Saltar al contenido

Parnasianismo: qué es, cómo surgió, principales características y autores

¿Qué es el parnasianismo?

Bajo el término parnasianismo se conoció uno de los movimientos literarios más importantes de origen francés que surge durante la segunda mitad del siglo XIX, entre los años 1850 y 1876. El parnasianismo se vio como una reacción en contra del subjetivismo poético, pues el movimiento abogaba por la objetividad y la búsqueda de la impersonalidad, principalmente, así como un rechazo del “yo” poético.

parnasianismo

En otras palabras, el parnasianismo constituyó una escuela literaria de Francia en la que se favorecía la perfección más allá del sentimentalismo o el romanticismo, ejes que quedaban aislados de las creaciones poéticas del movimiento. Esto permitió que los autores dieran especial importancia al arte en el que temas externos quedaban en otro plano. En muchos casos se consideró el parnasianismo como una desviación del romanticismo, también contrario al naturalismo y el realismo.

Aquí puedes conocer más sobre las corrientes literarias

¿Cómo surgió el parnasianismo?

Los fundadores del parnasianismo fueron Leconte de Lisle y Théophile Gautier. El término de origen griego, se refiere a Parnaso, lugar en el que permanecían las compañeras de Apolo, así como también las diosas y musas que inspiraban el arte. Así, la estética anunciada por las fundadores tiene lugar a partir de la publicación de obras y publicaciones que tuvieron lugar en La Revue Fantaisiste, L’Art, Revue du Progrès, Polythéisme Hellénique, La Légende du Parnasse Contemporain, entre otras.

Un aspecto decisivo que se debe considerar sobre el surgimiento del movimiento, tuvo que ver con la influencia que recibió por parte del Simbolismo, movimiento del que ya hablamos en otro apartado. En este sentido, el parnasianismo también tomará elementos de la esencia del simbolismo, los poetas malitos y también de otra de las corrientes fundamentales de la literatura, el modernismo.

Desarrollo de la literatura durante el parnasianismo

Uno de los ejes centrales sobre los que se desarrolla este movimiento, está relacionado directamente con la forma en la que cuidan rigurosamente la forma en su creación. Es así que en el parnasianismo, los autores, en particular los poetas, tratan la obra como una pieza de gran valor y única. En este sentido, se alejan de cualquier posible utilidad que tenga la literatura, dado que consideraban que el objetivo de sus obras era precisamente la expresión de la belleza y de este modo, solo podía ser objeto de admiración.

La poesía, siendo el género principal del movimiento debía ser directamente objetiva, dejando de lado cualquier tinte de emoción poética y teniendo como punto de inspiración la poesía clásica. Es por ello que a menudo es posible identificar las referencias hacia el arte, hacia la antiguedad clásica y hacia el arte griego.

Principales características del parnasianismo

Entre los principales rasgos sobre los que es posible identificar este movimiento en el campo literario, encontramos los siguientes de acuerdo a sus bases iniciales y que dieron origen a una gran producción en la creación literaria:

Poesía descriptiva

Uno de los puntos más importantes que caracterizó el parnasianismo tuvo que ver principalmente con el descriptivismo, dado que en este momento hay una inclinación por la llamada poesía descriptiva, también conocida como poesía pintoresca.

“Arte por el arte”

Bajo esta expresión y principio que surge en la estética idealista está presente el individualismo como forma de contraponerse al realismo que incluye una libertad del arte o libertad artística. Es así que en las obras del parnasianismo emana una autonomía de la obra de cualquier rasgo de subjetividad o emoción del autor.

Filosofía pesimista

El tipo de filosofía que aborda este movimiento literario es una filosofía pesimista que se expresa en el rompimiento de los sueños, así como de las culturas y los ideales. En este proceso, quedan en exposición aspectos como la desesperación del alma, así como lo que se conoció como la muerte liberadora.

Visión sobre el mundo

Para los poetas del parnasianismo, el mundo y el rol de la naturaleza solo cumplen la función de ubicar sucesos o bien facilitan la descripción. Estos artistas observan la naturaleza bajo la noción de algo artificial, dado que la usan solo para la expresión de la poesía.

Persecución de la belleza

Dentro de la creación literaria del parnasianismo, el autor tiene como fin la perfección formal y en este sentido, la belleza se convierte en el ideal absoluto. Para llegar a ella se vale del uso de una métrica sumamente rigurosa en la que no se tienen en consideración las formas poéticas, sino que se sujeta a un control importante basado en las métricas clásicas, razón por la que el soneto será uno de sus elementos más frecuentes.

Ausencia de compromiso social

Dado que la principal búsqueda que emprenden los escritores del parnasianismo es la belleza, aspectos como el compromiso social o el compromiso político, quedan ausentes de sus intereses. En este sentido, los autores del movimiento consideraban que el arte no debía tener un carácter de utilidad, así como tampoco le corresponde ser educativo o moral. Su interés y creación están orientados a la creación de la belleza.

Autores del parnasianismo

Autores más importantes del parnasianismo

Entre los más representativos, además de sus precursores Théodore de Banville y Théophile Gautier, están otros como François Coppée, Léon Dierx, Louis Ménard, Armand Silvestre, Leconte de Lisle, Catulle Mendès, Albert Glatigny, Sully Prudhomme, José Maria de Heredia, louis-Xavier de Ricard, Emmanuel des Essarts, Ernest D’Hervilly, André Lemoyne, Léon Valade, Émile Bergerat, André Theuriet, Émile Blémont, Robert de Bonnières, Paul Bourget, Auguste Lacaussade, Louise Collet, Philoxène Boyer, Auguste Vacquerie, Henry Winter, Armand Renaud, Eugène Lefébure, Edmond Lepelletier, Auguste De Châtillon, Jules Forni, Charles Coran, Eugène Villemin, Robert Luzarche, Alexandre Piedagnel, Francis Tesson, Gabriel Marc, Alexis Martin,

Y no podemos dejar de lado a los principales simbolistas que iniciaron inspirados en el parnasianismo, como lo fueron Stéphane Mallarmé, Auguste Villiers De L’Isle-Adam, Charles Baudelaire y Paul Verlaine.

En cuanto a las obras más importantes, podemos destacar las siguientes: Meridionais, Versos y Rimas, Poesías de Adalberto de Oliveira, Crónicas y novelas, Crítica a la fantasía, Conferencias literarias de Olavo Bilac, Sinfonías, Versos y versiones, Aleluyas de Raimundo Correia, Correspondencias de Charles Baudelaire, El baño de Antonio de Zayas y Fanfarras de Teófilo Díaz, entre otras.

Y así llegamos al final de otro de los movimientos literarios más importantes de este campo artístico. Recuerda que si quieres conocer más acerca de otros movimientos y corrientes de la literatura, así como géneros, autores, tipos de literatura y más, encuentras toda esta y más información en nuestra sección dedicada a esta expresión artística.