Saltar al contenido

Texto digital: qué es, características principales, estructura y tipos de texto digital

¿Qué es un texto digital?

Como texto digital podemos comprender cualquier tipo de texto o contenido que se escribe y se difunde en el entorno digital, razón por la que el lector al que se dirige puede ubicarse en cualquier parte del mundo, pues usa la Internet como medio de circulación y esto amplía en máxima medida los lugares a los que le es posible llegar. Este tipo de textos puede implicar varias finalidades, entre ellas está el de informar, expresar, promocionar o comunicar.

Los textos digitales hacen parte de los tipos de textos dentro de la literatura escrita. Sin embargo, es importante destacar que no se distingue de los textos literarios y no literarios solo por el medio que usa para su difusión, sino que es necesario considerar algunos otros aspectos claves que veremos a continuación y que facilitan su distinción. Son textos que pueden o no, tener fines literarios o no literarios.

Qué es un texto digital

Por otro lado, conviene mencionar que el texto digital es que el que se elabora directamente en este tipo de formatos a través de plataformas que lo permiten, mientras que el texto digitalizado comprende textos que luego de su formato físico se presentan en el medio virtual a través de escáner directamente, fotografías, transcripción, etc.

Aquí puedes conocer más sobre los tipos de textos

Características principales de los textos digitales

Es importante tener en cuenta que el texto digital es una categoría relativamente reciente, dado que nace de la mano de la tecnología y es una clasificación que se ha abierto camino en el mundo de la literatura en poco tiempo. No obstante, dada su importancia en la actualidad, es necesario considerar los siguientes puntos para distinguirlo:

Medio de difusión

Sin duda uno de los rasgos más importantes de este tipo de textos tiene que ver con el medio a través del cual se difunde el contenido y es el entorno digital. De esta manera, si el lector quiere acceder a un texto digital, es necesario hacerlo a través de la conexión a Internet.

El medio de difusión es crucial para este tipo de textos, dado que se trata de un entorno que permite realizar una consulta en cualquier momento, además de permitirlo también desde cualquier lugar, pues el requisito mínimo es contar con la conexión. A esto es necesario añadir que existe contenido reservado para ciertos grupos, foros o accesos, aún así será posible acceder a él si se tienen las condiciones.

Recursos multimedia

Una facultad de este tipo de textos tiene que ver con la posibilidad de añadir recursos multimedia a su contenido. Esto se refiere a incorporar recursos como lo son videos, fotografías, emojis, gifs, entre otros recursos que permiten presentar un texto mucho más dinámico a través del cual se mantenga la atención del lector mediante el entretenimiento que pueda generarle. Esto, considerando el tema que esté leyendo y el tipo de contenido.

Posibilidad de interacción

Los textos digitales abren la puerta a la interacción. En este sentido, el lector es también un usuario que tiene la posibilidad de generar una interacción a través de los comentarios sobre el texto e incluso mediante la difusión en el momento en el que decide compartirlo, ya sea por redes sociales, foros, páginas, etc. Esto, en últimas, aumenta la difusión a partir de la interacción con los lectores.

Contenido e hipertextualidad

Cuando hablamos de hipertextualidad, nos referimos a la capacidad de un texto en cuanto a la posibilidad de conectar con otros recursos a través de los cuales el lector o usuario puede dirigirse, dentro o fuera de la página. Es así que el texto permite que el lector, si lo desea, pueda profundizar en otros aspectos.

La hipertextualidad del texto digital aparece a través de enlaces o hipervínculos incorporados que están resaltados y que al ubicar el cursor en ellos facilitan el ingreso a otro recurso de interés para el lector. Con frecuencia se ubican en temas que resulten atractivos para el lector de acuerdo al contenido inicial.

Actualización del contenido

Otro rasgo importante que debemos considerar de este tipo de textos es que por el formato y medio en el que se difunden, fácilmente pueden estar sujetos a actualizaciones. De esta manera, el texto puede prolongar su vigencia en el medio a través de la actualización, cuando sea necesario, de su contenido, fecha, datos, entre otros aspectos que sean necesarios revisar.

Este aspecto es importante porque le permite al lector garantizar información actualizada con respecto al tema que esté leyendo, de ser posible, además de ser un elemento importante para un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda como requisito para aparecer en los primeros resultados y en esta medida, poder abarcar un número mayor de lectores.

Almacenamiento del texto digital

Por el formato que pueden tener este tipo de textos, el almacenamiento de ellos puede ser muy sencillo y práctico, lo que facilita que se puedan crear grandes compendios de textos digitales en bases de información que permitan el acceso cuando sea necesario. A esto se suma que no solo un usuario puede almacenar este tipo de textos para su uso individual, sino que existen plataformas con acceso compartido en el que pueden almacenarse grandes cantidades de textos.

Estructura de un texto digital

La forma en la que se presenta el contenido en este tipo de textos puede tener una gran variedad de formas, razón por la que no se puede identificar un formato único que sirva de base para los textos digitales. Sin embargo, es posible reconocer algunos elementos que pueden estar presentes y sus modalidades, veamos:

Composición clásica

Este tipo de estructura inicial y frecuente comprende los tres elementos de desarrollo de un texto, basados en una introducción, el desarrollo o contenido y la conclusión, o bien en este caso presentación, nudo y desenlace. En este sentido, el texto sigue el crecimiento de la tensión para culminar a través de la conclusión o desenlace.

Sin embargo, en el caso del texto digital es importante tener mucho cuidado con la forma en la que se maneja la estructura, dado que si se añade texto innecesario, fácilmente el lector puede cerrar el sitio y no leer el texto digital. Esto señala una necesidad por presentar al lector lo que busca a través del contenido preciso y si es el caso, enriquecedor para su consulta.

Estructura inductiva

Este es otro camino que pueden tomar los textos digitales, dado que a través de este el narrador describe uno o varios casos que le permitan mostrar una teoría o bien una postura ante algo. Se trata de una estructura que continúa con la tensión narrativa y que, de acuerdo al tema que se esté desarrollando, puede mantener la atención del lector.

Tipos de textos digitales

Tipos de textos digitales

Ahora bien, tenemos variedad de contenidos que pueden desarrollarse en este tipo de textos y en esta medida, varias modalidades o tipos a través de las cuales puede hacerse. Es por ello que podemos identificar los siguientes tipos:

Texto digital unimodal

Se refiere a todos aquellos textos digitales que son digitalizados por medio de un procesador especial para ello, razón por la que los encontramos con las siglas de la extensión como pdf, doc, rtf, entre otros. Se distinguen principalmente porque contienen un soporte digital.

Texto digital multimodal

De otro lado encontramos los textos digitales multimodales en los que es necesario usar plataformas o editores en línea, también conocidos como editores multimodales, los cuales incorporan varias funciones. En este caso encontramos multimedia con textos que tienen distintas funciones y recursos como audio, video e imagen, y los hipertextos con la conexión a través de enlaces o vínculos añadidos.

Intertexto

Finalmente, encontramos los intertextos, los cuales permiten la comunicación con un intercambio de contenido. Esto facilita al lector la posibilidad no solo de acceder al contenido, sino también de convertirse en parte importante a través de la interacción generando también contenido. De este modo podrá usar recursos como chats, fotos, redes sociales, entre otros.

Hipertexto

Finalmente, está el hipertexto, un formato de texto que proporciona una estructura no secuencial mediante la cual el lector puede acceder a diversas fuentes de información que le permiten profundizar en la información que se le presenta o bien acudir a otros contenidos complementarios, de acuerdo a la intención del autor. Es así que el hipertexto incorpora enlaces que permiten seguir un modo de navegación en función del interés del lector o usuario. 

Para conocer más acerca de otros tipos de texto, así como su clasificación en el mundo literario, te invitamos a continuar navegando por nuestra sección dedicada a este campo literario, donde podrás encontrar mucha más información interesante.