Saltar al contenido

Relato – Definición, Tipos de relato y Cómo escribir un relato 

¿Qué es un relato?

Relato es uno de los géneros narrativos más importantes y difundidos en todo el mundo literario, dada la brevedad de sus obras y así mismo, el aumento de producciones literarias características del relato que se han reunido a lo largo de la historia. Un relato es un tipo de texto que representa sucesos a partir del lenguaje, estos pueden ser históricos o ficcionales. En cuanto a su extensión, suelen ser más largos que un cuento y más cortos que una novela.

Conoce aquí la información completa de la literatura

Este es también un conocimiento transmitido con particularidades claras, dado que su concepto procede del latín relatus, haciendo referencia también a cuentos y narraciones cortas. A menudo podemos encontrar relatos en otras manifestaciones de la literatura. 

Significado 

El término -relato-, proviene del vocablo latino relātus, con el cual también se ha designado a los cuentos, haciendo énfasis en una extensión mucho más corta que le ha permitido destacarse como uno de los subgéneros narrativos literario más importantes. 

Definición del relato

De acuerdo a lo anterior, el relato es una de las formas narrativas más corto que una novela y un cuento, dado que se propone reunir los aspectos más importantes de la historia y hacer énfasis en eventos cruciales para el desarrollo de la historia. Ese caracteriza por ser un relato en el que se reducen sustancialmente las descripciones y busca impactar con muchas menos palabras y detalles. 

Los relatos que pueden ser reales o ficticios y no están sujetos únicamente al campo escrito, dado que trascienden y pueden presentarse a través de la transmisión oral. Si bien cuando se escriben pueden tener una estructura definida, especialmente por el género narrativo como inicio. nudo y desenlace, cuando son relatados de forma oral y como producto de inspiración momentánea, pueden salirse de ese esquema. 

Origen del relato 

Aunque si bien en principio se trató y relacionó directamente con el cuento corto, años después se haría su distinción y se dividiría el relato como uno de los subgéneros de la narrativa y el cuento corto como un tipo de cuento, otro de los subgéneros de este campo literario. En principio el concepto fue reconocido en 1842 con la crítica al autor Edgar Allan Poe, hacia Hawthorne, proceso experimental, que sería clave para la nueva forma de ficción literaria. No obstante, con el paso del tiempo ya se habían recolectado historias breves, como lo son los primeros libros dispuestos en la Biblia.

El relato empieza a incluirse dentro de la historia de los poemas narrativos, así como en la tradición oral que permitió rastrear su aparición en el siglo XIII. Posteriormente, los escritores del movimiento del romanticismo más importantes empezaron a trabajar el subgénero literario, por lo que figuras como Addison y Defoe empiezan a destacar en la creación de relatos. Sería hacia el siglo XIX que el relato será dispuesto sólidamente en el campo literario por autores de la época como Edgar Allan Poe, Irving y Hawthorne, quienes emplean el campo para crear historias cortas y dando lugar al relato en la literatura como un texto conciso y caracterizado por la agudeza de los elementos, de forma que se establece el subgénero y con él, los parámetros que lo distinguen de los demás subgéneros narrativos. 

Características del relato 

Se trata de un género narrativo de la literatura donde el autor sintetiza aspectos clave de la situación o historia, los cuales resultan esenciales para el desarrollo del tema. En el relato el impacto se logra con menos palabras a diferencia de otros géneros como la novela. Los temas de los relatos tienden a acercarse a aspectos sobrenaturales más que a los reales. 

Los relatos carecen de descripciones y detalles demasiado específicos, parte de puntos de referencia concretos. Estos aspectos hacen que el lector pueda conectarse con la historia sin el peligro de perderlo, pues le presenta un panorama preciso. Un buen relato es aquél que logra contener la atención del lector desde el inicio hasta el final. Estos deben ser leídos sin mayor dificultad, no debe incluir un relato dentro de otro. 

Estructura: el relato puede estar construirse desde una o de varias voces dentro de la misma narración. El relato también construye a cada uno de los personajes, así como el espacio y tiempo en que suceden los hechos. 

Siempre deja espacio para la sorpresa, siempre acción tras acción. Aunque no es requisito que cuente con una introducción, desarrollo y final, es importante la presencia de un cambio o giro trascendental en la historia. Recuerda que el relato puede ser resultado de una inspiración momentánea. 

Partes del relato 

Como mencionamos, no existe una estructura o partes fijas que deben estar presentes dentro del desarrollo de un relato dada su especificidad, sin embargo, es necesario tener en cuenta elementos como los que te presentamos a continuación para resolver partes clave y preguntas acerca del narrador, lo que sucede, el espacio y tiempo que sí deben estar incluidas dentro del relato. 

Veamos un poco más cada parte que contiene un relato: 

Título

No en todos los relatos existe un título, sin embargo, cuando se decide incluirlo éste debe estar relacionado con el tema central del relato. 

Tema

En la escritura de este, como veremos más adelante, es lo primero que se debe tener en cuenta para empezar con la construcción de las escenas. Es el acontecimiento sobre el cual sucede la historia del relato, puede ser un suceso, una conquista, una etapa en la vida personal, un logro, un hecho triste, entre otros. 

Introducción

Esta parte es un fragmento corto en el que aparecen las ideas que se presentarán en el relato. A menudo esta sección incluye el lugar, tiempo y los personajes que estarán dentro de la historia a modo de descripción o presentación corta. 

Personajes

Se deben usar pocos personajes, estos deben tener papeles fundamentales dentro de la historia. 

Ambientación

Esta parte incluye el espacio en el que ocurren los hechos, los tiempos verbales que se van a usar y en general, el medio en el que se desarrolla el relato. 

Cierre

Los hechos fueron presentados en secuencia en el curso del relato, por ello el desenlace del relato, este puede responder a una pregunta desarrollada en el texto, una preocupación o incluso presentar una sugerencia de acuerdo al tema central. 

Estructura del relato

Como subgénero del campo narrativo, En su escritura mantiene una serie de elementos que le permiten seguir esta estructura, aunque en muchos casos con la acción de relatar, puede que estos varíen en su orden. 

Planteamiento

Es la primera parte del texto en la que se presentan únicamente los personajes fundamentales de la historia, se les ubica en una situación determinada en un lugar y tiempo específicos, de forma que se presenta al lector los fundamentos del relato de forma clara y concisa. 

Nudo 

Es la parte central en la que crece y se empieza a desarrollar el conflicto importante del relato, el problema alcanza el punto más alto y de mayor interés para el curso de la historia donde los personajes se enfrentan a un obstáculo. 

Desenlace

Es el cierre del relato en el que se procede a resolver o solucionar el conflicto planteado en el nudo de la historia. Cada uno de los personajes o el personaje, resuelve el problema. Es importante tener en cuenta que el relato no siempre tiene un final descriptivo, dado que puede cerrarse sin que tenga una solución definida. 

Tipos de relato

Tipos de relato

En particular, los relatos se dividen en dos categorías principales: los relatos orales o los relatos escritos. La diferencia de estos parte del lenguaje que se usa en cada uno, pues mientras en el relato oral se usa un lenguaje informal, el relato escrito acostumbra usar un lenguaje mucho más formal aplicando las reglas del idioma, la correcta redacción y ortografía, además de otros elementos. El oral puede tomar forma escrita con la transcripción debida. 

De acuerdo a lo anterior, las divisiones del relato son: 

Relato personal

este tipo de texto es una forma de representación narrativa de un suceso o hecho de gran importancia dentro de la vida íntima de una persona. A menudo esto implica la expresión de sentimientos y emociones que alcanzan también al lector. También cuentan con un espacio y tiempo definidos, usados por el narrador para ser el protagonista de lo que sucede. 

Este tipo de relato puede usar lenguaje informal o formal, incluir descripciones de lugares, personajes o cosas, narrados en primera persona con carácter subjetivo. Los verbos son usados en presente o pasado. 

Relato histórico

es un tipo de relato que se centra en contar acontecimientos reales de forma cronológica, parte de un episodio real y trascendental de la historia. Este tipo de relato puede representarla o presentarla parcialmente sujeta a la verdad o cambiando algunas cosas, todo dependerá de las intenciones del autor. Puede tener una relación directa con el hecho real. 

Para su escritura es necesario tener conocimiento total de los hechos que se quieren contar, tiene la posibilidad de vincular elementos de la ficción y la mirada personal de quien lo escribe. 

Relato testimonial

este tipo de relato contribuye a la conservación de la memoria, de forma que puede proceder directamente del relato oral. Sin embargo, también puede crear la memoria en caso de no tener conocimiento previo. Este relato vincula elementos del contexto de la persona que narra la historia o el acontecimiento. 

Relato según su longitud

Esta forma de clasificación se centra en la extensión del relato. Así, el relato largo puede prolongarse a 500 o más palabras, los relatos cortos o también conocidos como relatos breves pueden ser de menos de 250 palabras, y finalmente encontramos los microrrelatos que pueden ser de menos de 80 palabras. 

Relato fantástico

los temas que se tratan en este tipo de relato superponen todo lo extra natural a lo natural. La historia a la que recurre el relato incluye hechos irreales que no tienen una justificación, es decir, no hay certezas dentro de lo que está sucediendo. Estas explicaciones sobre los acontecimientos no están dadas en el texto para que el lector las pueda encontrar. 

Relato maravilloso

las posibilidades lógicas son insuficientes para explicar el suceso de los hechos que se están desarrollando, la acción puede ocurrir en otro universo. Aquí el lector es quien decide si es necesario recurrir a nuevas leyes de la naturaleza que expliquen el fenómeno que se presenta. Así, puede incluir  objetos o seres con tamaños irreales, los hechos irreales son incorporados como reales, o incluso las herramientas irreales se encuentran dentro de un entorno completamente real. 

Relato maravilloso y extraño

el lector puede justificar el curso de los acontecimientos con herramientas y sucesos irreales del relato. Los relatos de este tipo suelen estar relacionados con historias cortadas por dementes, sueños, personajes bajo efecto de sustancias que alteren su visión de la realidad, entre otros aspectos. Sin embargo, la característica fundamental tiene que ver con que se encuentra una explicación lógica que será desmenuzada por el lector. 

El microrrelato más importante fue escrito por Augusto Monterroso: “Cuando desperté, el dinosaurio todavía estaba allí”. Este texto ha sido objeto de críticos y expertos para diferenciarlo entre cuento y relato, aún no hay una respuesta concreta. 

¿Cómo escribir un relato?

A continuación presentaremos una serie de elementos que se deben tener en cuenta a la hora de escribir un tipo de texto como este: 

  1. Elige el tema: una vez tengas la idea o el tema de tu relato, será más sencillo empezar a construir las escenas. Recuerda que el relato no debe extenderse, por lo que no es necesario detallar el argumento del texto. Lo ideal es que te enfoques en los acontecimientos centrales y entorno a ellos construir la historia, pues el relato debe ubicarse sobre ellos. 
  1. Identifica el narrador: puedes elegir cualquier tipo de narrador, ya sea omnisciente, en segunda o tercera persona, una o dos voces, etc. Sin embargo, lo más importante es que el registro no tenga cambios bruscos de narrador, dado que esto podría confundir al lector y cambiaría la conducción del relato. Intenta manejar el mismo narrador en toda la historia. 
  1. Construye los personajes: para empezar a presentarlos empieza por elegirlos. Evita sobrecargar el relato con demasiados personajes, lo recomendable es que el rango esté entre 1 y 3 personajes. La personalidad de los personajes debe ser clara para el lector con datos como sus nombres y edades, y presentados desde el primer momento de la narración. 
  1. Ejecuta el giro de la historia: ten en cuenta que el relato puede tener la estructura narrativa; inicio, desarrollo y el cambio del final, por ello es sumamente importante dar un giro o cambio en el curso del relato. Es una escena clave en el desarrollo de la historia donde sucede algo relevante. Este cambio debe ser presentado al lector y sorprenderlo. Este giro no se hace sin aviso previo, es decir, debe haber un indicio dentro de la historia o de los personajes, no evidente pero sí puede ser sutil para que el este no sea enteramente predecible. 
  1. Revisa y corrige: En el curso de la escritura es posible que de la emoción porque no se nos escape una idea, escribamos muy rápido y en ello haya errores de ortografía o de redacción, por ello conviene revisar muy bien al terminar el relato. Incluso puedes ampliar ideas que consideres que no quedaron claras o recortar algunas partes. Todo ello hace parte de corregirlo y revisarlo antes de darlo por terminado.

Autores más reconocidos del relato

Entre ellos podemos encontrar a uno de los representantes más importantes como Jorge Luis Borges, también está Edgar Allan Poe conocido como el padre del relato detectivesco, también está Agatha Christie, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Juan Rulfo, entre otros. 

Así, el relato se presenta como el género más recurrido y que dará forma a otros de la narrativa, presentado principalmente en el acto de contar o referir algo, ya sea un suceso real o que hace parte del mundo imaginario donde muchos autores empezarán a escribir sus grandes obras.