Saltar al contenido

El Graffiti – Historia, Evolución, Concepto y Características

¿Qué es el Graffiti?

El graffiti, fue considerado al principio como un acto de vandalismo, de  etiquetas, garabatos y tantos otros términos, a menudo peyorativos, asociados en la imaginación colectiva con este modo tan particular ahora considerado un arte, porque  el graffiti es una práctica que solía estar muy extendida, y que adoptaba muchas formas.

Conoce aquí la información completa de la pintura

El graffiti tiene sus orígenes en la antigüedad y  el término proviene de la palabra latina graphium, que se refiere a un lápiz utilizado en Roma para inscribir y escribir, en particular en la cera. También se asocia con el verbo griego graphein, que significa escribir pero también dibujar. 

Historia del Graffiti

El origen del graffiti se determina en obras dispersas en las paredes de Pompeya, cubre el ágora de Esmirna, o marca las etapas de los viajes de los escribas a lo largo del Nilo. A menudo específica  los momentos clave de la historia y es a la vez una fuente de testimonios y una especie de libro abierto para contar historias, de aquellos que han precedido en el tiempo. 

Detrás de estas definiciones, sin embargo, y especialmente en la larga historia del graffiti desde la antigüedad, los límites no son tan estrictos. En primer lugar, porque no se conocen todos los graffitis. En segundo lugar, porque algunas marcas en las paredes son todavía difíciles de clasificar. Por ejemplo, aún falta por definir las marcas redondas y huecas en las fachadas de las iglesias y los dibujos hechos con sangre en las paredes de las mazmorras del Château de Vincennes.

En el siglo XX, sin embargo, el graffibti  se convirtió en un arte estético estimado no sólo en el mundo del arte, sino también entre los aficionados que buscan adquirir algunas de estas obras muy especiales.

Tipos de Graffiti

El graffiti es ahora parte de las diversas formas de arte por derecho propio y durante mucho tiempo fue considerado un acto de vandalismo, algunos adeptos han logrado convertirlo en una forma de arte respetable.

Se piensa en particular en los estilos cromo y burbuja, así como en la inspiración del dibujo en forma de cómics o por el arte del tatuaje, en el graffiti de pintura con aerógrafo.

Una multitud de grafiteros se interesaron en la pintura sobre lienzo, y algunos de ellos incluso llegaron a exhibir en las galerías de arte que salpicaban el muy particular universo de la escena artística de Nueva York.

Algunos artistas desarrollaron métodos muy particulares para lograr sus obras, lo que los convertía en virtuosos muy respetados en todo el mundo. Entre otros, Jean-Michel Basquiat (1960-1988) o, más tarde, en Banksy (1974).

En el caso de Banksy, por ejemplo, utiliza plantillas cortadas con gran precisión y pintadas con todos los soportes posibles, aerosol, pintura a pincel y rodillo, entre otros. 

La realización de graffitis está todavía muy presente, en todas partes de América, por lo que, la regulación sobre ellos es muy cuestionable, y varía dependiendo del país, estado o ciudad.  

Características del Graffiti

Lo que caracteriza al graffiti es el resultado de un movimiento, un gesto hecho por un artista. El graffiti a menudo mantiene el movimiento que lo creó en su forma, se trata de una acción espontánea, que no sigue a un dibujo anterior y a menudo se realiza de forma impulsiva, a diferencia de un trabajo realizado por un artista que ha planificado previamente. Igualmente, se habla de la huella dejada por el graffiti, porque se muestra lo que queda de este gesto, respecto al momento de su creación.

No todas las marcas en las paredes son graffitis, porque el graffiti no siempre se considera como tal, pero a menudo es un recordatorio del cantero que hizo el trabajo, y a menudo se codifica en las piedras de los monumentos. De hecho, se les dio una función práctica muy clara, la de identificar al creador y así poder pagarle según la tarea realizada, esto se conocen como signos lapidarios.

El Graffiti

Legado de este tipo de pintura

En las últimas décadas, una multitud de grafiteros de gran talento se han hecho famosos gracias a su trabajo. Entre ellos, Cornbread, Jean-Michel Basquiat, Blek le Rat y Banksy. Estos últimos han causado a menudo que fluya mucha tinta, pero se han convertido en iconos del arte callejero a través de sus irreverentes e inteligentes creaciones, que a menudo reflejan lo que todos piensan en secreto.

En Nueva York, se adoptó una nueva normativa específicamente diseñada para contrarrestar el graffiti. De esta manera, el efecto disuasorio se hizo palpable y el desánimo estaba en su nivel más alto. Un pequeño número de grafiteros persistió en pintar trenes y subterráneos, a pesar de las costosas multas e incluso las sentencias de prisión en algunos casos.

En la década de 1990 se  puso aún más énfasis en las sanciones y en la lucha contra los graffitis. A pesar de esto, los entusiastas nunca abandonaron completamente su arte y continuaron pintando.

Hoy en día, muchos países consideran que ciertas obras son arte contemporáneo y toleran el graffiti con un toque de placer y admiración por estos artistas que desempeñan un papel clave en la libertad de expresión.

Principales Representantes de este tipo de pintura 

Aunque el arte del graffiti despegó en el 1900 y más específico alrededor de 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Es en este momento cuando se valora realmente el graffiti. Uno de sus representantes es Kilroy. Es un hombre que se cree que trabajó en una industria que hacía bombas en Detroit, Michigan.

En los años 50 y 60, le tocó a Cornbread hacerse famoso con sus graffitis. Estaba trabajando con su compañero Kool Earl. Este último le ayudó a hacer del graffiti lo que es hoy en día. Cornbread había empezado a hacer graffitis para impresionar a una joven pero, para su sorpresa, ganó en popularidad, como resultado de que, los medios de comunicación se interesaron en su trabajo, que a menudo recibió una amplia publicidad.

A finales de los años 60 hubo muchas manifestaciones de todo tipo, debido a la guerra de Vietnam lo que dio lugar a muchas demandas, y el signo de la paz fue pintado en una multitud de paredes de campus universitarios y escuelas en toda América y Europa.