Saltar al contenido

El Mural – Definición, Características y Exponentes

¿Qué es el Mural?

Un mural se define como  una pintura monumental debido a que su tamaño es muy grande, y cuyo soporte es una pared, bóveda,  techo interior o exterior, a diferencia de una pintura de caballete que es transportable, la misma está relacionada con la arquitectura.

Conoce aquí la información completa de la pintura

La pintura mural es el arte más antiguo del que se ha conservado un registro,  el arte mural es testigo de la pintura mural prehistórica y en la misma, se usan  todos los aglutinantes duraderos, tales como aceite, pegamento, cera, resinas, entre otros, ya sea en la pared cruda o en una imprimación.

El fresco es una importante técnica de pintura mural histórica en la que el artista aplica el color muy rápidamente sore un yeso de cal todavía fresco, una técnica conocida como fresco en italiano. La pintura mural clásica se hace con la técnica del  secco (sobre yeso seco). Por metonimia (designar una cosa con el nombre de otra con la que guarda relación),  el lenguaje común designa por fresco la pintura mural en general y cualquier obra de grandes dimensiones.

Historia del Mural

La pintura en las paredes, tanto interiores como exteriores, parece haber existido y se remontan al arte rupestre prehistórico (Béguin). Los hombres siempre han buscado pintar en las paredes, ya sea por razones religiosas, estéticas y también por encargo.

Las pinturas murales son casi inamovibles y se requiere distinguir entre las pinturas decorativas y las que forman parte integrante de la arquitectura tanto de edificios como las aberturas en trampantojo, la cuadratura de los techos.

En la actualidad sólo quedan rastros de los antiguos murales griegos, conocidos por la literatura. Igualmente, las pinturas murales romanas han sobrevivido, especialmente en Pompeya y Herculano.

La pintura mural clásica sólo se distingue de otras pinturas por su soporte. Ya sea al fresco o pintado al óleo, y se realiza por iniciativa de las autoridades que rigen las paredes o los techos, ya sean municipales, eclesiásticas, estatales o privadas.

La pintura mural ha sido utilizada para plasmar las preocupaciones sociales  de cada época, ya sea pública o privada, secular o religiosa, popular o elitista, desempeñando un papel social o incluso político.

pintura el mural

Tipos de Pintura Mural 

Además de mejorar el entorno construido de una ciudad, el mural juega un papel social importante. A través de su ubicación, tema, tamaño y calidad de ejecución, un mural es una fuente de orgullo para toda la comunidad. Los murales pueden ser creados en diferentes soportes: muros de mampostería, muros de hormigón y paneles para ser fijados a las paredes.

La esperanza de vida de los murales exteriores se estima que está entre 10 y 30 años. Sin embargo, la buena selección de materiales, la calidad de la mano de obra y el mantenimiento adecuado pueden prolongar su supervivencia y hacer que su belleza dure.

Características de la Pintura Mural

 

La pintura mural tiene su propia estética, que la diferencia de la pintura de caballete. Por un lado, la perspectiva puede estar limitada por la posición del cuadro en la arquitectura, como en el caso de los techos, y la pared de una habitación en la que no se puede retroceder lo suficiente para ver el cuadro de un vistazo. Algunos eligen negar el muro, y organizan un espacio imaginario en su superficie, otros conservan su obviedad.

Incluso con el mejor soporte, cualquier mural exterior sufre inevitablemente cambios en su aspecto debido a las condiciones extremas a las que está expuesto, incluyendo la suciedad, el clima y el vandalismo. Con el tiempo, los colores se desvanecen, a veces de forma selectiva, dependiendo de los materiales elegidos y de los propios colores.

Legado de esta Pintura 

Los murales son los lienzos urbanos de una ciudad, que expresan la historia, los problemas y las aspiraciones de una comunidad. Aunque son vulnerables al clima, al vandalismo y a la descomposición, los murales son visibles y están abiertos a todos de forma gratuita. 

Durante generaciones, la ciudad de Los Ángeles, en los Estados Unidos,  ha sido reconocida como una de las capitales con los murales más bellos del mundo. Los artistas latinos y su cultura son una parte integral del patrimonio mural de la ciudad. Se puede viajar por los barrios multiculturales y ver murales como si estuvieran expuestos en los callejones de un vasto museo de hormigón. 

Representantes de esta Pintura

Diego Rivera y José Clemente Orozco, grandes muralistas, junto con el  pintor mexicano, David Alfaro Siqueiros establecieron el Muralismo Mexicano. La tradición continúa hoy en día en México y se inspira en el movimiento del arte chicano de los Estados Unidos. 

En Los Ángeles, Siqueiros creó América Tropical, un gran mural ubicado sobre la calle Olvera, el lugar de nacimiento de Los Ángeles. Terminado en 1932, el mural muestra a un indio mexicano crucificado en una cruz detrás del águila americana, con dos francotiradores apuntando al águila a corta distancia. 

Es el primer mural a gran escala en los Estados Unidos que fue creado en un lugar público y pintado en una pared exterior ordinaria. El mensaje político del mural sobre la explotación de los trabajadores mexicanos provocó una controversia inmediata, y fue rápidamente ocultado. América Tropical fue restaurado por el Getty Conservation Institute y se abrió al público en octubre de 2012 con una nueva plataforma y un centro de interpretación.