La Escultura de Renacimiento, fuerte sentimiento religioso octubre 2018La Escultura de Renacimiento, fuerte sentimiento religioso octubre 2018

La Escultura de Renacimiento, fuerte sentimiento religioso

¿Qué es la Escultura Renacimiento?

La Escultura del Renacimiento es variada y muy a menudo ejecutada a gran escala. Así mismo, cabe resaltar que la escultura renacentista se distingue de la medieval principalmente por realismo físico y la composición clásica del renacimiento temprano que fue el período formativo del arte renacentista. En otras palabras, fueron los artistas del renacimiento temprano quienes iniciaron y desarrollaron el realismo físico y la composición clásica. Estos esfuerzos culminaron en el alto renacimiento, durante el cual se alcanza el punto de equilibrio clásico, la armonía y la moderación. Así, durante el renacimiento tardío, el clasicismo severo fue relajado, lo que permite una medida de complejidad y el dinamismo.
Por otra parte, el manierismo fue un movimiento secundario distintivo del arte renacentista tardío, y lo que más lo caracteriza es la deliberada búsqueda de la novedad y complejidad. Por lo tanto, en la escultura, manierista, las cualidades como la anatomía distorsionada (por ejemplo, extremidades alargadas) y posturas complejas, son parte de los principios utilizados para la construcción de las obras. Algunos artistas del último renacimiento trabajaban en un estilo manierista completo, mientras que otros simplemente fueron influenciados por el movimiento en diferentes grados.

¿Cómo se desarrolló la Escultura Renacentista?

La escultura del renacimiento tiene tres períodos el renacimiento temprano, el alto renacimiento y el renacimiento tardío. Así mismo, en el renacimiento temprano, fue desarrollada la habilidad artística del realismo físico y la composición clásica. Estos esfuerzos culminaron en el alto renacimiento, durante el cual los artistas alcanzaron la cima del equilibrio clásico, la armonía y moderación. Luego vino el último renacimiento, el tardío, durante el cual el severo clasicismo fue relajado para permitir una medida de complejidad y dinamismo.

En relación con los materiales, la escultura del renacimiento le otorga menos importancia a la utilización de metales preciosos, como oro y plata, que la escultura gótica. Por lo que, el bronce se convirtió en un material preferido por los escultores del renacimiento, no sólo debido a su ductilidad y durabilidad, pero también debido a su brillo dorado, para ser empleado primero para relieves, y luego para las estatuas, bustos, retratos y elementos menores. Aún así, la fundición del bronce seguía siendo problemática durante algún tiempo, por lo que, los bronces del renacimiento temprano no estaban pulidos. Sin embargo, en el alto renacimiento, durante el siglo XVI,  se lograron superar estas dificultades.

La creciente demanda del intrincado detalle decorativo en la escultura de piedra llevó a un aumento significativo en el uso de mármol y la piedra caliza, como  también la  piedra arenisca fina y la piedra serena. De igual manera, fue muy frecuente el uso del mármol blanco de Carrara para la escultura monumental y a menudo se suavizó en color haciendo uso de la cera, como también la escultura de mármol muy colorida era rara. Mientras tanto, los detalles finos como alas de ángeles, el cabello y los adornos de los trajes generalmente eran dorados.

El rango de la escultura fue considerablemente extendido por una mayor introducción de la terracota, que era un sustituto mucho más barato que el mármol esmaltado e igualmente duradero. Para los retablos, púlpitos y fuentes, pronto se empleó el barro como también el estuco era un tipo de material más barato  hecho de arena y polvo de mármol. Igualmente, la talla en madera era también frecuente, pero sólo en las regiones boscosas con preeminencia de talladores de madera, al sur de Alemania.

En materia de práctica técnica, el uso de herramientas e instrumentos, por los escultores del renacimiento se llevó a cabo, generalmente siguiendo los métodos de los escultores clásicos, aunque había un énfasis mucho mayor en la pictórica y gráfica. Por lo que, en consonancia con la filosofía de arte del renacimiento, el diseño fue visto como primordial. Así los diseños sobre el papel eran una característica importante del proceso de la escultura. De hecho, en los estudios preliminares, se incorporan modelos de arcilla, cera o madera y a veces se desarrollaron hasta el punto donde la ejecución real de la obra (en bronce o mármol) se podría hacer por un artesano o un aprendiz experto.

El Renacimiento Temprano

En Roma, el patrocinio de la pintura y escultura fue frecuentemente una prioridad papal, como en los tiempos del Papa Sixtus IV y Julius II. Por lo tanto, la pintura y  escultura del renacimiento italiano fue significativamente influenciada por un renacimiento de formas y temas clásicos. Así, la Italia medieval nunca se olvidó de la escultura griega o la escultura etrusca y romana, durante el período 800-1400.  Sin embargo, esta inspiración clásica se comprobó formalmente por las influencias alemanas de Lombard y Frankish. Por lo tanto, el regreso a las formas antiguas pudo haber comenzado en el momento del escultor de Apulia, Niccola Pisano (c.1206-1278), y aunque sobrevivió a un número de tradiciones góticas, por lo general tomaron una forma progresivamente más “clásica”. Igualmente, otra característica de la escultura del renacimiento temprano fue su naturalismo. Esto es evidente por el aumento de temas contemporáneos, así como por el cambio de un tratamiento convencional a uno más naturalista y realista de proporciones, estructuras anatómicas, cortinas y perspectivas. Igualmente, las esculturas fueron enérgicamente góticas en carácter. Después de esto, vino un período más clásico y por último un período más dramático.

La demanda y la temática religiosa

La demanda para la escultura durante el quattrocento (siglo 15) y el cinquecento (siglo 16) fue principalmente religiosa. Ya que los exteriores de las iglesias fueron adornados con esculturas, no sólo en los portales, sino a menudo toda la fachada exterior era cubierta con estatuas y relieves. Igualmente, el interior de las iglesias fue colmado con el arte del retablo, marquesinas, púlpitos, coros, pilas bautismales y tabernáculos, así como  también, de estatuas  individuales de Santos y Ángeles. De igual manera, las puertas fueron fundidas en bronce y decoradas con relieves, mientras que las zonas del coro fueron adornadas con tallas figurativas. Así mismo, las paredes interiores de las iglesias del Renacimiento se encartan con tumbas funerarias y sarcófagos, en conmemoración a arzobispos, obispos, generales, políticos y aristócratas.

La Decoración escultórica en forma de estatuas y relieves también fueron diseñados para seculares palacios y mansiones, mientras que los jardines y plazas públicas fueron decorados con estatuas fuentes y jarrones, a menudo creados por los más eminentes escultores del renacimiento. Además, los temas para la escultura eclesiástica del renacimiento temprano fueron tomadas del antiguo o nuevo testamento de la Biblia, siendo el tema más popular,  la Virgen con el niño.

En este sentido, en el renacimiento temprano, las estatuas de las Catedrales eran relativamente poco elegantes y pesadas con cortinas de profetas y evangelistas que son apenas retratos de sus propios contemporáneos. Sin embargo, en su escultura de la relevación, el escultor Donatello demostró una mejora en las esculturas, mediante el uso de la técnica de la perspectiva a través de planos sobre todo en la fuente para el Baptisterio de Siena. Por lo tanto, el realismo anterior ahora fue substituido por un clasicismo refinado, junto con un notable sentido del drama, tal como se contempla en la estatua de bronce del David. Luego, en un tercer período, que va desde 1444 hasta 1466, se presenciaron en las esculturas un mayor desarrollo del sentido del drama, generalmente a costa de composiciones exageradas y desequilibradas. Así, durante la segunda mitad del siglo XV, la demanda de obras de escultura, monumentales de mármol y bronce crecieron significativamente. Igualmente, las Iglesias recibieron tallados retablos, púlpitos, tumbas y estatuas, mientras que los palacios seculares fueron adornados con puertas esculpidas, frisos, relieves y Bustos de retrato.

El Alto Renacimiento

El alto renacimiento es un estilo de arte desarrollado en Italia a  finales del siglo XV y principios del siglo XVI, principalmente caracterizado por un énfasis en en el dibujo, esquematizado, por composiciones a menudo centralizadas y la ilusión del volumen escultórico en la pintura. De está manera, durante el alto renacimiento en Italia, la escultura estuvo mucho menos dominada por la arquitectura y la pintura. Por ejemplo, la arquitectura se convirtió más en escultura (las pilastras fueron reemplazadas por columnas), mientras que en la pintura, el modelado y la perspectiva superaron al esquema y la composición. Igualmente, cambió el gusto por la escultura. Así, el intrincado bajorrelieve decorativo fue sustituido en gran parte por el alto relieve y escultura en redondo. Por lo tanto, la nobleza del diseño llegó a ser menos importante que la modelación, la postura (de brazos y piernas) y el movimiento en cortinas. Además, el efecto fue muy importante, y aunque se mantuvo la influencia de la escultura clásica, sólo de vez en cuando se produjo la reproducción de formas antiguas.

Durante el alto renacimiento la virgen aparecería con frecuencia en compañía de los Santos. Se esculpieron igualmente en este período, las historias de la vida de Cristo, de la Virgen, de San Francisco y otros santos, que eran muy comunes tanto en la escultura como en la pintura. A medida que el renacimiento se iba desarrollando, algunas leyendas eclesiásticas fueron fijadas en un fondo clásico, tal es el caso de numerosas esculturas cívicas seculares, también, en consonancia con los valores clásicos, la desnudez era común.

En el alto renacimiento, destacan artistas como Miguel Ángel, porque fue igualmente famoso tanto como arquitecto, como escultor y pintor. No obstante, su fuerte fue principalmente la escultura, con un trabajo, sobre todo relacionado con la forma humana. En un primer período (aproximadamente 1488-1496) su trabajo de la escultura, es comparable con la de Donatello, excepto que era más libre y más clásico. Retrató a la Virgen y el niño con el mismo grado de dignidad y humanidad que se encuentra en los relieves griegos. Se regocijaba en su estudio de la forma humana desnuda en su obra, la batalla de los centauros. De igual manera, en un segundo periodo (c.1496-1500) demostró aún más su enfoque en el cuerpo humano. Su pesada cortina se hizo a un lado, con la conmovedora piedad, en la catedral de San Pedro, ni hablar de la nobleza de su David. Su estilo al final del período entre los años (1500-1564), fue ejemplificado por el Moisés (de la tumba del Papa Julius II) y por las figuras en las tumbas de los Medici, en la que demostró una mayor armonía en su tratamiento. Así, sus esculturas modelados, posturas, cortinas, son de una expresividad, más finamente equilibrada.

El Renacimiento Tardío

Una característica del renacimiento tardío, fue la creación de un movimiento secundario distintivo de este período como lo fue el manierismo, distinguido por la deliberada búsqueda de la novedad y la complejidad. Así, en la escultura, el enfoque manierista dio lugar a complejas posturas y una anatomía distorsionada (por ejemplo, extremidades alargadas). Muchos artistas del renacimiento tardío  trabajaron en un estilo manierista completa, los que no fueron influenciados completamente por el manierismo, lo hicieron en diversos grados. Por lo que, el escultor principal manierista de finales del renacimiento fue Giambologna, cuya obra maestra es el mercurio volando. También famoso por su obra el rapto de las sabinas.

¿Cuáles son los principales representantes de la Escultura Renacentista?

El fundador de la escultura renacentista fue Ghiberti, cuya obra maestra son las puertas del Paraíso, un par de puertas de bronce para el Baptisterio de Florencia. Los paneles principales de estas puertas son diez escenas bíblicas con impresionante realismo, incluyendo la perspectiva profunda.
Hay varios ejemplos en Florencia de Escultura renacentista, tal es el caso del David de Miguel Ángel. De igual manera, en la Catedral de San Pedro, en Roma se tienen  obras de Bernini y Miguel Ángel, y el altar papal hecho en bronce dorado es un ejemplo de la belleza y perfección de está escultura. Así mismo, la plaza delante del Palazzo Vecchio de Florencia es conocida como la Piazza della Signoria. Este lugar y los alrededores está lleno de varios excelentes trabajos.  Algunos del más temprano Renacimiento que son esculturas creadas por los artistas Gilberti, Donatello y Verrocchio maestro de Leonardo Da Vinci.

Uno de los de Ghiberti, Donatello, se convirtió en el más grande escultor del renacimiento temprano. Fue Donatello que finalmente había restablecido estatuas clásicas (a partir de San Marcos), incluyendo estatuas ecuestres (con Gattamelata, la primera estatua ecuestre desde la antigüedad), siendo que sus principales obras incluyen a San Jorge y David.

El Maestro indiscutible de la escultura del alto renacimiento es Michelangelo, que divide su carrera entre Florencia (su ciudad natal) y Roma. Por lo que, la Piedad es la joya de sus primeros trabajos, mientras que a menudo se considera el David, como su obra maestra, la escultura más grande de todos los tiempos. Quizás, su trabajo sobre todo final puede ser el Moisés. Puesto que, aunque la carrera de Miguel Ángel se extendía en el último renacimiento, la mayoría de las fechas de su escultura es del alto renacimiento y  sus últimos años fueron dedicados a la pintura y arquitectura.
El escultor manierista pionero del flamenco italiano fue Giambologna. Como se señaló anteriormente, las características típicas de la escultura manierista son las complejas posturas y la anatomía alargada. La calidad anterior es evidente en las esculturas del violento rapto de las sabinas de Heracles y Nessus, así como la estatua más apacible de mercurio. Igualmente, en está escultura de mercurio también se pueden apreciar las extremidades alargadas, como también en la estatua femenina titulada la arquitectura.

Otros dos seguidores de Donatello incluyen: Bernardo Ciuffagni (1385-1456), creador de la escultura de San Mateo sentado en la Catedral de Florencia; y Agostino di Duccio (1418-1481) creador de las columna modales-estatuas en la fachada de San Bernardino en Perugia y las esculturas de la relevación en San Francesco en Rimini. Como su tío Luca Della Robbia (1400-1482), Andrea della Robbia (1437-1528) fue un muy distinguido exponente de la escultura de la terracota, que destacó por su Bambino Tondi.

La Escultura de Renacimiento, fuerte sentimiento religioso
Titulo
La Escultura de Renacimiento, fuerte sentimiento religioso
Descripción
La Escultura de Renacimiento se distingue de la medieval principalmente por realismo físico y la composición clásica del renacimiento temprano que fue el período formativo del arte renacentista.
Autor
Editor
tiposdearte.com