Saltar al contenido

Simbolismo: qué es, origen, características y autores del simbolismo

¿Qué es el simbolismo?

Se denominó simbolismo a un movimiento artístico que nace hacia la segunda mitad del siglo XIX en Francia. Este movimiento tuvo eco especialmente en el campo literario, donde de manera general, los artistas observan el arte como una forma de expresión posible a través del uso del lenguaje simbolizado de manera sutil. Es así que este movimiento se caracteriza por la mirada de sus artistas ante el mundo como un misterio que se debe descifrar, razón por la que los poetas se figuran la relación de correspondencias ocultas que pueden unir los objetos sensibles.

simbolismo

En otras palabras, hablamos de un movimiento literario que observa en la poesía, un espacio idóneo para usar los símbolos como una forma de llegar a una realidad oculta.

Aquí puedes conocer más sobre las corrientes literarias

Origen del simbolismo

Este movimiento, como mencionamos, tiene lugar en el siglo XIX, momento en el que además de una importante serie de cambios sociales y políticos, los intelectuales empiezan a cuestionar el positivismo. Es así que parte de ellos se empiezan a manifestar en contra de las costumbres relativas a la clase burguesa, llevando al artista a inclinarse a un modo de vida más bohemio que le permite ver el arte como una forma de libertad.

El planteamiento del movimiento literario estaría a manos del poeta Jean Moreás, quien afirmó en un artículo que la poesía debía buscarse en su carácter simbólico, y no en el tono decadente que esta podía tener a simple vista. Es así que inicia una serie de producciones artísticas, especialmente difundidas en revistas en las que se apoya la nueva forma propuesta para la elaboración de la poesía.

Otro de los factores clave que determina el surgimiento del simbolismo está situado en la obra Las flores del mal, de Charles Baudelaire, la cual se ha convertido en una obra emblema del autor. Baudelaire, quien admiraba con gran entusiasmo a Edgar Allan Poe, influye en el momento a partir de las figuras literarias e imágenes que tomará inspirado en Poe. Esto, mientras que, de forma simultánea, muchos jóvenes escritores se unían al movimiento agotados de las formas de los movimientos realistas.

Desarrollo del simbolismo en la literatura

Es importante partir de que la poesía de este movimiento estaba en la búsqueda de una forma de mayor sensibilidad que usara el lenguaje literario como un elemento cognitivo, razón por la que el misticismo será uno de sus tintes más recurrentes. El estilo de la poesía simbolista estaba basado en un intento de hallar la musicalidad idónea dentro de las rimas, donde la belleza de los versos pasaba a un segundo plano. La teoría de las correspondencias, como lo llamó Baudelaire, consistió precisamente en esta búsqueda de las afinidades dentro del mundo sensible y espiritual, para lo cual fue clave el uso de la sinestesia.

Por otro lado, la narrativa en el movimiento simbolista no tuvo alteraciones tan importantes como ocurrió en la poesía. Sin embargo, esto no despojó la creación literaria en la prosa y el teatro, donde surgirán importantes obras como lo fue A contrapelo escrita por Joris-Karl Huysmans con temas relacionados con la estética del movimiento.

Poetas malditos

Consistió principalmente en una obra que lleva el nombre de Los poetas malditos, y que se convierte en una de las críticas literarias más importantes surgidas dentro del movimiento. En esta crítica se exponían, además, los elementos esenciales del simbolismo reunidos a partir de una serie de ensayos escritos por autores como Stéphane Mallarmé, Villiers de L’lse-Adam, Tristan Corbiére, Arthur Rimbaud, Marceline Desbordes-Valmore y “Pobre Lelian”, que fueron caracterizados como malditos.

Verlaine manifiesta que cada uno de los genios presentes tiene, a la vez, una maldición. Esto lo usó como una forma de acercarlos al hermetismo y la idiosincrasia dentro de los recursos para la escritura. Sus vidas trágicas, la inclinación a tendencias autodestructivas de los autores, entre otros aspectos, fueron factores claves por las que se retratan como poetas malditos y como consecuencia de sus don en la literatura. En el teatro, en particular, una de las obras que más resalta fue Axel de Villiers de L’lsle-Adam, donde el tinte del simbolismo se representará en su propia tragedia.

Desarrollo del simbolismo

Características importantes del simbolismo

Pasemos a revisar los rasgos característicos más importantes de este movimiento literario que se desarrolló principalmente en la poesía, pero que consolidó otra serie de aspiraciones para el campo literario en general. Estas características son:

Renovación de la poesía

Como hemos dicho, uno de los aspectos esenciales del simbolismo se relaciona con la forma poética, dado que propone una renovación de esta en la que además, la libertad de creación desempeña un papel fundamental en su creación. Este será su aspecto renovador frente a una serie de normas establecidas para la creación de la poesía a la que se sometían los poetas en momentos previos.

En este sentido, cada uno de los símbolos de las obras, cuenta con una concreción propia de cada poeta, así como también emerge una visión subjetiva por parte del espectador, de manera que no es posible una interpretación única en cada una de las obras. Así, hablamos de un movimiento en el que prima el contenido más que en la técnica misma.

Evocación de interpretación

El simbolismo se va a caracterizar, entre otras cosas, por la evocación de impresiones, pero también por facilitar la alusión ante las interpretaciones más cercanas a la realidad como un ejercicio no solo del propio poeta, sino al que también hace partícipe al espectador.

Rompimiento del realismo y naturalismo

Uno de los ejes principales sobre los cuales se posa el simbolismo en su desarrollo, tiene que ver precisamente con la ruptura que realiza o que implica para las formas propias de otros movimientos como lo fueron el naturalismo y el realismo, los cuales partían de un retrato fiel de la realidad y sus formas.

Uso del lenguaje

Un aspecto esencial que debemos destacar del simbolismo, tiene que ver con el uso que se le da al lenguaje. El poeta, en su búsqueda de libertad, establece un lenguaje poético que se toma, a la vez, como un elemento cognitivo. En este sentido, el uso de figuras retóricas será clave para su cometido, además de asignarle el despertar de sensaciones a través de la sinestesia y la metáfora.

Lenguaje musical

En este movimiento de la literatura, la poesía que se realiza evoca música, de manera que la musicalidad se convierte en un elemento primario dentro de la literalidad del lenguaje que se desarrolla.

Autores del simbolismo

Entre los principales autores de este movimiento literario es preciso nombrar a Charles Baudelaire, uno de sus principales precursores, Stéphane Mallarmé, Arthur Rumbaud, Paul Verlaine, Jean Moréas, Germain Nouveau, Albert Samain, Paul Valéry, Villiers de L’lsle-Adam, Marceline Desbordes Valmore.

Otros autores de habla hispana también tuvieron influencia del simbolismo en sus obras, en este sentido resaltan autores como Salvador Rueda, Gustavo Adolfo Bécquer, José Martí, José Asunción Silva, Julián del Casal, Manuel Gutiérrez, Rubén Darío, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Francisco Villaespesa, Ramón Pérez de Ayala, Julio Herrera y Reissig, Ricardo Jaimes Freyre, Salvador Díaz Mirón, José María Eguren, Amado Nervo, entre otros.

En cuanto a obras claves de este movimiento resaltan La siesta de un fauno de Stéphane Mallarmé, Una temporada en el infierno e Iluminaciones de Arthur Rimbaud, Poemas saturnianos y Fiestas galantes de Paul Verlaine, Las flores del mal de Charles Baudelaire, A contrapelo de Joris-Karl Huysmans, Axel de Villiers de L’lsle-Adam, entre otras.

Si quieres conocer más acerca de otros movimientos literarios, así como géneros, tipos de literatura y en general, otras manifestaciones de este arte, te invitamos a revisar nuestra sección dedicada a este campo para que conozcas mucho más.