Saltar al contenido

Generación del 27: en qué consiste, origen, características y autores precursores

¿En qué consistió la generación del 27?

Se trató de un movimiento formado por un conjunto de escritores de origen español que en el siglo XX empieza a emerger bajo la influencia de movimientos del continente europeo, entre los que se encontraban el surrealismo, el futurismo y el simbolismo. Se distinguieron de los demás movimientos por usos particulares dentro del lenguaje en el que incluían constantemente la metáfora, entre otros rasgos importantes.

La generación del 27 estuvo compuesta por una gran variedad de artistas entre los que se encontraban dramaturgos, poetas, cineastas, prosistas, entre otros. Su constitución también fue posible debido a que compartían ideas afines en torno a la creación poética. Así, hacían parte del movimiento autores como Rafael Alberti, Federico García Lorca, Miguel Hernández, Vicente Aleixandre, entre otros.

generación del 27

La formación de la generación del 27 también estuvo favorecida porque los autores nacen en un período cercano, cuentan con una formación intelectual universitaria y un interés por nuevas formas poéticas trazadas en el marco de distintos estilos literarios. Se buscará la perfección conceptual y formal, donde Góngora será una de sus principales fuentes de inspiración.

Aquí puedes conocer más sobre las corrientes literarias

Origen de la generación del 27

Si bien varios antecedentes venían gestando los deseos de sus integrantes, es hasta el año 1927 que se da a conocer este movimiento ante la escena cultural de España. Esto ocurrió en el marco del homenaje que se le rendía al poeta Luis de Góngora donde participaron gran parte de los autores que consolidaron el movimiento literario.

La fecha fue propicia para reivindicar su estilo poético, que luego influiría en la creación de obras de los integrantes del movimiento, entre los que se encontraban ensayistas, dramaturgos, novelistas, entre otros, encabezados por Max Aub. Sin embargo, pese a su origen español, no toda la producción de este movimiento fue en castellano, sino que también aparecieron textos en idiomas inglés y francés.

Rápidamente, gran parte de estos escritores tienen acercamientos a la tradición literaria mediante el Centro de Estudios Históricos dirigido por Ramón Menéndez Pidal, pero también con el Vanguardismo y las corrientes vanguardistas que empezarán a surgir y con las que entrarán en contacto debido a la difusión por novelistas, viajes y actividades programadas entre los intelectuales.

Uso del término

Si bien su denominación ha sido objeto de discusión, dado que ha recibido varias nominaciones previas, muchos expertos coinciden en que debe su nombre al momento de florecimiento del grupo de escritores, especialmente cuando se dan a conocer durante el tercer centenario de la muerte de Góngora en el año 1927.

Desarrollo de la generación del 27

Si bien la búsqueda principal de los escritores de este movimiento era encontrar nuevas formas poéticas, lo cierto es que no representan una irrupción para las tradiciones, sino que, de hecho, son tomadas como objeto de estudio, se sienten interesados por las fórmulas previas de las vanguardias, admiran el lenguaje poético, en especial de Góngora, así como también de otros autores clásicos.

El punto de llegada es la “poesía pura”, y para ello inician su búsqueda por la belleza a través de la imagen, no en el intento de eliminar la belleza del poema, sino de identificar aquello que no le pertenece al mundo poético. En cuanto al desarrollo en sí, es posible identificar el uso de estrofas tradicionales y clásicas, además del verso libre y un interés por el ritmo proporcionado por la repetición de palabras, el paralelismo de ideas, entre otros elementos.

Por otro lado, es posible identificar tres momentos de este movimiento en su formación a partir de las influencias, búsquedas y tendencias que trabajaban. Entre ellas podemos encontrar las siguientes:

Primera etapa

Hasta el año 1927 los autores que más influenciaron a estos escritores serán los que se hallaban en la vanguardia del Modernismo, pero también estarán inspirados por Bécquer. Aquí sobresale el interés por una poesía “pura”, que elimina lo anecdótico.

Segunda etapa

A partir del año 1927 y hasta la Guerra Civil, se experimenta el trance de la rehumanización que supone el surgimiento de temas nuevos como lo son el existencialismo, la frustración, el amor, y que se asemejan más a la vanguardia del Surrealismo.

Tercera etapa

Este último momento marca el debilitamiento del movimiento con la muerte de Federico García Lorca en el año 1936. El grupo empieza a dispersarse donde algunos serán exiliados.

Características principales de la generación del 27

Es momento de revisar las características más importantes en el desarrollo de la literatura de uno de los movimientos más sonados en el campo literario. Entre ellas, encontramos las siguientes:

Lo intelectual y lo sentimental

Uno de los rasgos que sienta las bases del desarrollo literario del movimiento es la tendencia hacia el equilibrio entre lo sentimental y lo intelectual dado que el rechazo por el sentimentalismo absoluto era una de sus premisas.

Uso de la metáfora

Otro de los rasgos que debemos destacar de este movimiento, fue el principal uso que tuvo la metáfora dentro de sus creaciones poéticas, dado que esta figura literaria toma especial importancia dentro de sus escritos. Esto se debe a que la metáfora se convierte en el principal recurso que permite una adecuada expresión del contenido surrealista.

Estructura

Seguían la estructura clásica de los versos como el villancico o el soneto, pero también implementan técnicas como lo son los versos libres que no tenían una medida definida ni una rima, los versículos que no tenían un número determinado de sílabas o rimas, y los versos blancos, que si bien estaban limitados en su medida, no estaban sujetos a una rima.

Lirismo

Los autores de la generación del 27 se preocupan principalmente por la expresión lingüística, razón por la el lirismo es también otro de los recursos más usados dentro de la escritura, buscando obras cargadas de este.

Admiración e influencias

Este grupo de escritores mostrará especial admiración por los clásicos, en especial por Góngora que será uno de sus principales modelos. Sin embargo, también destacan otros autores por los que se interesan como por ejemplo los autores de la Generación del 98, entre los que destacaban Machado, Rubén Darío y Juan Ramon, entre otros.

Búsqueda de renovación

Si bien los autores de la generación del 27 estaban motivados por una renovación de carácter estético especialmente en la poesía, esto no implicó una fractura de las tradiciones literarias. Es decir, contaban con este propósito pero sin que este significara romper con la tradición poética de España, pues de hecho será la poesía popular la que sirva de inspiración en estructura y temas.

Temas de las obras

Particularmente, este movimiento estará caracterizado por una variedad de temas, todos ellos relacionados con los más importantes asuntos del ser humano, entre los que encontramos la vida misma, la muerte, el destino, el amor, entre otros que son, también, de interés para las vanguardias.

Características generación del 27

Autores precursores del movimiento generación del 27

Es momento de finalizar nuestro recorrido por este movimiento, mencionando los integrantes más destacados de la generación del 27, entre los que encontramos figuras como: Jorge Guillén, Pedro Salinas, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados, Max Aub, Fernando Villalón, José Moreno Villa y León Felipe,Miguel Hernández.

Fueron importantes obras como: Manual de espumas e Imagen de Gerardo Diego, Cántico, Homenaje y Clamor de Jorge Guillén, La voz a ti debida, Largo lamento y Razón de amor de Pedro Salinas, Poeta en Nueva York, Romancero gitano y Llanto por Ignacio Sánchez Mejías de Fernando García Lorca, La destrucción o el amor, Historia del corazón y Espadas como labios de Vicente Alexandre, Desolación en la quimera y Donde habita el olvido de Luis Cernuda, Sobre los ángeles y Cal y canto de Rafael Alberti, Las Islas invisibles de Manuel Altolaguirre, Viendo del pueblo y El hombre acecha de Miguel Hernández, Hijos de la ira y Hombre y Dios de Dámaso Alonso, entre otros.

Hemos llegado al final de nuestro apartado enfocado en la generación del 27, uno de los movimientos con más reconocimiento dentro del mundo literario. Recuerda que si quieres aprender más sobre este campo artístico, así como de otros movimientos, vanguardias y más, tenemos una sección dedicada a la Literatura donde podrás encontrar esta y mucha más información.