Saltar al contenido

Dictamen: qué es, características principales, tipos y claves para escribir

¿Qué es el dictamen?

Consiste en un tipo de expresión a través del cual se emite un juicio o comunicado en relación con una situación determinada. Es decir, el dictamen es un tipo de sentencia de carácter judicial que se enuncia en un ámbito de este tipo, ya sea directamente por un juez o un tribunal. Sin embargo, también se usa para referirse a una valoración que se hace sobre una persona o un objeto en particular.

dictamen

Hace parte de los tipos de expresión oral debido a su emisión a través del habla, aunque también es posible registrarlo a través de documentos que se imparten en este campo profesional. Con el enunciado de un dictamen, se finaliza un litigio o causa, dado que está orientado a reconocer el derecho de cualquiera de las partes que intervienen en el proceso, determinando que la otra parte deberá aceptar la resolución.

Aquí puedes conocer más sobre la literatura oral

Características principales del dictamen

Pasemos a ver algunas características clave acerca de esta expresión oral y que facilitan la distinción de otras que hacen parte de este mismo tipo de manifestaciones. Sus características más importantes son:

Función del dictamen

La finalidad del dictamen o el uso que se le da a esta expresión, tiene que ver con el reconocimiento, de manera general, de una valoración u opinión que se emite con respecto a alguna circunstancia, objeto o persona. Por ejemplo, un dictamen tiene lugar cuando una persona se refiere a la personalidad de otra, donde el dictamen se constituye a partir de la experiencia, impresión y percepción que se ha formulado sobre este.

Ámbitos en los que se desarrolla

El dictamen es una expresión que se emite principalmente en el campo profesional de derecho y la política, de manera que es un tipo de enunciado que se encuentra con frecuencia en el contexto legislativo y en el contexto judicial. Si bien estos son principalmente los campos en los que se desarrolla, también es posible encontrarlo en diversos ambientes.

Otras instancias

El dictamen también se aplica dentro de otros espacios o disciplinas de carácter profesional en las que los especialistas lo usan a través de la emisión de valoraciones en campos como la psiquiatría, la psicología, entre otros. Esto se debe a que también se refiere a una información precisa que es proporcionada exclusivamente por un profesional en un campo determinado.

Es importante mencionar que, en últimas, las condiciones y particularidades del dictamen dependen precisamente del tipo al que pertenezcan, así como el campo en el que se apliquen.

Tipos de dictámenes

En el caso de los dictámenes que tienen lugar en los contextos de la rama legislativa y judicial, es posible identificar cuatro tipos de dictámenes que son importantes dentro de ellos para distintos procesos. Posteriormente veremos los tipos de dictámenes en el campo de la auditoría. En orden, los primeros tipos de dictámenes, son:

Dictamen condenatorio

En este caso, el juez responde de manera favorable la pretensión de la persona que está ejecutando la demanda.

Dictamen absolutorio

En el segundo caso el juez opta por darle la razón a la persona a la que se está acusando dentro del proceso de demanda.

Dictamen firme

En este tipo de dictamen no se acepta la interposición de ningún tipo de elemento o recurso una vez se haya determinado el dictamen. Estos recursos pueden ser, también, apelaciones o reclamos.

Dictamen recurrible

Finalmente, el cuarto tipo de dictamen consiste en que en este caso es viable la interposición de algún tipo de recurso que se proporcione luego de haber manifestado o escuchado el dictamen.

Otros tipos de dictamen en este campo, son:

Dictamen condenatorio

En este tipo de dictamen, el juez, frente a aquellas pretensiones que ha presentado el demandante, las acepta, lo que también se le conoce como castigar al reo.

Dictamen absolutorio

Como su nombre indica, este dictamen se caracteriza por absolver o bien indultar a la persona que se está acusando en el proceso de demanda.

Dictamen pericial

Este dictamen, en el derecho, es generado por un experto que lo realiza basado en su área de conocimiento con la intención de aclarar y verificar los hechos que interesan en el juicio y de los que sea necesario conocer en cualquier campo, sea científico o técnico, especialmente. Es un tipo de dictamen al que pueden acudir cualquiera de las dos partes implicadas e incluso por el juez de la causa. Es necesario que este sea preciso y objetivo para no generar confusión.

Tipos de dictamen de auditoría

Tipos de dictamen de auditoría

También es posible identificar otros tipos de dictámenes en el campo financiero, en particular cuando se hace referencia a una opinión que un auditor emite cuando realiza una auditoría externa. En este caso, pueden haber otros tipos como los siguientes:

Dictamen con salvedades

Se genera cuando el auditor encuentra que, aunque los balances han arrojado un resultado razonable, existen algunos elementos que podrían generar una pérdida o salvedad posible dentro de las acciones que la empresa ha realizado.

Dictamen sin salvedades

Este dictamen tiene lugar cuando el resultado que proporciona el Balance General, los Estados de Cambio y los Estados de Resultado, son vistos como razonables por el auditor. Esto quiere decir que se acatan a lo establecido siguiendo los principios contables.

Dictamen con abstención de opinión

Este tipo de dictamen se desarrolla cuando el auditor está limitado por la empresa a la investigación de elementos que podrían contribuir a la solución de irregularidades posibles que se hayan identificado con respecto al resultado del Balance. En este caso, al no tener acceso a los detalles necesarios sobre las transacciones, el auditor debe tomar el dictamen a través de una decisión imparcial.

Estructura del dictamen

Como hemos visto, son muchos los tipos de dictamen que se pueden generar en distintos espacios, así como también con ello están implícitas una serie de características que los distinguen, entre ellos la estructura. Es por esto que no es posible establecer o identificar un tipo de estructura que aplique para todos, incluso en el mismo ámbito jurídico. Sin embargo, gran parte de ellos incluyen una serie de elementos distintivos que veremos a continuación:

Introducción

En esta primera parte del dictamen es necesario poner en evidencia el objetivo sobre el cual se va a desarrollar el dictamen. Además de esto, es necesario mencionar la persona que lo solicita, y posteriormente redactar el tema en un panorama general. Sobre la extensión, esta puede variar en función del caso, incluir algunos párrafos que sirvan para contextualizar al destinatario.

En general, en esta parte algunos optan por ubicar la portada con datos de contacto, en algunos casos, y si se trata de un dictamen en desarrollo de un trabajo académico, se determinan otros datos correspondientes a la institución. También es necesario ubicar un encabezamiento en el que se presenta de manera sintetizada la información del dictamen.

Desarrollo de los hechos

En la segunda parte del texto corresponde ubicar los hechos objetivos por los cuales se genera la solicitud del dictamen. De manera organizada se empieza a redactar cada uno de los hechos, los cuales deben seguir un orden cronológico y divididos, la mayoría de veces, por números.

Cada uno de los apartados debe referirse a un hecho en concreto. Es importante que el hecho esté redactado de manera breve y concisa para el destinatario, resaltando los datos más importantes que serán claves en la resolución del caso. No es necesario incluir la identificación o mención de datos personales, sino que se usan términos sustitutivos.

Planteamientos y normativa

En esta sección se empiezan a establecer de manera clara las cuestiones jurídicas en concreto, las cuales están dirigidas a la resolución en el dictamen. Es importante que cada uno de los planteamientos que aquí se desarrollen sean explicados con la mayor claridad posible, así como también ocupar el menor espacio posible en su escritura.

El apartado que sigue debe realizar una recopilación acerca de la normativa, doctrina y jurisprudencia que se va a aplicar en la resolución a partir del desarrollo de los hechos y los posteriores planteamientos. Estos irán organizados de la siguiente forma:

Normativa

Se identifican las normas jurídicas que se pueden aplicar desde la que tiene mayor rango a la que tiene el menor, como la constitución, las leyes, los decretos y demás. Cada uno de los elementos señalados se debe citar de forma correcta en el apartado y mencionado a partir de letras minúsculas seguido del tipo de norma, el número o año, la fecha y el título. Es necesario identificar por qué aplica para el caso.

Jurisprudencia

Se debe explicar de forma organizada considerando la estructura piramidal, en la que por orden jerárquico se ubica la información más importante del caso, seguida de información y datos complementarios pero fundamentalmente necesarios para su presentación. Se debe citar cada uno de los datos de forma correcta, siguiendo las Sentencias y demás aspectos, incluyendo la aplicabilidad con respecto al caso.

Doctrina

Si se agrega, se debe incluir un apartado en específico en el cual se presente la doctrina jurídica que, a pesar de no constituir una fuente del Derecho, es de importancia e interés para la resolución de cualquiera de las cuestiones que se hayan planteado. Es necesario mencionar tanto el título como el nombre del autor dentro de un párrafo aparte. En letra minúscula se debe mencionar la opinión del autor sobre el planteamiento o problema y repetir los datos en el apartado de la Bibliografía.

Fundamentos jurídicos

Este apartado debe presentar los hechos y también las cuestiones jurídicas dentro de los fundamentos jurídicos, los cuales permitirán la resolución de las cuestiones que se han identificado previamente. Se usa un apartado numerado por cada una de las cuestiones y en ellos, deben constar la totalidad de los argumentos tanto a favor como en contra.

Es posible que se requiera más espacio si se quiere presentar cuestiones que, pese a que se encuentran fuera del objeto de la consulta, resultan importantes dado que se pueden conectar a los temas que determina el dictamen. Este apartado corresponde a información adicional que se puede o no añadir.

Conclusiones

Finalmente, en este apartado se presenta un resumen corto de la solución que se ha sugerido para cada uno de los planteamientos o cuestiones desarrollados y de carácter jurídico, lo que constituye la opinión final. Debido a que se trata de un resumen de los sucedido, es necesario cuidar que la resolución no sea muy extensa, pues en el apartado de desarrollo de los hechos y cuestiones se ha presentado.

Se recomienda que las conclusiones sean desarrolladas siguiendo el mismo orden en el que se expusieron las cuestiones jurídicas a las cuales se les determinó una resolución. A su vez, estas deben estar divididas por apartados que van separados siguiendo la escritura de las cifras u orden. Aquí se puede añadir datos como el lugar, la fecha en letras y la posterior firma de quien emite el dictamen.

Claves para escribir un dictamen

Claves para escribir un dictamen

A continuación veremos una serie de aspectos fundamentales para la escritura y en general, el desarrollo de este tipo de textos. Son elementos que se deben considerar en el momento de su redacción y que serán ejes importantes para una correcta lectura. Estas claves son:

Información de las conclusiones

Se recomienda que en este apartado, si bien se hace un resumen de los hechos y las cuestiones, no se debe incorporar o agregar información novedosa. Esto es, debido a que se han planteado distintos aspectos y datos en el desarrollo, en las conclusiones no se debe ingresar información, datos o cualquier otro aspecto que sea nuevo.

Conexión de análisis técnicos

En el desarrollo del texto es fundamental que las conclusiones y apartados finales estén correctamente conectados con los criterios, cuestiones y análisis técnicos que se han presentado con anterioridad dentro del informe, es decir, dentro del dictamen. En otras palabras, las consideraciones finales deben estar debidamente basadas en la información expuesta en el contenido.

Lenguaje claro

Es importante considerar que el dictamen puede ser leído por distintas personas, razón por la que se debe tener especial cuidado con el tipo de lenguaje que se decida usar. Si bien mucha de la información será técnica, así como la exposición sobre todo de la sección normativa y relacionada, es importante cuidar que a la vez esté suministrada de forma clara y concisa para que cualquier persona, aún sin los conocimientos especializados pueda entender a qué hace referencia cada uno de los apartados expuestos.

Objetividad del contenido

Otro aspecto importante a la hora de redactar un dictamen es el carácter objetivo que debe incluir el escrito. En particular en el tipo de dictamen pericial, quien escribe debe abstenerse de incluir en su redacción opiniones o valoraciones en relación con las circunstancias o los hechos que se han planteado a lo largo del documento. En su lugar, se realizan juicios basados en un razonamiento objetivo y sustentados en los conocimientos especializados.

Conocimiento de la información

Además de los conocimientos especializados que se deben tener, es muy importante que también se conozca de manera clara y completa la naturaleza del compromiso, así como de los antecedentes y el desarrollo de los hechos, proceso que permitirá un mejor estudio y análisis de los procedimientos correspondientes.

Desarrollo de todos los planteamientos

Es fundamental que ninguna de las cuestiones, planteamientos o afirmaciones que se presenten en el documento queden libres de justificación o seguimiento. En este caso, la exposición de la información debe estar debidamente respondida, de forma que todas las estimaciones y datos estén explicados y justificados.

El dictamen es uno de los tipos de literatura oral pero que, con el paso del tiempo, ha doblado su camino con el registro de la información, por lo que también sería posible ubicarlo en el campo de la literatura escrita. Si quieres conocer más acerca de otros tipos de literatura y características, recuerda que en nuestra sección encuentras mucha más información para seguir aprendiendo de ellos.