Saltar al contenido

Hipertexto: qué es, origen, características principales, modelos, construir un hipertexto y más

¿Qué es el hipertexto?

Se trata de uno de los tipos de texto digital más importantes de la actualidad. En general, consiste en una estructura no secuencial a través de la cual es posible incluir información a partir de diversas fuentes, las cuales están conectadas mediante enlaces a otros sitios o redes sociales.

Aquí puedes conocer más sobre los textos digitales

Entonces, ¿Dónde se aplica el hipertexto? En el contenido digital. El hipertexto, así, es un texto que incluye una serie de enlaces que envían a otros textos. De hecho, la forma más común de hipertexto es el de referencias cruzadas automáticas que envían a otros documentos o también conocidos como hipervínculos, enlaces dentro del documento electrónico.

Origen del hipertexto

El uso del término tiene lugar por primera vez en el año 1965 por Ted Nelson, quien plantea en Xanadú, una especie de sistema que le permite incluir en un documento varios contextos sin que ello implique una duplicación. Sin embargo, el primer sistema de hipertexto consolidado se realiza en 1967 en la Universidad Brown por Andries van Dam.

Con el paso del tiempo el sistema empieza a perfeccionarse y se empieza a experimentar con otra variedad de canales dispuestos para distintas necesidades, como es el caso del primer sistema hipermedia con la creación de un mapa virtual.

Hacia el año 1987, la introducción de HyperCard, una aplicación que incursionó en las computadoras de Apple, se convierte en el punto de partida oficial para este tipo de textos, pues de hecho empieza a surgir también procesos como la conferencia dedicada a la investigación hipertextual de la Universidad de Carolina del Norte.

Características del hipertexto

Ahora que hemos visto en términos generales qué es el hipertexto, es momento de pasar a revisar varios de sus rasgos más importantes que nos permiten acercarnos mucho más a su modo de funcionamiento, facilidades y otros aspectos relevantes a la hora de implementarlos o encontrarnos con ellos. Las características más importantes del hipertexto, son:

Uso del hipertexto

A nivel general podemos identificar dos usos importantes del hipertexto. Por un lado, ofrece material de referencia al lector dónde puede encontrar documentos complementarios, aclaraciones de conceptos o información adicional. Y por otro, el hipertexto fragmenta el material de lectura, de manera que el lector pueda ir a el tema en concreto pero con la posibilidad de acceder a información relacionada si quiere complementar o conocer más.

hipertexto

Diversidad de elementos

Uno de los rasgos más distintivos que nos permite saber qué es el hipertexto y dónde se aplica el hipertexto tiene que ver con la variedad de elementos. Es posible encontrar figuras del elemento, sonido, video o cualquier otro en el que se pueda ampliar la información.

Materiales del hipertexto

Para su funcionamiento, el hipertexto usa dos tipos de materiales. De un lado los materiales de referencia que pueden ser generales o específicos donde el usuario obtiene exactamente la información que busca, como lo son los manuales en línea. En el segundo tipo encontramos el material fragmentado, donde en secciones breves e independientes se ofrece información concreta de la búsqueda. Sin embargo, en este caso, de ser mayor su interés, podrá acceder a información complementaria a partir de otros enlaces ubicados a través de vínculos dentro del texto principal.

Identificación de intereses del lector

Ofrecer una información u otra, depende de las preferencias e intereses del lector. De hecho, es quien prepara el texto, el autor, quien debe ocuparse de identificar los intereses y los temas más afines sobre la información que presenta y que puede complementar el contenido al que acceden los lectores. Para ello debe tener en cuenta tres aspectos: el contexto de uso, el usuario al que se dirige y el tema del contenido central.

Apariencia sencilla

Un aspecto importante que nos permite también reconocer qué es el hipertexto, tiene que ver con que cuenta con una apariencia sencilla. Si bien tanto la información como la estructura que se use para organizarla implica un proceso complejo, es necesario que el hipertexto se presente ante el usuario como un elemento sencillo, organizado y al que puede acceder fácilmente.

Modo de lectura

Para los lectores es clave identificar dónde se aplica el hipertexto, dado que de esta forma podrán acceder a contenido de interés o complementario con el que acceden a mucha más información sobre lo que buscan. Es por ello que el modo de lectura se puede realizar a partir de un escaneo de la pantalla. Los elementos que sean hipertexto podrá identificarlos por su color o formato, organizado por el autor quien ha diseñado previamente la navegación.

Experiencia útil del hipertexto

Un rasgo muy importante acerca de este tipo de textos digitales es la experiencia que tiene el lector con el hipertexto, dado que además de ofrecer la posibilidad de seguir una ruta propia en la manera en la que interactúa con el contenido, le permite desarrollar actividades como la relación, proceso de asociación o fragmentación, sobre todo en ambientes educativos. Aumenta el nivel de crítica con respecto al contenido y facilita una mayor contextualización de elementos donde evalúa muchas más áreas relacionadas.

Hipertexto y literatura

En el caso expreso de la literatura, el hipertexto va más allá de los medios digitales, pues de hecho es un elemento que facilita el desarrollo de obras en las que el autor proporciona en su texto una lectura no secuencial. En su lugar, el contenido del libro está conectado con enlaces de fragmentos de otros autores, otras historias o referentes importantes que guían a través de la obra.

Nueva forma de lectura

No podemos dejar de lado que a partir de la aparición de los computadores, la difusión de textos y presencia de ellos en estos equipos, los textos adquieren una nueva dinámica de lectura. En el contexto educativo, de hecho, se convierte en un elemento fundamental dado que facilita la comprensión del tema y propone un tipo de narrativa dinámica en la que el lector disfruta mientras accede a la información que se le presenta.

Modelos del hipertexto

En este caso, el modelo adquiere un valor particular. Se trata de un marco teórico y general a través del cual se formalizan las funciones y aspectos que se pueden incluir en el hipertexto. Aumenta su nivel de complejidad con el aumento de características.

Este modelo constituye una forma de representación de la estructura estática y dinámica de los componentes. Contiene los aspectos vinculados con el intercambio de información. El sistema está basado en un modelo básico que cuenta con dos submodelos, estos submodelos del hipertexto son:

Submodelo de datos

Cuenta con dos elementos. Por un lado están los nodos, los cuales se interrelacionan a partir de enlaces dirigidos que forman una estructura de un dígrafo o grupo de letras. Operan como conjuntos de datos no estructurados que en su integración forman una entidad lógica. Proporciona abstracciones claras de información en un lugar determinado que cuenta con una estructura hipermedial.

Y por otro lado encontramos los enlaces, los cuales funcionan como dirección de conexiones entre los nodos. Se encuentran establecidos a un nodo fuente y permiten al lector poder activarlos para ir de un lugar a otro de acuerdo al destino al que lleven. Existen enlaces que operan como referencias entre documentos y otros como organizacionales que permiten la navegación de un nodo a otro.

Submodelo de procesos

En el segundo caso encontramos este tipo de modelos donde los procesos de acceso implican una descripción dinámica, lo que señala que la navegación es el primer canal para que el lector acceda al contenido. Es necesario contar con el proceso de exploración a través de los enlaces y procesos que identifiquen la forma de navegación de un lector al explorar la estructura.

Cómo se hace un hipertexto: claves para desarrollarlo

Ahora pasamos a un punto clave y es el tema de cómo se hace un hipertexto y qué debemos tener en cuenta. Pues bien, en esta sección hemos reunido una serie de aspectos clave que debemos considerar para implementarlo en el mundo digital:

Elección del contenido

Con la formulación de un tema en concreto, podemos ir identificando información complementaria que fácilmente se puede desarrollar en profundidad en otro espacio pero que en ese inicial, podrían desviar la atención o incluir información que en específico, el lector no esté consultando. Es por ello que se debe elegir muy bien el contenido que irá enlazado. Se recomienda usar una tabla de contenido relacionado que posteriormente permita guiar información complementaria de calidad para clarificar otras relaciones.

Enlaces de calidad

Para la implementación de elementos como hipertexto, es fundamental que se proporcionen enlaces de calidad, lo que implica que el contenido que se enlace sea sustancial en lugar de incluir enlaces que no lleven a un sitio en específico o bien que poco o nada se relacionen con el tema principal. Esto, además, reduce la credibilidad y confianza del lector con respecto al sitio. Se deben añadir enlaces que lleven a contenido relacionado e interesante de acuerdo a la materia que se está desarrollando. En lugar de repetir o desconectar del tema, debe ser información complementaria y atractiva.

Buen camino para enlaces externos

En especial cuando se trata de enlaces que envían al lector a otros sitios y no a otras secciones del texto que se desarrolla, se recomienda que estos enlaces se abran en una nueva ventana dentro del navegador, pues si el lector quiere regresar al contenido principal le será más fácil regresar a la ventana anterior y seguir navegando en el mismo sitio. Adicional a ello, se debe considerar incluirnos en una sección fuera del texto principal que se presenta.

Selección de palabras o frases para los enlaces

Por otro lado, las palabras o frases en los que se vayan a ubicar los enlaces, deben ser elegidas de manera tal que el lector pueda ir directamente a ellas, a información concreta sobre la que se ha instalado el enlace. Se recomienda elegir palabras y frases que sean significativas para el enlace de manera que al lector le sea sencillo rastrear el texto e identificar los enlaces en temas principales y de su interés.

Preparación del texto

Luego de haber revisado los temas que se van a incluir en el texto, es necesario estructurarlo a partir de resúmenes y tablas de contenidos, de manera que sea posible dividirlo entre contenidos cortos separados. Estos deben ser redactados siguiendo la coherencia y cohesión necesarias con la información que se presente. Se recomienda titular en lo posible, las fracciones de contenido que resulten para que el lector pueda identificar el contenido de cada sección a partir de títulos y subtítulos concisos y breves.

Redacción natural

Con este punto nos referimos a que la redacción del tema se debe desarrollar de manera tal que si se presenta información concreta de un tema en específico, esto sin pensar que hay enlaces que envían a otra información. En otras palabras, se debe escribir como si se careciera de enlaces, pues estos irán ubicados en términos específicos que el lector tendrá la libertad de seguir o no. Seguir la continuidad como si no hubiesen enlaces facilitará la lectura.

hipertexto

Por otro lado, se recomienda el uso de un lenguaje sencillo y claro que explique de manera clara la información usando una estructura de oración afirmativa con oraciones concisas. Se recomienda el uso de términos concretos con significados objetivos y explicados. En lugar de acudir a ideas abstractas, la precisión debe ser uno de los elementos más importantes del hipertexto, pues esto le permitirá dar paso a los enlaces que se agreguen.

Señalar el enlace

Es fundamental que el lector pueda identificar rápidamente los enlaces de acuerdo a la información que observa. Para ello el autor o quien determine la estructura de estos debe indicar los enlaces a mediante una de las formas más comunes que es subrayando las palabras claves que cuentan con el enlace, cambiar la fuente y/o el color de este.

Uso prudente del hipertexto

Se recomienda que no se repitan los enlaces en cada ocasión en la que el texto de ese mismo enlace se presente dentro del documento digital, pues se debe evitar cualquier tipo de saturación visual e incómoda. Además, si la página es corta, se debe evitar instalar enlaces a otras secciones de la misma página, conocidos también como marcadores, dado que la incorporación de un enlace indica para el lector ir a otros sitios, páginas o sitios de mayor profundidad.

Comprobar el buen funcionamiento

Al terminar la construcción del texto digital, esta vez bajo la modalidad de hipertexto, es necesario verificar que todos los enlaces y demás elementos incorporados funcionan de la manera correcta y guían a donde se ha planeado previamente. Esto porque un enlace roto o que lleve a un contenido no disponible o que no funcione, resulta bastante desagradable para el lector. La revisión se puede hacer de manera manual o bien a través de un programa que lo haga de forma automática.

Ejemplo del hipertexto

Finalizamos este apartado con qué es el hipertexto y ejemplos, pues de esta forma es más sencillo identificarlos. Un ejemplo clave de hipertexto son los artículos que podemos encontrar en Internet. En el cuerpo de los artículos están presentes varios enlaces de hipertexto dentro de palabras o temas vinculados con el tema principal que se desarrolla y que de hecho, facilitan al lector una lectura activa en la que puede elegir la información con la que complementa el tema principal.

Otro ejemplo del hipertexto, esta vez en el campo literario, es la obra Rayuela, escrita por Julio Cortázar. En esta obra, el lector debe navegar entre los capítulos, de manera que no hay una lectura secuencial sino que es el lector quien va descubriendo la posible continuidad de la historia entre las secciones, facilitando un dinamismo único, razón por las que es una de las obras más importantes de la literatura universal.

Si quieres seguir conociendo más acerca de los otros tipos de texto digitales, te invitamos a visitar nuestra sección donde podrás profundizar aún más acerca de este tema. También contamos con una sección dedicada al campo literario, donde te contamos historia, movimiento, géneros y mucho más.