Saltar al contenido

Teatro Simbolista – Historia, Desarrollo y Creación

¿Qué es el Teatro Simbolista?

el Teatro Simbolista fue considerado a finales del siglo XIX uno de los movimientos artísticos más importantes, su origen proviene de Francia y Bélgica, el cual fue creado mediante  un manifiesto literario publicado en 1886, en el que se declara el simbolismo como enemigo de la declamación, la enseñanza, la falsa sensibilidad y la descripción objetiva.

El teatro simbólico  busca representar una idea de forma sensible, cuyas intenciones se asocian más a la metafísica, contiene un contexto distorsionado de lo que viene siendo la descripción objetiva de las ideas y la expresión, utiliza el lenguaje literario como elemento cognoscitivo dentro de su obra, tratando de impregnar la composición con un aire denso de misticismo y misterio. 

Conoce aquí la información completa del teatro y sus orígenes en el siguiente botón.

El origen del teatro

Este tipo de teatro trata de transmitir al público una idea diferente donde el medio de expresión este compuesto de caracteres propios de la sinestesia, incluyendo musicalidades predominantes sobre los versos expresados en el acto.

El simbolismo en sí, fue una manifestación literaria en contra del naturalismo y realismo, a diferencia de su impacto en la poesía verdaderamente, la repercusión del simbolismo en el teatro fue de menor importancia, la intención de incluir el énfasis de la vida de ensueños y fantasías, no tuvo gran aceptación por parte de los críticos de la época, sin embargo, hubo varias obras que tuvieron gran éxito, como por ejemplo la obra Axel.

¿Cómo se desarrolla el Teatro Simbolista?

Como el simbolismo nace a partir de una manifestación literaria, crea sus bases a partir de los caracteres que contrastan del naturalismo y realismo, imponiendo la espiritualidad, la imaginación amplia y los sueños como elemento primordial de los versos, se entiende que el primer escritor en reaccionar con el movimiento simbólico fue Charles Baudelaire.

Los simbolistas eran anárquicos desde el punto de vista de contradecir los parámetros planteados en el verso perfecto, por lo que muchos simbolistas se fueron separando de este árbol de ideas, creando su propia escuela, el simbolismo se inclinó progresivamente a ser más hermético, desarrollando un modelo propio con una versificación más libre, descartando la claridad y objetividad que presentaba el parnasianismo.

Los teatrales simbolistas consideraban que se debía capturar ideas que tuvieran verdades absolutas, cuyo método de obtención fuera indirecto y ambiguo, por lo que el método de realización de las obras estaba compuesto de ideas que, contenían un contexto metafórico y sugestivo, además de los elementos sinestésicos que se utilizaban para captar los sentimientos del público, como la música y la expresión sensibilizadora ante las ideas expuestas en el teatro.

Legado del Teatro Simbolista

El legado del movimiento simbólico ha sido muy representativo en el mundo de las artes, en el teatro dejó una huella imborrable en todos sus elementos, a partir de sus composiciones literarias, desde la prosa y la narrativa hasta su contexto subjetivo más representativo, donde sus elementos son de un contexto más sensible, metafísico y ambiguo para determinar verdades absolutas de la naturaleza de la vida y la perspectiva del arte frente a este idea. 

Además el simbolismo ha dejado su influencia sobre otras ramas de las artes, principalmente en la literatura, punto de partida donde nacen las composiciones y el contenido del teatro, la poesía, la escultura y la pintura.

el Teatro Simbolista

Tipos de este Teatro 

Los tipos de teatro simbólico repercuten en las diferentes características empleadas para la obra ya que el teatro por lo general es una mezcla de artes escénicas y visuales, existe el teatro simbólico donde se hace principal énfasis a la música y el contexto que este representa como símbolo representativo en la obra, como existe el teatro donde se incluyen colores que traen un contexto representativo.

El teatro simbólico musical

Engloba como su nombre lo indica sonidos característicos que implican la representación de un símbolo o idea concreta, en coordinación con el carácter ambiguo que contiene este modelo de teatro, para representar una verdad absoluta a través de una representación que contengan múltiples elementos sinestésicos.

El teatro simbólico colorido

donde se hace un uso predominante en los colores para representar la obra, estos tienen múltiples significados arraigados a un símbolo u ideal en común, por ejemplo, en las artes el rojo se usa para mostrar, ira, pasión, deseo energía, fuerza entre varios sentimientos que asocian un carácter fuerte, hasta violento, el rosa por el contrario se usa para demostrar pureza, inocencia, amor y así con los demás colores que, influyen de una forma predominante en el teatro simbólico colorido.

El teatro simbólico gestual, incluye todo el trabajo de gestos desempeñado por los actores, este modelo trata de formar predominantemente la expresión artística mediante el movimiento y la exageración de gestos para transmitir las ideas ambiguas presentes en el teatro simbólico, por supuesto siempre el teatro vendrá acompañado de todos sus elementos, como lo es el vestuario, la música, la iluminación, los colores, la escenografía entre todos sus demás elementos característicos que lo conforman estrictamente bajo la palabra teatro.

Representantes de este Teatro

Los representantes del campo simbolista no sólo abarcaban el teatro, estos eran predominantemente poetas y literatos, quienes marcaron un punto de partida vital en la creación del teatro simbolista, los más importantes precursores del simbolismo son.

  • Charles Baudelaire, un reconocido poeta, ensayista y crítico de arte francés reconocido por su obra las flores del mal, sin embargo, el poeta tiene cientos de obras exitosas muy reconocidas en el mundo del simbolismo.
  • El poeta franco uruguayo Isidore Lucien Ducasse, también conocido como el conde de Lautréamont, fue un reconocido precursor del surrealismo, sus obras tuvieron impacto después de su muerte.
  • Stéphane Mallarmé, un poeta francés y crítico, considerado uno de los grandes del siglo XIX.
  • Jean Moréas, integrante del movimiento simbolista, fue un poeta, crítico, escritor, novelista y ensayista, responsable de crear el manifestó simbolista en 1886.
  • Germain Nouveau, un poeta francés reconocido en el círculo simbolista,  conocido por contribuir en la redacción de Dixains réalistes, con una obra literaria donde se criticaba a gran escala a los parnasianos.