Saltar al contenido

Trabalenguas: qué es, características principales, estructura y más

¿Qué es el trabalenguas?

Se trata de un tipo de expresión de la literatura oral, integrada a esta área debido a su transmisión a través del habla. El trabalenguas consiste en una manifestación corta que es construida a partir de una estructura cuya pronunciación puede resultar relativamente compleja debido a la conjugación de las palabras que deben ser similares entre sí.

trabalenguas

Aunque si bien, como otras expresiones de este tipo de literatura no es posible rastrear con claridad el origen, se han registrado trabalenguas en la Antigua Grecia, las cuales se caracterizaban por ser creadas por grandes sabios en las que se incluían enigmas, juegos de palabras y paradojas, casi siempre enfocadas con un fin educativo.

Aquí puedes conocer más sobre la literatura oral

Características del trabalenguas

De acuerdo a la información anterior, veamos algunos rasgos fundamentales de este tipo de expresiones que nos permitirán identificarla de otras de esta misma sección. Así, encontramos las siguientes características:

Objetivo educativo

En sus inicios, el trabalenguas fue creado principalmente con un fin educativo, razón por la que era transmitido de generación en generación. Esto se debe a que dentro de la cultura Griega se consideraba que la persona que pudiera pronunciar un trabalenguas de forma correcta y sin caer en la dificultad de la pronunciación, podría ser admirada por su capacidad lectora y su conocimiento.

Carácter universal

Una característica importante de este tipo de expresiones, tiene que ver con que a menudo, en especial los trabalenguas más antiguos, poseen un carácter universal que además ha traspasado varias culturas y se ha arraigado, adaptándose al idioma de la región a la que llega. Esta es la razón principal por la que hace parte de la literatura oral.

Beneficios del trabalenguas

Con el paso del tiempo ha sido posible identificar algunos beneficios que desde siempre tuvo el trabalenguas, entre ellos encontramos el enriquecimiento del vocabulario, favorecimiento de la comprensión lectora, la transmisión de enseñanzas, mejorar la fluidez del lenguaje, el desarrollo mental, mejorar la velocidad de lectura, estimulación de la imaginación, entre otros.

Componente dinámico

Si bien el carácter educativo que contiene el trabalenguas no se puede negar, también se debe identificar un componente dinámico que permite ver la expresión como un espacio dinámico o que incluso invite al juego, lo que aumenta el interés del receptor o quien se dispone a enfrentar y pronunciar el trabalenguas.

Estructura del trabalenguas

La forma en la que se construye el trabalenguas puede variar y estar compuesta de distintos elementos o no. Sin embargo, podemos identificar una serie de aspectos que suele incluir la mayor parte de las veces. Entre ellos encontramos el uso de la combinación de fonemas similares, la alteración de las palabras, el uso de rimas con dos o tres secuencias de sonidos, palabras o términos que se repiten, extensiones cortas o más extendidas, entre otros.

Algunos trabalenguas pueden incluso jugar con las estructuras de las sílabas, en el caso de la lengua española, por ejemplo, pues debido a su difusión, sufren cambios con la llegada a una nueva región con otro idioma.

Ejemplo de trabalenguas

Ejemplo de trabalenguas

Uno de los ejemplos más comunes de trabalenguas, conocido en distintas zonas del mundo es el siguiente:

Tres tristes tigres tragaban trigo en un trigal en tres tristes trastos.
En tres tristes trastos, tragaban trigo en un trigal, tres tristes tigres.

Cómo escribir un trabalenguas

Ahora bien, luego de haber visto todo lo anterior, pasemos a revisar paso a paso cómo podemos escribir un trabalenguas desde cero. La clave es que le demos rienda suelta a nuestra imaginación. Empecemos:

Lectura de otros trabalenguas

Antes de iniciar, recomendamos hacer una lectura por varias trabalenguas que nos sirvan como fuente de inspiración para escribir el de nosotros. Esto también nos dará información acerca de la dificultad que debe tener para cumplir el objetivo de este tipo de expresión oral. Revisa, lee y practica varios trabalenguas.

Elección de un tema

De acuerdo a tu interés o bien al del público al que quieras dirigir el trabalenguas, es necesario elegir un tema sobre el cual podamos empezar a construirlo. De esta manera, podremos orientar el contenido del trabalenguas con los términos precisos para completarlo. Entre algunos ejemplos posibles, tenemos animales, frutas, colores, medios de transporte, medios de comunicación, situaciones, etc.

Organización de las palabras

Es momento de empezar a escribir una lista de palabras que tengan relación con el tema que hemos elegido. Si elegimos colores, por ejemplo, entonces seleccionamos algunas para empezar a escribir el trabalenguas. Lo ideal es usar palabras que se puedan rimar con las principales y que, si es posible, tengan algún tipo de dificultad como la presencia de una r. En lo posible, busca palabras que tengan la misma extensión.

Esquema final

Ahora que tenemos el material de escritura, es momento de empezar con la organización final a través de la cual vamos a darle la estructura al trabalenguas. Si se quiere hacer a modo de anécdota, es el momento de agregar unas cuantas palabras al inicio, que rimen, y de esta forma empezar con la selección de las palabras que hayamos elegido. Juega con las palabras que usas, prueba varias formas de empezar como por ejemplo mencionando un nombre, y finalmente, ponlo en práctica.

En la actualidad el uso de los trabalenguas sigue representando una importante capacidad, esta vez relacionada con la buena condición de pronunciación, así como también como contribución a la optimización de la mente y el habla, pues su correcta pronunciación mejora la dicción.