Saltar al contenido

Realismo mágico: qué es, cómo surge, características y autores representativos

¿Qué es el realismo mágico?

Es uno de los movimientos literarios más importantes de este campo artístico que inicia hacia la década de 1930 en el continente americano, pero que encuentra su mayor auge entre los años 1960 y 1970. Este movimiento coincide con el surgimiento de otro proceso importante de la literatura, llamado el Boom Latinoamericano, del que hablamos en profundidad en otro apartado.

realismo mágico

Uno de los ejes que caracterizan el realismo mágico tiene que ver con que sus autores intentan mostrar lo extraño o irreal, como algo cotidiano, propio de la realidad común. Es así que el objetivo principal del realismo mágico consiste no en la gestación de emociones, sino en la expresión de estas a partir de una postura particular a la realidad. Es decir, hablamos de un tipo de narrativa basada en la observación de la realidad que abre espacio a lo irreal. Son obras que rompen a menudo la linealidad temporal de la historia y expresan valor por la percepción de lo sensorial a partir de la realidad que experimentan.

Aquí puedes conocer más sobre las corrientes literarias

¿Cómo surge el realismo mágico?

Se sabe que el uso del término estuvo a manos del autor Arturo Uslar Pietri, quien usa el término en el campo literario para referirse a un movimiento y que deja ver el término en su libro Letras y hombres de venezuela. Luego de un largo debate acerca de las características del propio término, Uslar Pietri explica que el término lo usó asociando las características del tipo de literatura con la idea que usó el crítico de origen alemán Franz Roh de realismo mágico para referirse a un estilo pictórico en otro campo artístico.

De esta manera, el término será implementado también en el campo literario con el fin de relacionar aquellas propuestas artísticas en las que se intenta ubicar bajo la luz de la realidad cotidiana, hechos o lugares mágicos o irreales. Es así que posteriormente, se podrá referir con el término realismo mágico a los dos movimientos de manera independiente.

Es importante considerar que el realismo mágico, de acuerdo al autor que acuña el término, como una especie de respuesta frente a la tradición literaria que se enfocaba en retratar fielmente el territorio latinoamericano, como lo será el uso de las corrientes heredadas, entre las que estaba el romanticismo luego adoptado, así como el costumbrismo y el modernismo. En este sentido, Pietri consideraba que las corrientes no acaparaban la realidad latinoamericana en su sentido más complejo, por lo que el término será usado para posibilitar un reconocimiento de la literatura propia de Latinoamérica.

Desarrollo del realismo mágico en la literatura

William Spindler sostiene que existen tres tipos de realismo mágico en la literatura, pese a que estos no son totalmente independientes el uno del otro. Entre ellos es posible identificar los siguientes:

Realismo mágico metafísico

Esta primera categoría la usará para introducir aquello metafísico inspirado en el continente europeo en el que el sentido se asemeja a la ejemplificación por la ficción tomando como punto de referencia a Kafka.

Realismo mágico ontológico

En esta segunda clasificación las obras se caracterizan por mantener cierto nivel de seriedad en relación con la forma en la que interactúan con los eventos o sucesos insólitos.

Realismo mágico antropológico

En esta última categoría se encuentran obras cuya base mantiene una cosmovisión nativa que se integra con la cosmovisión racional de occidente.

Es momento de ir a otros aspectos fundamentales del realismo mágico en el desarrollo de los textos. Así, podemos encontrar los siguientes puntos de coincidencia en la escritura:

Tiempo

En el realismo mágico es posible encontrar varias formas de manejo del tiempo. De un lado está el tiempo cronológico en el que hay una linealidad lógica, también está la combinación de planos temporales con presente, pasado, regresos y adelantos, el tiempo estático en el que se detiene y transcurren los pensamientos de los personajes, y finalmente una forma de tiempo invertido en el que se trastoca el tiempo con alteraciones de la secuencia natural de su curso.

Espacio

En cuanto al espacio en el que se desarrollan este tipo de textos, es importante considerar que suelen ser ambientes muy bien definidos dentro de la caracterización del realismo mágico. Se tratan, así, de espacios de mucha crudeza en términos de escasez marcados por la marginalidad social y la pobreza. Es en estos espacios en los que a menudo se construye la concepción mítica con los sucesos irreales.

Características realismo mágico

Características principales del realismo mágico

Ahora pasamos a ver las características más importantes de este movimiento y tendencia que pronto dio paso a una gran producción de obras literarias que empiezan a experimentar bajo estas bases. Entre ellas, encontramos las siguientes:

Observación

Una de las características más importantes del realismo mágico, tiene que ver precisamente con el punto de partida que subyace en la observación del entorno. Los autores de este tipo de literatura y movimiento parten de la observación de la realidad en la que se ubican para la escritura de sus obras. Recordemos que el proceso de observación implica un conocimiento y reconocimiento de la zona en la que se deposita la mirada.

Normalización de la rareza

Entre los rasgos más importantes del realismo mágico encontramos que en sus obras, los autores normalizan aspectos irreales o peculiaridades que incorporan en ellas, en lugar de cambiarlas por procesos de la realidad, dando vida a un mundo real con elementos mágicos. En este punto también es importante mencionar que en el curso de la historia, el narrador no proporciona explicaciones sobre los sucesos peculiares que surgen.

Metaficción

El rasgo de la metaficción, en particular, se ubica frente al papel que tiene el lector en la literatura. Esto se debe a que, tomando en cuenta la diversidad de realidades sumado a la referencia particular al mundo del lector, este emprende la exploración e impacto que tiene la ficción en la realidad frente al universo que se le presenta. El lector, que queda en medio de estos dos escenarios, refleja la posición del autor para ofrecer eventos que generen la mirada del lector ante las críticas sociales.

Símbolos de la cultura

Uno de los elementos frecuentes y propios del realismo mágico está relacionado directamente con la introducción de valores simbólicos propios de las culturas latinoamericanas dentro del universo que recrean. En este sentido, incorpora estos elementos como parte de la realidad que retratan.

Personajes ante lo irreal

Por otro lado, otro aspecto importante y que es propio de las obras del realismo mágico, es que los personajes, si bien están dentro de un escenario “real” o cotidiano, no dan muestra de extrañeza frente a sucesos insólitos o elementos fuera de la realidad que ellos mismos experimentan, lo que fortalece la intención de que estos aparezcan normalizados dentro del universo de la obra.

Autores representativos del realismo mágico

En cuanto a los autores más importantes de este movimiento, se encuentran artistas como Arturo Uslar-Pietri, Alejo Carpentier, Gabriel García Márquez, Jorge Luis Borges, entre otros. También es posible identificar autores de habla inglesa que escriben bajo el movimiento del realismo mágico como: Louise Erdrich, Sherman Alexie, Louis de Bernières, Angela Carter, Salman Rushide, Günter Grass, Toni Morrison (“Amado”) y Gloria Naylor, entre otros.

Entre las principales obras del realismo mágico encontramos obras como Pedro Páramo de Juan Rulfo, Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, Hombres de Maíz de Miguel Ángel Asturias, Historia Universal de la Infamia de Jorge Luis Borges, Bestiario y Final del juego, de Julio Cortázar, Aura de Carlos Fuentes, La casa de los espíritus de Isabel Allende, Doña Flor y sus dos maridos de Jorge Amado, Las Sangurimas de José de la Cuadra, La lluvia de Arturo Uslar Pietri, Bomarzo de Manuel Mujica Lainez, Siete lunas y siete serpientes de Demetrio Aguilera Malta, La harina mía de Mario Jorquera, entre otras.

Si quieres conocer más acerca de otros movimientos y corrientes del mundo de la literatura que han surgido a lo largo de la historia, te invitamos a seguir navegando por nuestra sección dedicada a este campo artístico donde podrás encontrar mucha más información y así seguir aprendiendo.