Saltar al contenido

Culteranismo: en qué consiste, origen, características y autores representativos

¿En qué consiste el culteranismo?

Se trata de una de las escuelas literarias más importantes del Barroco, destaca por su distinción con el conceptismo, que proviene del mismo momento. Esta corriente se caracteriza por las aportaciones lingüísticas que realiza, donde los autores le dan mayor importancia a la forma y la estética en la que se presenta el contenido. Algunos autores coinciden en que el culteranismo imita al latín en cuanto a su sintaxis.

culteranismo

En este sentido, son textos en los que abundan distintos recursos literarios, además de cultismos, neologismos, modificaciones en la sintaxis, entre otros elementos que construyen la obra y la elevan a la cumbre estética que sus autores deseaban, la mayoría de ellos interesados por la musicalidad en los versos.

Aquí puedes conocer más sobre las corrientes literarias

Origen del culteranismo en la literatura

El surgimiento de esta corriente tiene lugar, como mencionamos, en la literatura barroca durante los siglos XVI y XVII. En cuanto a la procedencia de su palabra, el término proviene de culto y luterano.

Esta corriente surge ante un panorama cobijado por una herencia renacentista importante que proporciona una serie de elementos que se trabajarán durante los siguientes años en el campo literarios, donde el equilibrio y la armonía son los ejes predominantes dentro de sus textos, y que deben permanecer tanto en la forma como en su fondo. Sin embargo, la necesidad de empezar caminos propios, llevó a muchos autores a romper las reglas de la estructura literaria y encontrar propuestas cuyas premisas ya no eran las mismas.

Es así que, posteriormente, aparece otra estética por parte de Luis de Góngora en un momento en el que el Barroco permitió el espacio a reflexiones en torno a la lírica, así como también al uso de los recursos poéticos para estilos ingeniosos, lo que dará origen a una estructura poética que incluye estructuras que priorizan sus formas.

Desarrollo del culteranismo

Es importante tener en cuenta que los rasgos que empiezan a consolidar el culteranismo amplían el horizonte frente a la poesía, especialmente. Las obras literarias estuvieron precedidas por una búsqueda de dinamismo en la que los autores también hiperbolizan la realidad y dejan a un lado el lenguaje sencillo, la armonía y el equilibrio que había sido heredado momentos antes.

De esta manera, con estos objetivos en mente, los autores del culteranismo gestan los neologismos, buscando siempre la originalidad dentro de sus obras. Asimismo, se empiezan a incorporar los juegos de palabras, los cuales generaban dinamismo y ponían a prueba la interpretación y comprensión de los lectores.

En cuanto a su relación con el conceptismo, es necesario considerar que las dos corrientes proceden del mismo período de la literatura, sin embargo, muchas veces se vieron enfrentadas a tal punto que se veían como dos corrientes opuestas. La relación más cercana que existe entre ellas, tiene que ver con que ambas apuestan por la complejidad dentro de sus obras, así como el estilo recargado y las formas de expresión.

Características del culteranismo

Es momento de pasar a revisar detenidamente los aspectos más importantes que consolidaron las bases de la corriente literaria del barroco, el culteranismo, y cómo estas constituyeron la tendencia que se extendió, abriendo paso a importantes autores que más tarde serán considerados autores de la literatura universal. Veamos:

Temática de las obras

Las obras del culteranismo se distinguieron, entre otras cosas, por los temas que se expresaban en sus obras. De esta manera, podremos ver que con frecuencia los temas que estaban introducidos allí tenían relación con la mitología. Esto correspondía al tipo de lenguaje que empleaban y los distintos recursos, pues creaban así un mundo de belleza idealizada.

Dificultad para el lector

Otro rasgo que podemos destacar de esta corriente literaria, también considerada una tendencia de carácter estético, tiene que ver con la dificultad que implicaba para el lector, dado que la estructura que tiene, así como la construcción de una forma compleja, hacía que la comprensión del contenido fuera difícil.

Recursos variados

Una de las características más importantes de este tipo de textos, es el uso excesivo de recursos literarios que se emplean para cargar las obras. En este sentido, es posible observar un lenguaje exagerado en el que los versos están cargados de imágenes que llaman a lo sensorial pero con un recurrente uso de metáforas, epítetos, elipsis y aliteraciones. A esto también se suman otros elementos como las palabras rítmicas y la importancia de la sonoridad.

Uso de la metáfora

Si bien hemos mencionado que esta corriente usó distintos recursos para la estructura de sus obras, la metáfora fue uno de los elementos más recurrentes. Esto se debe a que el culteranismo propone que la metáfora sea usada de la forma más pura a partir de un lenguaje profundamente enigmático. En este sentido, el recurso permite ocultar los significados de las formas de expresión que se usaban en distintos formatos, como el teatro y la lírica, lo que también se vio en la retórica. De esta manera aumentó el interés por cuidar de la estructura.

Complejidad sintáctica

Otro de los rasgos que se deben tener en cuenta a la hora de evaluar esta corriente, es que implicó una complejidad sintáctica, dado que rompía con la estructura natural. En este caso, los autores optan por establecer relaciones de dependencia entre las relaciones, lo que aumenta la complejidad lectora e interpretativa.

Ruptura del orden gramatical

Con el uso excesivo de recursos literarios como lo fueron el hipérbaton, los juegos verbales y demás, se genera el rompimiento del orden gramatical en las obras. A esto se suma la introducción de latinismos que se realiza durante el culteranismo, que pese a que ya eran conocidos entre los lectores.

Intertextualidad en las obras

Durante este momento, la intertextualidad fue otro de los elementos claves de creación, pues se tejen relaciones directas entre autores antiguos y modernos a partir de sus textos, los cuales coincidían en un nivel de conocimiento que permitió la relación entre los textos.

Desarrollo del culteranismo

Autores representativos del culteranismo

Entre sus principales autores podemos ver a: Luis de Góngora y Argote, Juan de Tassis Peralta, conde de Villamediana, Pedro Calderón de la Barca, entre otros.

Y en cuanto a las obras más representativas de lo que fue el culteranismo, destacan títulos como: «Fábula de Polifemo y Galatea», Las soledades, Panegírico dedicado al duque de Lerma de Góngora, Fábula de Faetón de Juan de Tassis Peralta, El gran teatro del mundo y La vida es sueño de Calderón de la Barca.

Así finalizamos una de las corrientes más importantes durante el Barroco y en la que se gestan importantes autores que serán determinantes para el desarrollo continúo de la literatura universal. Recuerda que si quieres conocer otros movimientos, autores, vanguardias y demás, en nuestra sección de Literatura podrás encontrar una gran cantidad de información sobre todas sus dimensiones a lo largo de la historia.