Saltar al contenido

Nadaísmo literario: qué es, origen, características y autores principales

¿Qué es el nadaísmo?

El nadaísmo fue un movimiento literario que surge a finales de los años 50 en América, exactamente en Colombia. Este movimiento surge como respuesta al sistema social que predominaba esta época, razón por la que los autores del movimiento se planteaban revolucionar los estatutos determinados por la academia y las instituciones. Para ello, Gonzalo Arango, creador del movimiento, invita a las generaciones jóvenes a incorporarse al movimiento.

nadaísmo

Se trató, principalmente, de una postura que fue asociada con la interpretación de la propia existencia y la percepción de la vida. Es por ello que muchos críticos denominaron al movimiento como una especie de protesta social debido a la controversia que elevaba y en la que provocaba a la élite en el campo no solo cultural, sino también en el religioso, político, social y moral.

Aquí puedes conocer más sobre las corrientes literarias

Origen del nadaísmo

En cuanto al surgimiento del movimiento, este se origina en el año 1959 en Colombia a manos de Gonzalo Arango. Desde sus inicios, el movimiento estuvo permeado del contexto político y social que atravesaba el país y que fue distinguido particularmente por la doble moral representada en el funcionamiento del estado y por quienes debían mantener el orden. Es por ello que además de un movimiento literario, también se le consideró un movimiento filosófico que surge en un campo dinámico en el que se genera un golpe de Estado que deja como presidente a Gustavo Rojas Pinilla.

Por otro lado, se considera que este movimiento estuvo inspirado en otros movimientos de origen occidental, como lo fueron el surrealismo y el dadaísmo. Sin embargo, una de las principales posturas del nadaísmo fue el rechazo al academicismo, por lo que fue denominado como una corriente nihilista fruto del concepto de la -nada-. Es así que parte de su filosofía estaba orientada a la liberación del ser humano del idealismo y también de la razón para entregarse completamente a sus propios instintos.

De esta manera, momentos antes el fundador radica en el Primer Manifiesto Nadaísta, la definición de lo que será el movimiento, clasificándolo como un “estado del espíritu revolucionario”, idea que formará parte esencial de sus bases y que en su desarrollo literario, estará caracterizado por el rompimiento de los cánones establecidos. El movimiento llega a su fin con la muerte de su fundador Gonzalo Arango, así como otros de sus participantes hacia el año 1976.

Desarrollo en la literatura del nadaísmo

Uno de los ejes que es fundamental desarrollar en este punto, fue la visión que el nadaísmo propone acerca de la poesía. Esto se debe a que el movimiento aboga por una visión mucho más amplia del género literario en el que partía de un proceso emergente de un espíritu desorientado, rechazando aspectos como el sentimentalismo. Es por ello que durante este movimiento la poesía estará marcada por tonos relacionados con lo antitradicional, la rebeldía, entre otros. Se aleja de los preceptos métricos y evita caer en la retórica. Es así que la poesía de este movimiento busca sus bases en lo oculto y lo puro, buscando una belleza distinta.

Teología de la liberación

Otro aspecto esencial que se debe destacar de este momento, tiene que ver con que los nadaístas logran la construcción de una relación, sacerdotes y monjas proclaman la teología de la liberación. Esta, por un lado, desde el sacerdocio se buscaba la renovación en la iglesia, mientras que por el lado del movimiento, se presentaba una irrupción con sus cuestionamientos que ponía en duda no solo la iglesia, sino también la existencia de Dios.

Características más importantes del nadaísmo

Ahora es momento de identificar de manera más profunda los rasgos más importantes que sentaron las bases del movimiento y que mantuvieron esta tendencia literaria a través del tiempo. Entre las principales características es posible observar las siguientes:

Importancia de la protesta social

Para su fundador y posteriormente para quienes hacen parte del movimiento, la protesta social estará de forma constante apelando a la incomodidad de las esferas más altas de la sociedad. Esta protesta social se eleva principalmente hacia las normas establecidas, razón por la que Arango motiva a los jóvenes escritores a unirse a la corriente.

La desestabilización del orden establecido era uno de los principales objetivos de los nadaístas. Y como proceso de expresión de la libertad y la percepción de la vida, los nadaístas empezarán a añadir innovaciones dentro del campo literario que les permitan llegar a ello.

Propuestas de mayor libertad

Uno de los rasgos más importantes de este movimiento, estuvo relacionado con la libertad de la propuesta de los artistas, la cual no estaba ligada a ningún tipo de organización particular, sino que, en su proceso emancipatorio, abogaba por la ampliación de las posibilidades no solo en el campo literario, sino en general de la cultura en el país.

Nadaísmo y el artista

Otra de las características que es fundamental añadir, fue precisamente la que consiste en la percepción del movimiento en cuanto a la figura del artista. Esto se debe a que el nadaísmo no ve al poeta o artista como un ser superior, razón por la que consideraba que no podía ser visto como un ente lejano a lo terrenal, sino que debía recobrar su humanidad. Esto garantiza que pudiera comprenderse.

Novedad del nadaísmo

El movimiento buscaba que el ciudadano encontrara una cultura completamente nueva de la que le era familiar. Es por ello que seguía una transformación de la sociedad que hallaba en la miseria contra una clase dirigente dominante. El nadaísmo quería que la sociedad pudiera recobrar su libertad, proporcionando conocimiento para que pudiera eliminar la mentira de su mirada sobre la realidad.

Independencia del movimiento

Otro rasgo importante que debemos añadir fue que el nadaísmo fue un movimiento independiente tanto de los movimientos literarios que se desarrollaban en Europa y que llegarían al país, así como también de los propios movimientos que emergen en el territorio colombiano. Es por ello que en principio se la concibió como una forma de expresión aislada.

Características del nadaísmo

Autores principales del nadaísmo

Entre los principales autores y representantes, encontramos los siguientes: Elmo Valencia, Eduardo Escobar, Jaime Jaramillo Uribe, Amílcar Osorio, Jotamario Arbelaez, Mario Rivero, Fernando Lalinde, Alberto Escobar, Humberto Navarro, Patricia Ariza, Fanny Buitrago, Germán Espinosa, Fernando Gonzáles, Rafel Vega Jacome, María de las Estrellas, Darío Lemos, entre otros.

En cuanto a las obras más importantes de este movmiento, encontramos las siguientes: Primer manifiesto nadaísta, Las camisas rojas, Sexo y saxofón, Prosas para leer en la silla eléctrica, Boom contra pum pum, Obra negra, Islanada y El universo humano de Elmo Valencia, Cuac, Confesión mínima, Correspondencia violada y Nadaísmo crónico y demás epidemias de Eduardo Escobar, El pensamiento colombiano en el siglo XIX, Algunos aspectos de la personalidad colombiana, Historia de la pedagogía como historia de la cultura y De la sociología a la historia de Jairo Jaramillo Uribe, Amílcar Osorio y su obra El yacente de Mantegna, entre otras.

Si quieres conocer más acerca de otros movimientos de la literatura, así como géneros, tipos, corrientes y más, en nuestra sección de Literatura podrás acceder a una gran cantidad de información para seguir aprendiendo de esta expresión artística.