Saltar al contenido

Teatro de Títeres – Concepto, Características y Concepto

¿Qué es el Teatro de Títeres?

Es un tipo de presentación teatral que utiliza títeres bidimensionales o tridimensionales operados por actores llamados titiriteros, que generalmente se ocultan de los espectadores detrás de una pantalla. Cada uno de los muchos tipos de presentación está determinado por el tipo de títere utilizado y el sistema de control. 

Conoce aquí la información completa del teatro

Entre los títeres se incluyen las marionetas, que se manipulan con cuerdas,  los títeres de mano (por encima de la cabeza),  los títeres de varilla,  y los títeres mecánicos. A veces se utiliza un objeto como un bloque, una pelota o un palo, que representa metafóricamente a un ser vivo, en lugar de una marioneta. Las marionetas varían en altura desde varios centímetros hasta el doble del tamaño de un humano. 

Definición del Teatro de Títeres

Normalmente el teatro de títeres es una representación dramática con las figuras y  con el diálogo o la música proporcionada por un titiritero. Se trata de una marioneta con una figura humana, animal o abstracta en su forma,  que se mueve con ayuda humana y no mecánica. 

Las diferencias en los tipos de presentaciones del teatro de títeres están generalmente condicionadas por la puesta en escena, el objetivo dramático, las tradiciones nacionales y la influencia de otros tipos de arte como las artes gráficas, los juguetes populares, la escultura, la mascarada y el cine.

¿Cómo se desarrolló el Teatro de los Títeres?

A partir del siglo XI, las iglesias y monasterios presentaban espectáculos que usaban títeres para dramatizar escenas de los Evangelios en los que el personaje principal era la Virgen María. El nombre Marion o Marioneta permaneció en los idiomas romano y alemán como un término general para el títere de teatro. 

En las lenguas eslavas, el nombre Marion designaba el teatro de marionetas (títeres de cuerda). Las presentaciones del teatro de marionetas se volvieron cada vez más actuales y seculares y, en consecuencia, fueron atacadas por la iglesia medieval. Desterrados de las capillas de las iglesias a la parvis, las representaciones de títeres se escenificaban más tarde en las plazas públicas y en las ferias. Las representaciones fueron prohibidas por la Inquisición, pero su contenido anticlerical y antifeudal continuó aumentando.

El teatro de títeres se remonta a las ceremonias y juegos paganos con símbolos encarnados de dioses que personificaban las fuerzas desconocidas de la naturaleza. Una de las formas más antiguas del arte teatral, el teatro de títeres generalmente utilizaba tramas y métodos tradicionales y figuras de reserva. 

Las presentaciones del teatro de títeres en la mayoría de los países se desarrollaron a partir de obras de misterio. En el antiguo Egipto, en el siglo XVI a.C., el teatro de títeres se desarrolló a partir de una obra religiosa sobre Osiris e Isis; en la antigua India y China, se desarrolló a partir de ritos religiosos. Hay referencias a los títeres en Herodoto, Xenofonte, Aristóteles, Horacio, Marco Aurelio y Apuleyo.

Teatro de Títeres

Características del Teatro de Títeres

El teatro de títeres incluye una múltiple variedad de espectáculos y una diversidad de tipos de títeres, pero excluyen ciertas actividades y figuras relacionadas. Las figuras de autómatas movidas por un mecanismo de relojería que aparecen cuando un reloj da una campanada no son títeres, y las representaciones de autómatas tan elaboradas como las que se realizan en el reloj de la catedral de Estrasburgo (Francia) o en el reloj del ayuntamiento de Munich (Alemania) deben excluirse de la consideración.

Debido a que se le ha concedido un origen común al teatro humano y de títeres,  una de las características particulares del teatro de títeres que le han dado su atractivo especial y que han asegurado su supervivencia durante tantos siglos, ha sido su complejidad, ya que, no es más sencillo de representar que el teatro humano, es más complicado, menos directo y más costoso en tiempo y en mano de obra para su creación. 

Sin embargo, una vez creado un espectáculo, puede ofrecer la ventaja de la economía de personal y de la portabilidad, porque un hombre puede llevar todo un teatro (de ciertos tipos de títeres) a la espalda, y un elenco de actores de títeres sobrevive casi indefinidamente.

Legado de este Teatro 

Entre los indios americanos, hay tradiciones de figuras de títeres usadas en la magia ritual. En África, los registros de títeres son escasos, pero la máscara es una característica importante en casi todas las ceremonias mágicas africanas, y la línea divisoria entre el títere y el actor enmascarado, no siempre es fácil de trazar. Se puede decir con certeza que el teatro de títeres ha antecedido en todas partes al teatro escrito y, de hecho, a cualquier tipo de escritura, porque representa uno de los instintos más primitivos de la raza humana.

Se afirma que, el teatro de títeres es la forma más antigua de teatro, el origen del drama en sí mismo. Es improbable que todas las formas dramáticas humanas se hayan inspirado directamente en los títeres, pero lo que si es cierto, es que desde un período muy temprano del desarrollo del hombre, el teatro de títeres y el teatro humano crecieron juntos, tal vez influenciados mutuamente, porque ambos tienen su origen en la magia simpática, en los rituales de fertilidad, en el instinto humano de representar lo que muchas veces se  desea que ocurra en la realidad.

A medida que el teatro de títeres  se ha venido desarrollado, sus orígenes mágicos han sido olvidados, para ser sustituidos por un mero sentido infantil de la maravilla o por teorías más sofisticadas de arte y drama, pero el atractivo de la marioneta incluso para las audiencias modernas está más cerca de un sentido primitivo de la magia de lo que la mayoría de los espectadores pueden darse cuenta.

Representantes de este Teatro

En la historia europea la marioneta representa el tipo más avanzado que es capaz de imitar casi todos los gestos humanos o animales. Sin embargo, a principios del siglo XX existía el peligro de que hubiera alcanzado un naturalismo estéril que no permitiera un mayor desarrollo artístico.

Algunos titiriteros encontraron que el control de la figura de la marioneta a través de las cuerdas era demasiado indirecto e incierto para dar los firmes efectos dramáticos que se requerían y recurrieron a la marioneta de varilla para lograr este drama. Pero, en manos de un intérprete sensible, la marioneta sigue siendo el medio más delicado, si bien más difícil, para el arte del titiritero.

Otro de los  representantes del teatro de títeres es un tipo de espectáculo de cabaret que se hizo popular a mediados del siglo XX, en el cual, el manipulador trabaja a la vista del público, que puede, si se interesa, estudiar los métodos de manipulación. Este hecho está muy lejos de la filosofía de los titiriteros europeos tradicionales de las generaciones anteriores, que guardaban los secretos de su oficio como si fueran trucos de magia.