Saltar al contenido

Refrán: qué es, características principales, estructura del refrán y más

¿Qué es el refrán?

Se conoce como refrán a todos aquellos dichos cuyo uso se ha extendido entre distintas comunidades o regiones, de manera que es posible definirlo como un tipo de dicho popular que tiene el objetivo de transmitir un mensaje instructivo, mensaje moral o bien una enseñanza a través de la cual tiene lugar una reflexión intelectual y moral de este.

refrán

El refrán es uno de los tipos de literatura oral más importante y conocido, pues se siguen usando de generación en generación y es posible aplicarlos a una gran variedad de situaciones. De hecho, los refranes son uno de los dichos más usados en el habla cotidiana, razón por la que es posible que aparezcan en varias manifestaciones artísticas, por ejemplo.

Aquí puedes conocer más sobre la literatura oral

Características principales del refrán

Los refranes pueden ubicarse e incluso identificarse por la zona en la que se usan, la lengua o el tema, pues suelen venir de la experiencia de sabios o personas mayores que fueron promoviendo el uso de estos dichos de generación en generación con la enseñanza a las generaciones más jóvenes. Veamos a continuación las características más importantes del refrán:

Origen remoto

Si bien calcular el momento en el que surgen muchos tipos de literatura oral ha sido complejo, lo es aún más reconocer el del refrán. Sin embargo, muchos expertos coinciden en que tras el rastreo de este tipo de dichos, se puede aproximar a la cultura del Medio Oriente, donde aparecen los primeros refranes en la Biblia e incluso en la literatura grecolatina. Así también hará su aparición en obras que hacen parte, más adelante, de importantes momentos de la literatura, como lo es la literatura española con poemas como el Cantar del Mío Cid.

Importancia de la experiencia

Ahora bien, en cuanto a la composición y el mensaje que envía el refrán, tenemos que surge a partir de la experiencia. De esta manera, cuando se expresa un refrán, también se puede observar como el envío de un mensaje, un consejo o generar una reflexión sobre un tema determinado.

Pertenencia y cultura

Muchos de los refranes que conocemos en la actualidad surgen de la experiencia no de un sabio o anciano, sino de la comunidad en general, de manera que son también parte importante del contenido cultural de un grupo de personas. Es así que muchos de ellos son instalados de forma colectiva y usados de generación en generación.

Uso del lenguaje

Un punto importante que debemos considerar del refrán, está relacionado con que cuenta con un lenguaje sumamente sencillo. De hecho, como veremos más adelante en cuanto a su composición, algunos de ellos usan la rima, lo que facilita al transmisor la memorización del fragmento y con ello, la difusión. Es así que el refrán usa términos conocidos popularmente, palabras que hacen parte del habla cotidiana y que se pueden comprender fácilmente por cualquier integrante de la comunidad.

Autor anónimo

Otro aspecto importante y considerando la imposibilidad de rastrear su origen, tiene que ver con los autores o creadores de este tipo de dichos. Son tan antiguos y han sido tan velozmente difundidos que no es posible identificar un autor, sobre todo cuando nos referimos a estos refranes iniciales que se han transmitido en grandes períodos generacionales.

Facilidad de aplicación

Debido a la composición y mensaje que transmite un refrán, es un dicho que se puede aplicar en cualquier parte del mundo, incluso en otros idiomas y regiones apartadas, pues se trata de un elemento cultural que se ha extendido, en muchos casos, en la moral y que busca la conservación de virtudes, comportamientos, la transmisión de enseñanzas, el entretenimiento, etc.

Estructura

Estructura del refrán

En cuanto a la forma en la que se estructura este tipo de dichos, encontramos que sigue una composición en prosa, de manera que se construye de acuerdo a la forma natural del lenguaje para la expresión. Sin embargo, también se han encontrado refranes que están organizados en verso, cercano también a varias figuras de la literatura, como el paralelismo, la elipsis o la antítesis.

La composición del refrán se caracteriza principalmente porque es una estructura y extensión corta que además, facilita la memorización, lo que facilita la perpetuación dentro de la oralidad.

Ejemplo de refrán

Luego de ver en qué consiste un refrán y sus características más importantes, veamos uno de los refranes más populares, que seguramente alguna vez escuchaste:

No por mucho madrugar amanece más temprano.

Este refrán en particular indica que en ocasiones las cosas no están sujetas a esfuerzos propios, es decir, no dependen ni siquiera de la fuerza que le pongamos, sino que las circunstancias pueden intervenir en ellas, quitándonos cualquier poder sobre situaciones o eventos.

Cómo escribir un refrán

Si bien el refrán se distingue por su uso popular y tradicional, es posible construir nuevos refranes que se adapten al contexto de desarrollo, región o generación, incluso. Veamos algunos aspectos clave que debemos considerar para construir un refrán:

Recuerda que el refrán es una expresión corta, así, debemos ceñirnos a un reglón si vamos a escribirlo. Busca la forma en que las palabras que uses contengan una rima sencilla. La clave está en buscar una enseñanza corta que podamos aplicar a distintas circunstancias, ya sea de tipo moral o bien con un mensaje contundente que sea reflexivo para quien lo escuche.

Muchos de los refranes que existen se pronuncian cuando hay implícita una experiencia que se ciñe muy bien a la reflexión, por ello una buena forma de crear un refrán sería cediendo a alguna anécdota de la cual tuvimos un aprendizaje importante.

Si quieres conocer más acerca de otros tipos de la literatura oral, te invitamos a que sigas navegando por esta sección, donde te contamos mucho más acerca de ellos. Además, en nuestra sección de literatura podrás encontrar mucha más información acerca del mundo literario, sus manifestaciones, movimientos, géneros y más.