, “ser piadoso,

¡me aparté de mi camino

para haceros compañía”

Una joven villana como vos

no debería, sin un semejante,

pastorear tal rebaño 

en un lugar tan solitario”. 

Para conocer más acerca de otros subgéneros literarios y más acerca de Literatura, no olvides visitar nuestra sección completa donde encontrarás mucha más información acerca de este tipo de arte.