Saltar al contenido

Generación del 98: qué es, surgimiento, características y autores participantes

¿Qué es la generación del 98?

Se conoció bajo el nombre de la generación del 98 a un grupo de escritores, entre ellos poetas y ensayistas de origen español, que a finales del siglo XIX, coincidían en sus intereses intelectuales debido a la crisis política, social y moral que surgió en el país luego de la derrota militar frente a la guerra hispano estadounidense que llevan contra Estados Unidos. De esta manera los escritores darán paso a uno de los movimientos culturales, pero también literarios, más importantes de la región.

generación del 98

Es así que la generación del 98 se identifica por tener una postura crítica frente a la situación social y política de la época, criticando el esteticismo en el que se defendía la belleza por encima de la moral. Es así que los autores del movimiento empiezan una producción artística con sentido crítico e izquierdista que luego tomará la noción de lo tradicional relacionado con el pasado y la novedad. Sin embargo, será un movimiento lleno de señalamientos y polémicas, iniciado por el Grupo de los Tres, compuesto por Azorín, Maeztu y Baroja.

Uso del término el movimiento tuvo su nombre en el año 1913 por Azorín, quien usa el nombre -generación del 98- para referirse a este grupo de escritores a partir de una serie de artículos que se publican durante ese año. Allí estarían reunidos autores que nacieron entre los años 1864 y 1875.

Aquí puedes conocer más sobre las corrientes literarias

Surgimiento de la generación del 98

Aunque si bien el término -generación del 98- sería instalado hasta el año 1913, sus orígenes se remontan tras la derrota de la guerra hispano-estadounidense, momento en el que una parte de la sociedad española anhelaba la llegada de un renacimiento cultural para su región. Ante la derrota, la ilusión decae y florece en la población la falta de esperanza, sentimiento que inspira a los intelectuales la difusión de nuevas ideas.

Inicialmente el movimiento estuvo formado por el Grupo de los Tres, compuesto por Maeztu, Azorín y Baroja, aunque posteriormente se sumarán otros escritores cercanos, entre ellos poetas que por su estética e interés se unen a la generación del 98. Su principal objetivo era que España pudiera sobresalir de su crisis y que, de este modo, pudiera estar a la par de otras naciones del continente europeo, de modo que implementaron tonos y elementos que contribuyen, además, a la resolución y avance de la crisis. Entre los principales precursores posteriores del movimiento literario generación del 98, están Joaquín Costa, Ángel Ganivet, Miguel de Unamuno, José Martínez Ruiz -Azorín, entre otros.

En este momento surge una gran preocupación de los escritores en torno a la herencia española, pero también sobre cuál iba a ser su nueva posición dentro de la inminente modernidad. Es así que se enfocan principalmente en la toma de conciencia a partir de las tendencias externas del campo literario con el fin de mirar con ojos críticos los valores de su país de acuerdo a su propio contexto, lo que dará origen a una nueva conciencia con un carácter nacionalista.

Desarrollo en la literatura de la generación del 98

A menudo el movimiento también fue conocido como la “generación finisecular”, tenía como principal fuente de inspiración la llamada identidad hispana que reposaba sobre obras previas de la región. Es así que la literatura que empiezan a crear goza no solo estas influencias, sino también de la presencia de monumentos históricos, eventos históricos y el paisaje en formatos como lo serán la poesía, la novela y las obras de teatro, dentro del campo literario con el fin de exaltarlo.

Uno de los aspectos que más va a influir en el desarrollo de la literatura de este movimiento, es la tendencia de las corrientes filosóficas, especialmente de origen europeo. En este sentido, podemos encontrar corrientes como lo son el existencialismo, el irracionalismo y el vitalismo que serán claves para el pensamiento intelectual del país.

En el ensayo

La generación del 98 expresa su gusto por las palabras tradicionales, también el subjetivismo que estará presente en el tono lírico de algunas de sus obras y la innovación de los géneros literarios. donde aparece la configuración de lo que será el ensayo moderno. Este es uno de los procesos más importantes que el ensayo estará en contacto, también, no solo con la reflexión histórica, sino también con la reflexión literaria y filosófica.

En la novela

Los autores dejan de lado el uso de la prosa realista y rechazan la idea de retratar la realidad tal como la conocen, optando por una inclinación hacia la experiencia subjetiva y la condición de la conciencia humana. Este interés se puede explicar a partir del gusto por aspectos como la imprecisión, la sugerencia, lo inconcluso, etc. Serán novelas que incluyan, a la vez, las novedades de la época. La literatura ya no tomará el tono exaltado con el adorno y la carga del lenguaje, sino que será mucho más liviano.

Características de la generación del 98

Es momento de entrar a revisar cuáles fueron los principales rasgos que dieron no solo origen al movimiento en la literatura, sino también cuáles fueron los que permitieron su largo desarrollo en el campo artístico y que sentaron sus propias bases de creación. Así, encontramos las siguientes características:

Lenguaje sencillo

Uno de los principales ejes y además, puntos de partida de la generación del 98, tuvo que ver especialmente con el tratamiento del lenguaje. Recordemos que se trataba de autores españoles, razón por la que en sus obras estaba presente el castellano, sin embargo, este se caracterizaba porque tenía un estilo bastante sencillo, lo que facilitaba que todos los estratos sociales pudieran acceder a él y comprender sus textos. No obstante, algunos autores las consideran obras demasiado reducidas de un lenguaje enriquecido. De este modo estaban incluidas las frases concretas, alejándose de una retórica demasiado cargada.

Rebelión y crítica

Es importante mencionar que la postura de los escritores de la generación del 98, se caracterizaron, entre otras cosas, por la crítica que establecen. Este movimiento se rebela ante el atraso que presentaba el país, razón por la que ofrecen soluciones para la reconstrucción no solo de la economía, sino también de la educación, la cultura, etc.

Cuestionamiento existencial

Ante un período de crisis no solo política, sino también social y moral, la población se vio enfrentada a un proceso complejo de cuestionamiento que sus autores expresaron en la literatura. De este modo quedaba expuesta la preocupación por el sentido de la vida, razón por la que en sus textos promueven el cuestionamiento de carácter existencial.

Sentimiento patriótico

Pese a la gran crisis que tenía el país en ese momento, el sentimiento patriótico fue uno de los ejes en los que los artistas de la época coincidían, razón por la que sus obras, en este caso de literatura, estaban fortalecidas por sentimientos patrióticos que, además, motivaban la fuerza nacionalista.

Ideologías

Otro de los rasgos de este movimiento está relacionado con la expresión ideológica que tienen sus autores en torno a la ideología política de izquierda. En este mismo sentido, también florecerán otras ideologías como el socialismo y el anarquismo.

Búsqueda de la esencia

En el hundimiento moral y la crisis de la población, los autores están preocupados por buscar la esencia, su propia esencia. Es así que van a recurrir a diferentes áreas para encontrarla, en la que está no solo el mundo literario, sino que en el proceso se une también el paisaje y la historia. Es por ello que Castilla, particularmente, se convertirá en la sede de inspiración con la creación de ensayos, novelas y poemas.

Características de la generación del 98

Autores más importantes de la generación del 98

Es necesario empezar por mencionar los principales precursores del movimiento, entre los que podemos encontrar a Joaquín Costa, Ángel Ganivet, Miguel de Unamuno y José Martínez Ruiz -Azorín, como ya los mencionamos, pero también debemos incluir a Vicente Blasco Ibáñez, Ramón María del Valle-Inclán, Antonio Machado Ruiz, Manuel Machado Ruiz, Ramiro de Maeztu, José Ortega y Gasset Y Pío Baroja.

Otros autores que destacan en distintos campos son Antonio Machado en la lírica, Vallé-Inclán, Pío Baroja, Unamuno en el género narrativo, Ganivet, Unamuno, Azorín, Maeztu, Menéndez Pidal en los ensayos y Jacinto Benavente, Valle-Inclán en el teatro. Algunas de las obras clave de Pío Baroja fueron: La Busca, Zalacaín el aventurero, Las inquietudes de Shanti Andía, entre otras. Entre las obras de Machado resaltaron Soledades, Nuevas canciones, Poesías de Guerra y Campos de Castilla, entre otras.

Para conocer más acerca de otras generaciones y movimientos del campo literario, no olvides que en nuestra sección de Literatura podrás encontrar toda la información que necesitas para conocer más acerca de esta expresión artística y su evolución con el paso del tiempo.