Saltar al contenido

Perspectiva Aérea – Historia, Ventajas y Representantes

¿Qué es la Perspectiva Aérea?

Perspectiva aérea, también llamada perspectiva atmosférica, es un método para crear la ilusión de profundidad, o recesión, en una pintura o dibujo mediante la modulación del color para simular los cambios efectuados por la atmósfera en los colores de las cosas vistas a distancia. 

En este sentido,  el grado de dispersión depende de la longitud de onda, que corresponde al color, de la luz. Debido a que la luz de longitud de onda corta, que es la luz azul, es la más dispersada, y los colores de todos los objetos oscuros distantes tienden al azul. 

Por ejemplo, las montañas distantes tienen un tono azulado. Mientras que, la luz de longitud de onda larga, la luz roja, es la menos dispersa. Así, los objetos brillantes distantes parecen más rojos porque parte del azul se dispersa y se pierde por la luz con la que se ven.

Historia de la Perspectiva Aérea

El uso de la perspectiva aérea se conoce desde la antigüedad, y fue Leonardo da Vinci quien primero la utilizó acuñando el término perspectiva aérea en su tratado de pintura, en el que escribió que, los colores se debilitan en proporción a la distancia de la persona que los mira.  

Más tarde, se descubrió que la presencia en la atmósfera de humedad, partículas de polvo y materiales similares, provoca una dispersión de la luz a su paso. La atmósfera intermedia entre un espectador y, por ejemplo, las montañas distantes, crea otros efectos visuales que pueden ser imitados por los pintores de paisajes. 

Tipos de Perspectiva Aérea

Existen dos tipos de perspectiva que los artistas usan cuando pintan y dibujan. La perspectiva aérea es una y se describe como el uso de gradaciones en el color y la definición para sugerir la distancia. 

La otra, es la perspectiva lineal, es lo que se llama el uso de líneas paralelas que convergen en el horizonte para transmitir profundidad.

La Perspectiva Aérea combina cuatro elementos clave para crear la ilusión de profundidad y distancia en un paisaje, seguidamente se especifican estos elementos: 

-El tamaño de los objetos se hace más pequeño cuanto más lejos están del espectador.

-Los detalles de los objetos disminuyen cuanto más lejos están del espectador.

-Los tonos de los objetos se debilitan cuanto más lejos están del espectador.

-Los colores de los objetos comienzan a desvanecerse cuanto más lejos están del observador.

Esta es una lección simple que demuestra el impacto visual de la perspectiva aérea, de allí que,  enseña a los estudiantes a construir un dibujo del paisaje en capas, mientras usan tonos y colores graduados para transmitir la ilusión de profundidad y distancia.

Perspectiva Aérea

Características de la Perspectiva Aérea

La atmósfera hace que las formas distantes tengan bordes y contornos menos definidos que las formas cercanas al espectador, y los detalles interiores se suavizan o difuminan de forma similar. 

Los objetos distantes parecen algo más ligeros que los objetos de tono similar que se encuentran más cerca, y en general los contrastes entre la luz y la sombra parecen menos extremos a grandes distancias. Todos estos efectos son más evidentes en la base de una montaña que en su cima, ya que la densidad de la atmósfera intermedia es mayor en las elevaciones más bajas.

La atmósfera intermedia entre un espectador y, por ejemplo, las montañas distantes, crea otros efectos visuales que pueden ser imitados por los pintores de paisajes. La atmósfera hace que las formas distantes tengan bordes y contornos menos definidos que las formas cercanas al espectador, y los detalles interiores se suavizan o difuminan de forma similar. 

Los objetos distantes parecen algo más ligeros que los objetos de tono similar que se encuentran más cerca, y en general los contrastes entre la luz y la sombra parecen menos extremos a grandes distancias. Todos estos efectos son más evidentes en la base de una montaña que en su cima, ya que la densidad de la atmósfera intermedia es mayor en las elevaciones más bajas.

Legado de esta pintura 

La perspectiva atmosférica  o aérea consiste en crear la ilusión de profundidad mediante el uso de gradaciones de tonos o colores que se desvanecen con la distancia, y juega con los efectos de contraste entre los planos del cuadro. 

Este tipo de pintura en perspectiva apareció a principios del siglo XV entre los maestros flamencos del norte de Europa, gracias al desarrollo de la pintura al óleo. Jan Van Eyck (1390-1441) fue sin duda el primer gran pintor que utilizó la perspectiva atmosférica. Pero, más que ningún otro, Leonardo da Vinci contribuyó al desarrollo de esta técnica.

Principales Representantes de esta pintura

Una de las técnicas representativas de la perspectiva aérea, fue la técnica del esfumato de Leonardo da Vinci (1452-1519), quien encarnó el ideal perfecto del Renacimiento,  combinando todos los talentos con el genio. En la pintura, desarrolló el esfumato, destinada a producir modelos muy sutiles, particularmente en la representación del rostro humano (La Mona Lisa). El esfumado puede definirse como un modelado vaporoso que cambia imperceptiblemente de color o tono de claro a oscuro.

Este sutil juego de luces y sombras se obtiene superponiendo varias capas de esmalte (colores transparentes), y la obra parece estar bañada en una ligera niebla como si se viera a través de un velo. A través de esta técnica, también conocida como el claroscuro, el artista puede sugerir efectos de relieve o profundidad. Obsesionado con la búsqueda de la perfección, da Vinci nunca dejó de profundizar en su arte, como se muestra en su San Juan Bautista, creado al final de su vida.