Saltar al contenido

Retahíla: qué es, características más importantes, tipos de retahílas y más

¿Qué es la retahíla?

Se denomina retahíla a una construcción literaria que cuenta con una sucesión de elementos que se encuentran en un orden determinado, en este sentido, una retahíla está compuesta por una serie de aspectos, elementos o acontecimientos no materiales, aunque también se usa este término para denominar juegos de palabras e incluso canciones.

retahíla

La retahíla hace parte de los tipos de literatura oral y se caracteriza principalmente por ser un tipo de expresión en la que existe una repetición de sonidos o términos, muchas de ellas incluyen letras infantiles, onomatopeyas, entre otros, los cuales facilitan la memorización, razón por la que siguen siendo transmitidas de generación en generación a través del habla.

Aquí puedes conocer más sobre la literatura oral

Características más importantes

De acuerdo a la información que hemos visto, pasemos a revisar los rasgos más importantes de este tipo de expresiones de la literatura, los cuales nos permiten identificar y distinguir esta expresión de otras que hacen parte de la misma categoría. Estos son:

Finalidad de la retahíla

Iniciemos por el objetivo de este tipo de expresión. En general, siguiendo su construcción, la finalidad de la retahíla consiste en el entretenimiento principalmente. Está dirigido al público infantil en la mayor parte de los casos, generando una expresión divertida en la que el niño, a la vez, puede tener un mayor acercamiento al lenguaje inicial.

Presencia de la repetición

Una de las características más importante de este tipo de manifestaciones de la literatura oral tiene que ver con el uso de la repetición. Es posible que en una retahíla podamos observar la repetición en varias ocasiones de una misma sección. Este elemento, además, facilita la memorización, muchas veces a través de un ritmo, lo que genera su fortaleza con el paso del tiempo al recitarse de generación en generación.

Uso de la rima

Siguiendo el elemento anterior de la repetición, uno de los recursos más importante para ello es la rima, dado que facilita también la repetición de sonidos en la última sílaba acentuada.

Armonía

La retahíla cuenta con un rasgo muy distintivo y tiene que ver con que su pronunciación y recitación genera una sensación agradable. Este aspecto está estrechamente relacionado con la repetición de partes y con ello, el uso de la rima también.

Aparición en otros formatos

Otro rasgo importante de la retahíla está en la aparición que hace dentro de distintas expresiones y manifestaciones del mundo literario. En este sentido, dentro de la tradición literaria podemos encontrar la presencia de la retahíla en canciones para niños, así como también en canciones populares o tradicionales.

Tipos de retahílas

Tipos de retahílas

De acuerdo a la intención e incluso la forma en la que se ha reconstruido la retahíla, es posible identificar algunas modalidades frecuentes o comunes de este tipo de expresiones literarias, entre ellas encontramos las siguientes:

Retahíla para sorteos

Podemos encontrar un tipo de retahíla cuya tonalidad y conteo está orientada especialmente para el sorteo de alguna participación, por ejemplo. De esta manera el grupo de niños se ubica de una forma determinada, generalmente en círculo, cantan en coro y van saliendo o descalificando participantes.

Retahíla para acompañar el juego

Son un tipo de retahílas que como su nombre indica, cumplen la función de acompañar la ejecución de un juego o dinámica que se está implementando. Uno de los ejemplos más frecuentes es la “Gallinita ciega” en la que a través del canto el participante se prepara para ir en búsqueda de los demás.

Retahíla para una acción cotidiana

También podemos encontrar un tipo de retahíla popular porque con ella es posible desarrollar actividades que hacen parte de la vida diaria. Así, podemos encontrar retahílas para pedir permiso, curar una herida, para la memoria, para quedarse con un objeto encontrado, entretenimiento, asociados con emociones y sensaciones, entre otros.

Ejemplo de retahíla

Ahora veremos una de las retahílas más conocidas, que seguramente alguna vez tuviste la oportunidad de encontrar en algún texto escolar. Esta retahíla, en particular, se recita contando los dedos de las manos o del pie y finaliza con el dedo pulgar, se titula “Éste”:

Éste fue a por leña,
éste le ayudó,
éste encontró un huevo,
éste lo frió,
y este gordito,
se lo comió.

Cómo escribir una retahíla

Finalmente, a continuación veremos algunos aspectos básicos acerca de cómo escribir una retahíla y qué debemos tener en cuenta a la hora de crearla. Estos elementos son:

Búsqueda de una historia

Uno de los elementos a los que es posible recurrir es una historia. Esto se debe a que la historia, anécdota o situación permitirá construir una secuencia que dé continuidad en la medida en la que se pronuncia. Imagina una historia corta para empezar.

Elección de las palabras

Es momento de empezar a evaluar las palabras que vamos a usar. Una buena técnica de construcción es la de buscar palabras que suenen similar para crear este sonido cantado que resulte atractivo y divertido, así otorga ya un ritmo y podemos identificar una melodía. El uso de palabras repetidas y similares entre ellas es clave para la retahíla.

Prueba la retahíla

Una vez consideres que está lista, prueba leyéndola y posteriormente podrás buscarle musicalidad de acuerdo a la rima que hayas construido. Es momento de hacer modificaciones en lo que estás contando, correcciones y arreglos para mejorarla. Ahora podrás mostrarla.

Recuerda que es muy importante que la retahíla construya una secuencia sencilla, esto será clave para poder memorizar fácilmente. Para ello puedes usar repeticiones o alguna referencia en particular que lo permita.

Si quieres conocer otras manifestaciones de la literatura oral, te invitamos a que revises nuestra sección dedicada a este tipo de literatura, así como también a otras manifestaciones que hacen parte de este arte.