Saltar al contenido

Pintura Encáustica – Características, Concepto y Representantes

¿Qué es la Pintura Encáustica?

La pintura encáustica es también conocida como la pintura  a la cera, utilizada desde la antigüedad, y se caracteriza por ser una técnica de pintura que utiliza colores diluidos en cera fundida, es decir, utilizando cera de abejas como aglutinante. Esta pasta se usa caliente y generalmente, se aplica sobre madera.  

Conoce aquí la información completa de la pintura

El proceso, de la pintura encáustica, consistía en colocar sobre placas metálicas calentadas, panes de cera mezclados con pigmentos de diferentes colores, luego se extendía con un pincel la cera extraída de una de estas placas. Esta técnica  se usó tanto para decoración como  es probable que  fuera para protección.

Historia de la Pintura Encáustica

El uso de la pintura a la cera se remonta, por lo que se sabe a los retratos de los Fayum, fechados del siglo I al V en Egipto. Estas obras y pinturas, intactas, sobre sarcófagos prueban, por su persistencia, la resistencia de este tipo de trabajo al tiempo.

La cera se utilizó por primera vez sobre el marfil empujado hacia atrás con una aguja, y la manera de utilizarla fue descubierta con un pincel, después de haberlo licuado calentándolo lo que  hizo posible, pintar los barcos de tal manera que el color resistiera el sol, la sal y el viento. 

Para proteger un cuadro de cinabrio de la decoloración por la luz, se lo recubría con una capa de cera derretida mezclada con aceite con un pincel, que luego se calienta hasta que suda, y finalmente se alisa con una vela y un paño.

Tipos de Pintura Encáustica

La encáustica como técnica se usa en la madera, a la que decora, nutre y protege también, se usa en la piedra, el yeso, los revestimientos, las baldosas, las estatuas, entre otras superficies. 

Es suficiente  con solo utilizar el incoloro por ejemplo en las piedras visibles o en los revoques interiores para detener el polvo, pasando varias capas si es necesario. A diferencia de otros productos, la encáustica permite que la madera o cualquier otro material al  que se protege pueda respirar. 

Otro tipo de encáustica de calidad,  es el producto a base de trementina y una mezcla de ceras (cera de abejas, carnauba, candelilla). Estas diversas ceras que componen la encáustica en este caso, tienen cada una sus propiedades únicas que, dependiendo de la calidad, pueden ser utilizadas incluso en la cosmética. 

Por lo tanto, si no se hacen otros agregados, la encáustica de la base es incolora, que luego se le pueden añadir colorantes (en principio pigmentos naturales) según el tono deseado (roble claro, roble medio, roble oscuro, caoba, cerezo, entre otros).

Características de la Pintura Encáustica

Características de la Pintura Encáustica

A diferencia de algunas pinturas muy contaminantes, como las pinturas de glicerol, la pintura de cera es perfectamente natural y respetuosa con el medio ambiente. Sin embargo, este tipo de producto requiere una preparación importante, especialmente si se quiere fundir los pigmentos en ella.

Para conseguir la pintura encáustica coloreada, se requiere seleccionar los pigmentos naturales que tienen agarre, mezclando  alrededor del 5% del pigmento  en un frasco cerrado y sin mezclar dejándolos en trementina por 15 horas, para que sean absorbidos, luego se coloca una cucharada de aceite de linaza incoloro y se mezcla hasta obtener una pasta uniforme.

Actualmente, la pintura encáustica utiliza un proceso más moderno de saponificación de la cera, por ejemplo con aguarrás, para crear un medio de emulsión alcalina muy estable, que permite trabajar sobre esmaltes y velos, así como utilizar su poder de cobertura. Las posibilidades de las variaciones técnicas y su compatibilidad con los medios modernos hacen que la pintura a la cera sea una de las más flexibles y duraderas de la historia del arte.

Legado de esta Pintura 

Hawara (100-110 d.C.), es  uno de los retratos de Fayum, usando pintura de cera encáustica. Este término se usó entonces en el siglo XIX (1845) para referirse a una mezcla de cera y trementina que se usaba también para mantener y pulir los muebles, como también,  los pisos.

Hoy en día, pintores como Philippe Cognée utilizan esta técnica colocando sobre el lienzo la pintura encáustica, hecha de cera de abejas  o simple, con pigmentos de color, usando un pincel, y luego es cubierta con una película plástica sobre la cual una plancha calienta la cera para licuarla, extendiendo y deformando las figuras. 

Esto tiene el efecto de crear un enturbiamiento  del sujeto en el material. La película plástica al ser despegada produce en ciertos lugares carencias debido al desgarro de la capa pictórica. De manera que, la imagen entonces parece atrapada bajo una superficie helada. 

Otro pintor que usa la técnica de pintura encáustica  es Bruno Gripari. Igualmente, la usa Paul Rinaldi, pero con la variante de encáustica con acrílico, al igual que la artista francesa Amélie Caussade.

Principales Representantes de este tipo de Pintura

Los retratos de los Fayum, llamados así por la región egipcia donde se produjeron en los primeros siglos, se consideran representativos de esta técnica de pintura. 

Igualmente, en el Egipto grecorromano, desde el 100 a.C. hasta el 200 d.C., estos retratos realistas fueron pintados durante la vida de la persona y luego se colocaron en el sarcófago para acompañar al cuerpo en su vida espiritual después de la muerte. 

No todos los retratos se destinaron a fines mortuorios, pero son estos retratos, pintados en paneles de madera, los que han sobrevivido al paso del tiempo. Así mismo, los materiales utilizados por los pintores de Fayum se parecen a los que se usan hoy en día, que son cera de abejas, pigmentos, y resina.

Las herramientas utilizadas son pinceles, un cestrum que son herramientas para el grabado y el cauterio utilizado para fundir las capas de cera. Mientras que la mayoría de estos retratos están pintados con encáustica, otros están hechos con una emulsión de cera, la cera púnica que es cera de abejas hervida con agua de mar y carbonato de potasio que luego se blanquea al sol.